Actualizado: 17:45 CET
Domingo, 21/07/2019

Quien a buen árbol se arrima...

La filosofía que no sabes que sabes

Publicado: 11/06/2019 ·
22:31
Actualizado: 11/06/2019 · 22:31

El primer impulso parte de una pregunta, algo innato en el ser humano. Ser conscientes de uno mismo, de lo que ocurre dentro y fuera de mí, de lo que...

El primer impulso parte de una pregunta, algo innato en el ser humano. Ser conscientes de uno mismo, de lo que ocurre dentro y fuera de mí, de lo que recuerdo de mi pasado y de lo que proyecto para mi futuro, nos llena de interrogantes. La necesidad de encontrar respuestas se acrecienta porque tomamos conciencia, muchas veces dolorosa, de la temporalidad de casi todo a lo que nos aferramos, que tiene fecha de caducidad, lo cual nos lleva a buscar sentido, buscar algo firme sobre lo que sustentar la vida.

Todos somos filósofos en potencia, todos buscamos la verdad, todos amamos la sabiduría, aunque nunca utilicemos esa forma de decirlo, porque todos queremos encontrar las respuestas correctas a nuestras inquietudes.

Uno de los grandes estímulos de la creación cultural es la formulación de las preguntas comunes a todos, y de las posibles respuestas. Así, rastreamos en el acervo cultural de nuestra sociedad, y confrontamos lo que hallamos con los demás a través de la comunicación, o dentro de nosotros mismos a través de la reflexión. Y este acercamiento a la cultura es un acto filosófico, porque nos sentimos identificados de alguna manera con un contenido particular, que nos proporciona sensaciones y respuestas, o nos ayuda a definir mejor las interrogantes de nuestra vida.

Encontramos preguntas filosóficas en todos los ámbitos de la cultura: el cine, la literatura, el teatro, las artes plásticas, las letras de las canciones, la poesía slam, los vídeos cortos, el manga, los cómics, las series, los vídeo-juegos y tantas otras producciones culturales, contienen muchas veces inquietudes interiores o respuestas a dichas inquietudes que dan forma a un desarrollo filosófico.

El sistema educativo actual con la supremacía de las habilidades laborales frente a las capacidades humanas esenciales (tecnología versus humanidades), la concepción simplista del ser humano, o la excesiva preponderancia de las reglas del mercado, distorsionan y condicionan la capacidad de la cultura para vehicular las inquietudes filosóficas. Pero mientras surjan las preguntas interiores, las mil y una formas diversas del “quién soy”, “de dónde vengo” y “a dónde voy”, la necesidad de filosofar brotará de manera espontánea, aunque posteriormente encuentre cauces muy diversos.

Hay mucha más filosofía en nuestras vidas de lo que creemos, porque es algo innato en el ser humano, más allá de títulos y especialidades. Filosofía para vivir.


COMENTARIOS

Autor en Andalucia Información

Manuel Ruiz

Manuel Ruiz es biólogo y ocupa el cargo de presidente de la Asociación Ecologista GEA de Jaén

Quien a buen árbol se arrima...

Cuaderno sobre la importancia de ser responsables medioambientalmente y otras cuestiones culturales y patrimoniales de Jaén

VISITAR BLOG
Publicado: 11/06/2019 ·
22:31
Actualizado: 11/06/2019 · 22:31
Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
Desalojados por un incendio los vecinos de cuatro edificios en Mijas
chevron_right
Los precios suben un 0,2 en mayo en Andalucía