Actualizado: 12:25 CET
Miercoles, 11/12/2019

Andalucía

Andalucía, en la senda del año récord en viajeros e ingresos

El verano arranca con optimismo con una previsión de aumento de viajeros del 6% que reafirma las expectativas de la Junta de llegar a los 31,5 millones

  • Marín.

El verano arranca con optimismo para el turismo en Andalucía, con una previsión de aumento de viajeros cercana al 6 por ciento, que reafirma las expectativas de la Junta de que en 2019 se llegue a la histórica cifra de 31,5 millones de turistas y la aportación del sector al PIB roce los 22.000 millones.

El vicepresidente de la Junta y consejero de Turismo, Juan Marín, ha afirmado en una entrevista con Efe que los indicadores apuntan a este verano se va a producir un incremento "muy importante" de turistas respecto al pasado año, del 5,7 por ciento en el mercado nacional y algo más del 6 por ciento en el internacional.

Estas previsiones apuntalan las previsiones para el conjunto de 2019 formuladas por su departamento a principios de año, que oscilaban entre el 2,4 y 3,5 por ciento de crecimiento.


"Ahora mismo, todo nos lleva a suponer que vamos a estar por encima del 3 por ciento" en 2019, lo que supondría alcanzar la cifra de 31,5 millones de turistas, frente a los 30,6 millones de 2018.

Eso se traduciría en un aumento "importantísimo" de la aportación del turismo a la economía andaluza, que fue de 21.200 millones el pasado año, de manera que podría aproximarse a 22.000 millones de euros, lo que evidencia la importancia de este sector, según Marín.

El turismo se ha convertido en "un sector estratégico", por lo que hay que "hacer un esfuerzo en poner todas las herramientas" para mejorar la competitividad, como la línea de 8,9 millones en ayudas dirigidas a municipios, pymes y emprendedores.

Pese a las cifras récord, Marín asegura que la apuesta de "futuro" no es atraer a más viajeros, sino "turismo de más calidad que pernocte más días" y con un gasto medio más elevado, de ahí la estrategia que incide en segmentos como el turismo cultural, deportivo o de elite y en la diversidad de la oferta.

"Tenemos un escenario natural que nos permite poder hacer una oferta que ningún otro país puede competir con nosotros", que no solo abarca playas, sino gastronomía, deporte, patrimonio o seguridad, y "tenemos que ser inteligentes, aprovecharlo".

Con las premisas de elevar el gasto de los turistas, reducir la estacionalidad y atraer a nuevos perfiles de viajeros, trabaja la Consejería en el Plan de Acción para 2020, que Marín espera poder presentar en septiembre.

Se trata de un plan que apuesta por la innovación y el desarrollo digital de la oferta andaluza, en un escenario en el que internet gana peso en las reservas, con el 38 por ciento de las contrataciones de alojamientos hoteleros en Andalucía en 2018.

Esta apuesta digital se va a plasmar tanto en los principales mercados internacionales (Reino Unido y Alemania) como en los emergentes, caso de China, al que se va a destinar 100.000 euros en mercadotecnia, con reclamos como la cultura, el patrimonio, el flamenco o la gastronomía.

En cuanto a la asistencia a ferias, Marín señala que Andalucía estará presente en más eventos, pero la idea es "redirigir" la participación "después de la evaluación de resultados este año".

Entre los mercados en los que Andalucía buscará oportunidades de negocio está Latinoamérica, para lo que se aprovechará el V Centenario de la Primera Circunnavegación y las misiones inversas.

Marín confía en poder conectar Andalucía con vuelos directos, a través de Málaga y Sevilla, con Buenos Aires y Santiago de Chile. "Si nos adelantamos a los competidores seremos capaces de garantizar la llegada de mucho turismo en los próximos años", ha augurado.

"Lo hablaremos en octubre y noviembre y veremos realmente la capacidad que tenemos no solamente de convencer a los turoperadores, sino también a los empresarios", ha explicado.

El vicepresidente admite que le preocupa la conectividad de Almería, por lo que se trabaja para "equilibrar esa falta de visitantes" con vuelos directos, fundamentalmente con Alemania.

En julio espera disponer del borrador del decreto de clasificación hotelera por puntos, en el se valorarán actuaciones de mejora de la accesibilidad, además de criterios laborales.

"Tenemos que ser proactivos, no esperar a que vengan las vacas flacas", defiende Marín.

COMENTARIOS

Publicidad Ai
Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
Publicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
Condenan al empleado de una farmacia por quedarse con 56.000 euros
chevron_right
Los Lego toman por asalto el Muelle Uno de Málaga