Actualizado: 23:18 CET
Viernes, 13/09/2019

Huelva

Los residentes extranjeros en Huelva crecen un 20% en una década

El número de censados en la provincia con una nacionalidad diferente a la española supera las 45.000 personas

  • Actividad formativa en Huelva Acoge.
  • El crecimiento poblacional en Huelva ha sido del 3 por ciento
  • a mayoría de los residentes llegan de la UE o del continente africano

La población residente en la provincia de Huelva de nacionalidad no española ha crecido un 21,9% a lo largo de una década, según revelan los datos del Instituto Nacional de Estadística correspondientes al periodo entre los meses de julio de 2008 y 2018.

El crecimiento de residentes extranjeros ha sido superior a la media de aumento de población, que se ha situado en un 3,08% durante este mismo periodo en la provincia.

En general, la población residente en la provincia estos años ha crecido en 15.673 habitantes, pasando de 507.530  a 523.203 personas. Por su parte, la población de nacionalidad no española ha aumentado en 8.121 personas, un 21,9%, subiendo de las 37.066 de 2008 a las 45.187 de 2018.

Debido a esta evolución, el número de residentes de nacionalidad distinta a la española en la provincia ha pasado de representar un 7,30% del total a un 8,63%.

La cifra contrasta con la media española, donde la población residente de nacionalidad extranjera no solo no ha subido en este periodo sino que ha descendido en un 1,30%, pasando de las 5.265.454  personas que había en 2008 a las 4.663.726 personas de 2018. Por contra la población de nacionalidad española sí que ha crecido, pasando de las 40.717.715 personas a las 42.069.312 en una década.

La mayor parte de los residentes no españoles de la provincia de Huelva son nacionales de países de la Unión Europea. Así, las naciones comunitarias aportan 26.832 residentes a la provincia.


El segundo grupo más numeroso lo forman los nacionales de países del continente africano, con 12.292 personas.

Además, hay 2.529 nacionales de Sudamérica, 1.433 de países europeos no comunitarios, 1.090 de Asia, 727 de Centro América y Caribe, 256 de América del Norte, 24 de Oceanía y dos apátridas.

En la década analizada todas estas zonas han aumentado su aportación a la población onubense excepto América del Sur, donde la cifra ha bajado en 2.278 personas respecto a las 4.807 que residían en la provincia en 2008.

La presidenta de Huelva Acoge, Gladys Meza, considera lógico el aumento de residente extranjeros en la provincia, atendiendo a los datos que manejan como organización de ayuda a la población inmigrante.

Entre los motivos que han contribuido al aumento de residentes sin nacionalidad española, Meza señala el desarrollo del Proyecto de Acogida y Protección Internacional  impulsado por la Administración central, en que Huelva Acoge participa junto a otras entidades como Cepaim.

Desde 2017 Huelva Acoge, explica Meza, se ha encargado de facilitar la integración de 80 personas refugiadas procedentes de países como Siria, Venezuela, Colombia, Palestina, Marruecos, Georgia o El Salvador.

Los beneficiarios de este proyecto, que vienen en núcleos familiares, pasan seis meses en pisos de acogida, donde reciben las herramientas de ayuda que les ayuden a insertarse de forma propia a partir de esa fecha.

 

“Reactivan” la economía

Meza asegura que la llegada de estas personas siempre tiene una lectura positiva porque “vienen a reactivar la economía y aportar a la Seguridad Social”.

Los refugiados que llegan a Huelva a través de este cauce lo hacen huyendo de situaciones muy variadas, apunta Meza, como la persecución por cuestiones políticas, religiosas o sexuales y son de muy diferente perfil profesional.

En total, en 2018 Huelva Acoge atendió a 4.274 personas extranjeras en Huelva dentro de sus numerosos programas de ayuda, que se integran en tres líneas generales: acción social, interculturalidad y protección internacional.

Meza aclara que muchas veces se tiende a pensar que los extranjeros que atienden, por ejemplo, en los asentamientos están en “situación irregular” pero lo cierto, dice, es que “el año pasado había más gente regular que irregular” en ellos debido al problema que tienen para acceder a una vivienda.

Otra gran necesidad que tienen los extranjeros residentes en Huelva, apunta, es la regulación del empleo doméstico.

 

COMENTARIOS

Publicidad Ai
Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
El crimen de Iznájar apunta a un caso de violencia de género
chevron_right
El AVE llegará a Granada el 26 de junio