Actualizado: 14:32 CET
Lunes, 05/08/2019

Arcos

PSOE: "El Presupuesto del Gobierno andaluz castiga a la Sierra"

Critica la ausencia de inversiones para el desarrollo de la comarca y la falta de compromiso del ejecutivo PP-C's

Rueda de prensa del PSOE para analizar el Presupuesto andaluz.

1

Rueda de prensa del PSOE para analizar el Presupuesto andaluz.

2

Rueda de prensa del PSOE para analizar el Presupuesto andaluz.

3

Tras el rechazo de su enmienda a la totalidad, el PSOE ha explicado con todo detalle la repercusión del Presupuesto andaluz en Arcos y la Sierra, cuya primera nota negativa es la desaparición de inversiones en distintos capítulos. Las cuentas no reflejan las actuaciones proyectadas para mejorar la carretera Arcos-El Bosque, como tampoco contempla la construcción de la depuradora de Jédula y, lo que es peor, no da luz verde al millón y medio de euros anunciado por el gobierno de Susana Díaz para detener el deslizamiento de la ladera oeste de Arcos, es decir, las obras de La Verbena. En suma, un cúmulo de situaciones fuera de presupuesto que hacen dudar del compromiso del ejecutivo andaluz con la comarca, como han explicado las parlamentarias por Cádiz Araceli Maese y Noelia Ruiz.

Ambas han comparecido junto a la secretaria General del PSOE en Arcos, Ana Carrera, y el alcalde de la ciudad, Isidoro Gambín, quien se ha reiterado en “el castigo” que supone para la comarca las inversiones del Gobierno andaluz. Carrera llegó a definir el Presupuesto como “el peor de la historia de la Junta” por recortar en sanidad, educación y en empleo, para preguntarse dónde está el presidente andaluz que, siendo candidato, prometía monitores escolares para Arcos y que ha acabado por suprimir una línea de Infantil en la ciudad.

La también secretaria provincial de Organización del PSOE, Araceli Maese, ha tildado el Presupuesto de “derechas y antisocial”, ya que al suprimirse el impuesto de sucesiones se beneficia -señala- a los más ricos. En materia de empleo, se cuestiona cómo la Junta creará los prometidos 600.000 puestos de trabajo cuando recorta un 15 por ciento las partidas destinadas a las políticas activas de empleo; los supuestos recortes del 32 por ciento en sanidad y educación (140 millones de euros) y en las partidas para la lucha contra la violencia de género y de ayudas a las familias y al colectivo LGTB, con lo cual -explica la parlamentaria- se deja entrever la mano de Vox en la toma de decisiones del Gobierno andaluz.

Maese considera que los partidos del ejecutivo andaluz “se han olvidado de la gente” y, particularmente, de la Sierra, a la que restan con su propuesta presupuestaria oportunidades de desarrollo. Prueba de ello, señala, es la falta de inversiones en sanidad, depuradoras, carreteras, educación y otras políticas, para cuestionarse dónde están los chalecos reflectantes que lucía hace unos meses el PP reivindicando la prolongación de la autovía desde Arcos a Antequera, entre otras demandas. Es decir, políticas que el PSOE considera fundamentales para la cohesión del territorio serrano y sus conexiones con el resto de Andalucía.

Por su parte, Noelia Ruiz también se ha referido a los recortes presupuestarios y, en particular, se ha lamentado del uso “torticero” del Gobierno andaluz de los datos sobre las listas de espera en centros hospitalarios, y además ha hablado de las auditorías forzadas presumiblemente por Vox para justificar despidos en la Junta de Andalucía. También respecto a la Sierra, Ruiz se ha lamentado de que el Presupuesto andaluz no refleje partidas para el arreglo de la Vía Verde por los daños ocasionados por las lluvias y que tampoco se habilite el helicóptero sanitario del 061 para estar operativo todo el año. En conclusión, Noelia Ruiz asegura que la Junta sitúa a Arcos y la Sierra en “la cola” de las inversiones.

COMENTARIOS

Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai
Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
Churriana pide poner en valor el yacimiento Mozárabe de Finca Atalaya
chevron_right
La Junta diseñará una estrategia frente al desafío demográfico