Actualizado: 11:29 CET
Sábado, 03/08/2019

Jerez

Los pollos de alimoche nacidos en el Zoo se adaptan a su nuevo entorno

El parque jerezano es el único zoo que reproduce esta especie de buitre en España

  • Una de las crías de alimoche

Los dos pollos nacidos en el Zoobotánico de Jerez, Fer y Panteley, se han adaptado perfectamente a su entorno de reintroducción en la zona de Los Balcanes. El Parque jerezano, que participa en el Plan de Reproducción ex situ del alimoche, es el único que reproduce a este especie de buitre en España.

El Zoobotánico Jerez participa en este Plan de reintroducción, que está coordinado por la Asociación Europea de Zoos y Acuarios, y que se enmarca dentro del Programa Europeo de especies en Peligro. Actualmente, el parque cuenta con una pareja de alimoches dentro de este plan de reproducción que está dando muy buenos resultados. De hecho dos de sus pollos, Pantaley (nacido en 2017) y Fer (2018), se encuentran en libertad siendo ambos soltados en Bulgaria, dentro del Proyecto Green Balcans.

El delegado de Protección y Bienestar Animal, Rubén Pérez, ha destacado que “el Zoobotánico sigue realizando una labor extraordinaria para la conservación de especies amenazadas. Todo el personal del zoo se siente muy satisfecho de que los pollos nacidos en nuestras instalaciones hayan podido ser soltados en sus hábitats naturales y se hayan adaptado perfectamente a vivir en libertad. En definitiva, ése es uno de los principales objetivos de nuestro zoo, contribuir a la recuperación de especies que puedan a vivir en la naturaleza”.

“Es un orgullo además que seamos el único zoo de España que reproduce a los alimoches. Este mismo año ya ha nacido una nueva cría, que seguirá el mismo camino que sus hermanos, siendo ya 18 las crías de alimoche nacidas en el Zoo de Jerez, siendo el zoológico que más veces ha criado esta especie a nivel mundial. En este sentido hay que felicitar la espléndida labor que realizan los profesionales de nuestro Zoobotánico” ha señalado el delegado.

Tanto Panteley como Fer forman parte de un proyecto de seguimiento para conocer sus costumbres migratorias  confirmando la consecución de unos de los objetivos prioritarios del Zoobotánico Jerez: la reintroducción de especies en peligro de extinción o en espacios donde ya han desaparecido.

El seguimiento de los dos ejemplares ha dado como resultado que se conozcan los movimientos que han realizado en su lugar de suelta, en los Balcanes. Fer, en compañía de Andi, un ejemplar nacido en un zoo europeo, ha enfrentado muchas dificultades al comienzo de su liberación, desde encontrar lugares seguros para pasar la noche hasta evitar los ataques de los cuervos.


Afortunadamente, las aves consiguieron sobrevivir. Andi fue el primero en visitar la estación de alimentación cerca del sitio de lanzamiento, y después de unos días, Fer la siguió. Después de descubrir la situación de la comida, los dos buitres se centraban en practicar sus habilidades de vuelo. Se elevaban con la ayuda de las térmicas de aire caliente o se deslizaban por los acantilados e incluso giraban hacia el suelo y luego se levantaban con orgullo. También aprendieron a repeler a los cuervos.

La otra cría jerezana, antes de su regreso al sitio de lanzamiento en Bulgaria, ha invernado en Creta, Grecia. En los primeros días de su llegada, se estaba alimentando intensamente de la estación de alimentación y recuperándose de la migración.

Inmediatamente comenzó a alimentarse junto con Andi y Fer. Una vez que recuperó su fuerza, se apresuró a explorar los Balcanes. Primero, hizo una visita a la montaña Sakar, y luego hizo una visita a Turquía y la montaña Strandzha. Después de un tiempo, decidió ir aún más lejos y emprendió el viaje más largo hasta ahora al llegar al río Danubio en el norte del país. Incluso se mudó al suroeste del sitio de lanzamiento y llegó a las tierras bajas cerca de Plovdiv. Después de sus viajes, Panteley siempre regresa a la estación de alimentación en Rhodopes del Este.

Fer explora el área circundante, pero aún está más unido a la estación de alimentación y al sitio de liberación. Se mueve al este y al norte del lugar y también visita algunos otros territorios de buitres egipcios. Visitó la estación de alimentación cerca de Madzharovo e incluso fue visto alimentándose junto con un gran grupo de buitres leonados. Fer parece estar muy tranquilo y siempre es amigable con las otras aves que visitan la estación de alimentación. Vuela excepcionalmente bien y es excelente para avistar cadáveres en la naturaleza.

 

El objetivo final d los proyectos de conservación realizados por los zoológicos es la liberación en la naturaleza de ejemplares nacidos en cautividad. Se ha realizado con numerosas especies destacando el lince ibérico, ibis eremitas, alimoches, buitres leonados, camaleones o cernícalos primillas.

COMENTARIOS

Publicidad AiPublicidad Ai
Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
Publicidad Ai
chevron_left
Salud realiza seguimiento a 11.428 andaluces para prevenir el calor
chevron_right
Aumentan las víctimas de violencia de género atendidas por el IAM