Actualizado: 18:52 CET
Domingo, 16/06/2019

Andalucía

Los jóvenes podrán hacer prácticas en empresas en el extranjero

La Consejería de Empleo ultima un borrador de orden para impulsar la medida. La Junta mejorará de este modo la empleabilidad de los que tienen hasta 29 años

  • Estudiantes realizan prácticas en una empresa para complementar su formación.

La Consejería de Empleo, Formación y Trabajo Autónomo trabaja en una orden para desarrollar unos Programas de Prácticas Profesionales Transnacionales dirigidos a la juventud andaluza "para la mejora de su empleabilidad y/o activación sociolaboral mediante la adquisición de una experiencia profesional no laboral en el ámbito europeo".

Así figura en el borrador de esta orden de la Consejería, que está sujeto a modificaciones y al que ha tenido acceso Europa Press, que plantea regular este programa de prácticas en respuesta al Decreto 192/2017, de 5 de diciembre, por el que se aprueba el Programa de Fomento del Empleo Industrial y Medidas de Inserción Laboral en Andalucía.

El borrador de la orden contempla un programa de prácticas transnacionales para el empleo y otro para la activación sociolaboral, que, con carácter general, estarán dirigidos a demandantes de empleo inscritos como desempleados en el Servicio Andaluz de Empleo (SAE), de entre 18 y 29 años de edad, ambos inclusive.

Los países de destino en los que se podrán desarrollar estas prácticas pertenecerán al ámbito de la Unión Europea, donde se contempla un periodo de adaptación lingüística y sociocultural, además de la realización de las propias prácticas en "centros de trabajo que podrán ser empresas, asociaciones, fundaciones y entidades de carácter privado".

Las entidades beneficiarias o colaboradoras que participen en la gestión de los Programas de Prácticas Profesionales Transnacionales podrán contar en el país de destino con el apoyo de organizaciones de acogida mediante la firma de un 'Acuerdo de Cooperación Transnacional'.

Asimismo, la entidad donde se realizan las prácticas "deberá facilitar la asignación de tareas y responsabilidades a las personas jóvenes participantes de manera que se correspondan a sus conocimientos, habilidades, competencias y objetivos de formación, asegurando el apoyo apropiado así como la figura de un/a tutor/a que haga un seguimiento del progreso de la persona participante", según se detalla en el borrador de la orden.


Dicho documento también precisa que "la realización de las prácticas no implicará la existencia de relación laboral o estatutaria alguna" del beneficiario con el SAE, "con la entidad donde vayan a desarrollar las prácticas, ni con cualquier otra entidad relacionada con su ejecución".

OBJETIVOS

Entre los objetivos de estas prácticas figuran proporcionar a los jóvenes "un valor añadido a su currículum", así como "promover el desarrollo de competencias de adaptabilidad, autonomía y dominio de otros idiomas" y "favorecer el aumento de la empleabilidad de personas jóvenes en desempleo que les permita tener una incorporación más óptima y viable en el actual mercado de trabajo", además de "convivir en entornos culturales y geográficos diferentes que favorecerán la adquisición de un sentimiento de ciudadanía europea".

Una vez finalizada y completada la participación en las distintas actividades que forman parte de estos Programas de Prácticas Profesionales Transnacionales, la Junta prevé expedir un certificado de aprovechamiento del periodo de adaptación lingüística y sociocultural en destino; emitido por la entidad o entidades que lo organicen, donde consten los contenidos desarrollados, duración y fechas de realización.

También, un certificado emitido por la entidad donde se haya realizado el periodo de prácticas profesionales donde consten las actividades desarrolladas, duración y periodo de realización, y otro expedido por el Servicio Andaluz de Empleo donde consten el total de actividades desarrolladas durante la participación en el programa, duración y periodo de realización.

PRÁCTICAS PARA EL EMPLEO

El Programa de Prácticas Profesionales Transnacionales para el Empleo plantea "la mejora de la empleabilidad de personas jóvenes" de Andalucía "mediante la adquisición de una experiencia profesional no laboral en el ámbito europeo, favoreciendo así el desarrollo profesional, personal, lingüístico y cultural dentro de un entorno laboral distinto al del país de origen".

La duración de estas prácticas --según el borrador de la orden-- será, como mínimo, de diez y máximo de 16 semanas, y su desarrollo deberá incluir, para cada participante en el país de destino, un periodo de adaptación lingüística y sociocultural con una duración mínima de 15 y máxima de 40 horas, y otro de prácticas profesionales que supondrá como mínimo el 90% del total de la duración del programa.

Para participar en este programa, y según lo recogido en el borrador de la orden, los jóvenes deben haber obtenido, dentro de los ocho años anteriores, un título universitario oficial --grado, licenciatura, ingeniería o diplomatura--, o bien uno de Formación Profesional inicial de grado medio o superior, o de Formación Profesional para el Empleo dirigida a personas desempleadas con una duración de, al menos, 400 horas.

También, "tener acreditado, al menos, el nivel B1 del idioma correspondiente al país en el que solicite la estancia, salvo excepciones que se especificarán en la correspondiente convocatoria".

La orden en la que trabaja la Junta contempla que las personas participantes en este programa tengan "derecho" a "la cobertura de los gastos de transporte --desplazamiento de ida y vuelta, en la fecha que establezca el SAE, desde el aeropuerto o estación de origen al de destino--, así como transporte local desde el lugar de alojamiento al lugar de prácticas en la ciudad de destino".

También, a "la cobertura de gastos de alojamiento y manutención durante las semanas de duración de la estancia en el país de destino"; a "realizar el periodo de práctica profesional y participar en actividades de inmersión lingüística adaptadas al entorno laboral en el que van a desarrollar las prácticas, así como en actividades culturales en el país de destino", y "la cobertura de seguro de enfermedad, accidentes y responsabilidad civil".

PRÁCTICAS PARA LA ACTIVACIÓN SOCIOLABORAL

Por su parte, el Programa de Prácticas Transnacionales para la activación sociolaboral tiene como objeto "la activación de jóvenes en situación de desventaja social, mediante su participación en una experiencia integral de movilidad transnacional en el ámbito de la Unión Europea, junto con un proceso de acompañamiento personalizado para su posterior inserción sociolaboral".

De acuerdo al borrador de la orden, la duración máxima del programa será de doce meses, incluyendo un periodo de adaptación lingüística y sociocultural en el país de destino con una duración mínima de 15 horas y un periodo de prácticas profesionales que supondrá "como mínimo el 90% del total de la duración de la estancia transnacional".

Para participar en este programa, además de cumplir con los requisitos generales, se contemplan unos requisitos específicos como residir en una Zona de Necesidades de Transformación Social (ZNTS) de Andalucía o "estar incluido entre los colectivos de riesgo de exclusión", así como no haber finalizado la educación secundaria obligatoria o formación profesional o, habiéndola finalizado, no tener una experiencia profesional o tenerla por un periodo inferior a un año.

COMENTARIOS

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
Presupuestos: una tormenta por dos semanas
chevron_right
¿Qué es lo que provoca la adicción al teléfono móvil?