Actualizado: 14:14 CET
Miercoles, 26/06/2019

Sevilla

El debate a cinco termina en un cuatro contra uno (Espadas)

7TV Andalucía y ABC retransmiten el último debate electoral antes de las votaciones del próximo domingo

Cargando el reproductor....
  • Juan Espadas fue fiel a su estilo didáctico: no entró al trapo e hizo sus propuestas
  • PP, Cs y Vox coincidieron en proponer limpieza y bajada de impuestos
  • Adelante afeó al PSOE su gestión de los servicios públicos en los barrios

El último debate electoral antes de las elecciones del próximo domingo fue la escenificación de un cuatro (PP, Cs, Vox y Adelante Sevilla) contra uno (Espadas). Tanto en lo diálectico como en la disposición formal del escenario, con un alcalde y candidato a la reelección en el centro, respondiendo a diestra y siniestra con datos y fiel a su estilo didáctico y propositivo, al que no renunció por más que el resto de los partidos lo pincharon con acusaciones directas.

Los candidatos del PP y Cs, Beltrán Pérez y Álvaro Pimentel, dejaron claro desde el minuto de presentación el objetivo común a batir: Juan Espadas.

En el caso de Pimentel, se fajó para disipar cualquier atisbo de pacto con el PSOE. Alusiones directas y concretas a la gestión del alcalde y candidato a la reválida: suciedad, impuestos y “vergonzosa ejecución presupuestaria” en los distritos, entre otras. “No hay una política más antisocial que no ejecutar los presupuestos”, le espetó.

Beltrán Pérez salió a jugar el papel de alcalde. Insistió machaconamente a Juan Espadas para que le dijera cuál sería su voto como oposición a las tres primeras medidas que adoptaría un hipotético gobierno municipal liderado por el PP: climatización de todos los colegios (“nuestros niños se achicharran”, dijo), revisión del Plan General de Ordenación Urbana y bajada de impuestos, en sintonía con la política de la Junta de Andalucía (PP y Cs).

El número dos por la lista de Adelante Sevilla, Daniel González Rojas, tampoco se lo puso fácil a Espadas, al que dedicó las palabras más gruesas en relación a la gestión estos últimos cuatro años en los barrios más desfavorecidos de la ciudad, tanto en materia de empleo como de vivienda. “No estaría mal que las fuerzas de izquierdas alguna vez reconocieran y coincidieran en que se ha hecho mucho en materia de vivienda”, le replicó Espadas.

La candidata de Vox a la Alcaldía, Cristina Peláez, se estrenó en un debate televisivo, donde su principal obsesión era colocar los mensajes generales de la formación que lidera Santiago Abascal: no a las ayudas para entidades ideológicas, no adoctrinamiento, no Ley de Memoria Histórica... y, coincidiendo en las reclamaciones que hicieron Cs y PP (más limpieza, creación de empleo, bajada de impuestos e infraestructuras), quiso dejar claro que, como ya ha ocurrido en San Telmo, su fuerza puede ser la decisiva para propiciar un giro a la derecha en la Plaza Nueva.


Juan Espadas no renunció en los 90 minutos que duró el debate a su estilo, pese a los intentos más duros, protagonizados por Beltrán Pérez y, a ráfagas, por Álvaro Pimentel, y a los más tímidos, de la mano de Vox. El debate a cinco terminó siendo un debate de todos contra uno para fijar más que mensajes, posiciones de cara al 27M. 

COMENTARIOS

Publicidad AiPublicidad Ai
Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
El Banco Santander despedirá a 370 empleados en Andalucía
chevron_right
La pensión media en Andalucía en mayo se sitúa en 886,65 euros