Actualizado: 17:35 CET
Martes, 23/07/2019

La Junta reactiva la VPO pública con una tanda de 1.000 pisos

Serán promociones con precios asequibles y un régimen de duración de 25 años, para lo que la Consejería de Fomento invertirá 21,1 millones de euros

  • La Consejería de Fomento asegura que reflotará la construcción de VPO con el Plan Vive.
  • Sólo el 0,89% de las viviendas que se hicieron en 2018 tenían alguna protección
  • La consejería se abre a cualquier promotor, ya sea público o privado
  • El Plan Vive prevé construir hasta 40.000 casas entre los años 2020 y 2024

La construcción de vivienda pública va camino de retomar su decaído pulso, o al menos esa es la intención de la Consejería de Fomento. El primer paso para ello es la convocatoria inminente de 21,1 millones de euros para la construcción de entre 700 y 1.000 viviendas que se destinarán a alquiler con precios “asequibles” y un régimen de duración de 25 años.

Así lo anunciaba la consejera del ramo, Marifrán Carazo (PP), en su comparecencia este miércoles en comisión parlamentaria, en la que apuntaba que la oferta de vivienda protegida ha caído un 92% en los últimos años, es decir, que sólo un 8% eran VPO. La cifra es todavía más baja si nos atenemos a 2018, cuando se terminaron 9.656 hogares de los que sólo 86 tenían algún tipo de protección, un minúsculo 0,89%.

Carazo subrayó la evidencia de que “hay un sector de la población que no está teniendo una oferta adecuada a sus posibilidades”, de ahí que esta primera convocatoria la presentara como la primera medida del “impulso a la promoción” de nuevas VPO. El objetivo es “recuperar la oferta de vivienda a precio asequible”, tanto en venta como en alquiler y ya sea con impulso público o privado.

“Haremos vivienda con precios limitados”, insistió la consejera, que también apuntó a la eliminación de burocracia como otra iniciativa para fomentar la construcción. Incluso llegó a “garantizar” que estas casas “va a llegar a las personas que reúnen los requisitos y no pueden acceder viviendas en el mercado libre”. Jóvenes, familias con menores y personas con pocos recursos y en riesgo de exclusión “son los que más preocupan”, apostilló.

El guante se lo recogió el parlamentario de Adelante Andalucía Diego Crespo, no sin poner en duda las intenciones reales del Gobierno andaluz, para lo que puso como ejemplo que se ha puesto en venta suelo público para vivienda libre y VPO pero con promotores privados. “Ustedes venden Andalucía y su suelo, están vendiendo el patrimonio de todos los andaluces”, básicamente porque “necesitan dinero porque han bajado los impuestos a los más ricos”.

Parados desde 2008


Carazo le replicó que no dude de las intenciones de su departamento, porque “el objetivo es favorecer la vivienda digna, sobre todo de los que más necesitan la ayuda de la Junta”. Así que brazos abiertos a los promotores privados si ayudan a desbloquear una situación atascada porque “desde 2008 la promoción ha sido nula”.

La consejera también recordó que ya se trabaja en un nuevo programa de vivienda, el Plan Vive, que se desarrollará entre 2020 y 2030. El objetivo es hacer 40.000 nuevos hogares (la mitad para jóvenes) sólo entre 2020 y 2024.

La movilidad sostenible es de izquierdas

Además de vivienda, Marifrán Carazo compareció para explicar sus planes en materia de movilidad sostenible, atendiendo así una petición del PSOE y otra de Vox. La sorpresa la dio el partido ultraconservador, cuando su portavoz, Alejandro Hernández, se desmarcó con que eso de la movilidad sostenible no les gusta ni un pelo. “Con el calificativo sostenible nos ponemos en guardia, nos preocupa el entusiasmo con que centroderecha y centroizquierda lo han asumido con todo lo que conlleva”, apostilló.

Es decir, que lo de la movilidad sostenible es cosa de izquierda. En el PSOE se llevaban las manos a la cabeza, “es surrealista que un grupo que no cree en la movilidad sostenible pida una comparecencia para hablar de ello”. La consejera tampoco entendía la historia, y aprovechó para garantizar que “este nuevo Gobierno está entusiasmado con la movilidad sostenible”.

En todo caso, al margen de lamentar que las grandes aglomeraciones urbanas andaluzas tienen “una movilidad altamente insostenible”, Carazo anunció que en esta legislatura aprobará una nueva Ley de Ordenación del Transporte y de la Movilidad Sostenible, ya que la ahora vigente es de 2003.

COMENTARIOS

Publicidad Ai Publicidad Ai
Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
Susana Díaz acusa a Iglesias de "buscar su salvavidas en el Gobierno"
chevron_right
Cuatro detenidos en Jaén tras hallarse el cadáver de un joven