Actualizado: 17:52 CET
Viernes, 19/07/2019

Jerez

Un desprendimiento obliga al cierre de la parroquia de las Viñas

Se produjo el domingo por la mañana, coincidiendo con la eucaristía, estando previsto que las obras se inicien de manera inmediata

Cargando el reproductor....

La parroquia de Nuestra Señora de las Viñas ha debido ser clausurada al culto como consecuencia de unos desprendimientos que se produjeron en la mañana de este pasado domingo, coincidiendo con la celebración de la eucaristía.

Los desprendimientos están localizados en una de las naves laterales del templo y son de pequeña envergadura, sin embargo dejan a la vista parte del forjado y la intervención se hace imprescindible para evitar males mayores.

De hecho, el caso se puso en conocimiento del Obispado y a lo largo de la mañana de este lunes se desplazaron los técnicos para hacer una primera inspección del estado del templo, decretándose su cierre inmediato.

La intención es que las obras se acometan lo antes posible, aunque todavía no hay plazos de ejecución. La Hermandad de la Exaltación va a habilitar un oratorio provisional en sus dependencias para que sus imágenes se mantengan expuestas al culto público y puedan celebrarse los oficios religiosos.

A los novios que tenían ya fecha de boda para estas próximas semanas se les va a ofrecer la posibilidad de celebrar el sacramento en ese oratorio. Las otras alternativas que pueden ofrecerse son San Dionisio o la Catedral.

A media tarde de este lunes, la hermandad procedió al traslado de su paso de palio desde la iglesia hasta su casa, ya que todavía permanecía en el interior del templo. Esta cofradía tiene pendiente la celebración de una procesión extraordinaria para el próximo mes de diciembre coincidiendo con el aniversario de la coronación canónica de la Virgen de la Concepción. 


El exterior ya había ‘dado la cara’

Con anterioridad al suceso ocurrido este domingo ya se habían producido desprendimientos en los soportales que rodean a la parroquia de las Viñas, un conjunto que fue realizado prácticamente en paralelo en la década de los cincuenta del siglo pasado. De hecho, en las últimas salidas de la cofradía algunas zonas de la plaza se encontraban ya acotadas como medida preventiva. Los propios vecinos habían denunciado la situación ante el Ayuntamiento, demandando una actuación que garantizase la seguridad de los viandantes.

COMENTARIOS

Publicidad Ai
Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
Cs no da su brazo a torcer con Vox para el presupuesto y las alcaldías
chevron_right
Dos investigados por agredir a una persona por su condición sexual