Actualizado: 23:26 CET
Lunes, 22/07/2019

Escrito en el metro

Qué hacemos con la ciudad

Publicado: 10/07/2019 ·
21:15
Actualizado: 10/07/2019 · 21:19

En pocos años el litoral andaluz estará flanqueado por una gran muralla de grandes edificios

  • El que a buen árbol se arrima...

Marcos Castro Bonaño ha organizado para la semana que viene un curso con este sugerente título, al que preludia con esta disyuntiva: Colapso o Resiliencia. Cowley afirmaba que Dios creó el primer jardín y Caín la primera ciudad, y no estaba exento de razón porque la planificación de la ciudad tiene desde sus orígenes, hace miles de años, más de cainita que de generosidad. La planificación urbana parece una operación tan sencilla como jugar al Monopoly o al Simcity, pero se ha envuelto en procedimientos cada vez más complejos y cargado de gateras jurídicas que dan como resultado a veces a productos insospechados, más aun cuando se impregna de ideologías que sobrepasan el interés general. Lo más sencillo parecería que fuesen lascalles de dimensiones adecuadas y con sus respectivos servicios lo primero se construyese, luego que se dispusieran los equipamientos y servicios comunitarios como colegios o zona verdes y finalmente aparecieran las viviendas que dieran confort a sus habitantes. Esta ecuación tan simple es alterada una vez más por las necesidades del mercado. En Teatinos ha germinado de la noche al día un gigantesco Godzilla, de brazos abiertos que parecen querer atraparte en abrazo monstruoso, y junto a él una serie de retoños que compiten en altura en su cercanía. Era el sueño de los planificadores de los 80, que se plasma cuatro décadas después en unas condiciones sociales, económicas y ambientales totalmente distintas. Sin embargo ni un solo árbol nuevo se ha plantado en Teatinos.  Es la evidencia de que la veda del urbanismo catalogado de salvaje durante la última década del siglo XX se ha levantado, sin observar que el Cambio global al que alude Castro nos conducirá con esta forma de actuar al colapso urbano. De esta manera en pocos años el litoral andaluz estará flanqueado por una gran muralla de grandes edificios, porque desde Hammurabi  casi todos los regidores han soñado con dejar la huella de que ellos acariciaron el cielo. Luego vendrán las lamentaciones cuando, como en la Torre de Babel, las fuerzas de la Naturaleza expongan su potencia. Zenón de Elea decía ante sus observaciones críticas que dichosa la ciudad donde se admira más las virtudes de sus habitantes que la grandiosidad de sus edificios.

COMENTARIOS

Autor en Andalucia Información

Salvo Tierra

Salvo Tierra es profesor de la UMA donde imparte materias referidas al Medio Ambiente y la Ordenación Territorial

Escrito en el metro

Observaciones de la vida cotidiana en el metro, con la Naturaleza como referencia y su traslación a política, sociedad y economía

VISITAR BLOG
Publicado: 10/07/2019 ·
21:15
Actualizado: 10/07/2019 · 21:19
Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai
Publicidad Ai
chevron_left
Cuatro detenidos en Jaén tras hallarse el cadáver de un joven
chevron_right
Desmantelada una plataforma de 'narcolanchas' en Chafarinas