Actualizado: 20:02 CET
Domingo, 16/06/2019

Málaga

Otra familia en la calle por el aumento de viviendas turísticas

Una madre y sus 3 hijos han sido desahuciados en Málaga de la última casa del edificio que no estaba dedicada al turismo

  • Acto simbólico para denunciar el abandono de vecinos de sus casa por las viviendas turísticas.
  • El sindicato de Inquilinas e Inquilinos advierte de que “llegan casos de alquiler así todos los días” y que se trata de un problema trasversal

Una madre y sus tres hijos, uno de ellos menor edad, fueron desahuciados en el día de ayer de la última vivienda de un edificio que está dedicado al negocio de las viviendas turísticas. Todo comenzó hace un año cuando el propietario “les dijo que se tenían que ir”, ha indicado Curro Machuca, presidente de la Asociación de Inquilinas e Inquilinos de Málaga.

“La propiedad se ha jactado un poco, se reía y nos insultaba, incluso la policía les ha tenido que decir que ya se iban a quedar el piso, que se quedaran relajaditos mientras ellos hacían su trabajo”

El escenario, un inmueble situado en calle Carrera de Capuchinos, “está en pleno centro, la propiedad tiene el inmueble entero y la familia que quedada era la única que quedaba porque el resto lo tienen ya como vivienda turística, no sabemos si legal o ilegal”, ha afirmado Machuca, matizando que “abajo sí que vive un amigo del dueño, pero es el que se encarga de gestionar el tema de las viviendas”.

Machuca ha descrito la situación de la familia, “es una señora mayor, no sé si soltera o viuda, ella sola tiene a su cargo a tres hijos, uno de ellos menor”, ha dicho, insistiendo en que “lo que pedía era un mes porque el niño pequeño, de 14 años, está terminando las clases y para no alterarlo mucho”. Del mismo modo, ha informado de que “tiene concedida la ayuda al alquiler por parte del Ayuntamiento, aunque no se la quisieron aceptar; pero el problema es que como no hay pisos para alquilar, no ha podido encontrar nada y no se ha podido ir, hasta que la han echado”.

El desahucio estaba previsto a las nueve y media de la mañana, “la propiedad no estaba decidida a negociar y la secretaria judicial no ha querido meterse, porque en otras situaciones desde el juzgado se pueden inmiscuir”, ha recordado el presidente. Así, ha detallado que, “después de una horita allí intentado negociar, llamaron a la policía; sobre las once menos algo ya empezaron a acercarse los policías a la puerta y nos invitaron a marcharnos”, ha subrayado, añadiendo que “nos fuimos, porque evidentemente no tenía mucho sentido enfrentarse a tres camiones de la policía”.

“La propiedad se ha jactado un poco, se reía y nos insultaba, incluso la policía les ha tenido que decir que ya se iban a quedar el piso, que se quedaran relajaditos mientras ellos hacían su trabajo”, ha recalcado. Se ha tratado de una circunstancia “complicada, porque los servicios sociales han intentado mediar viendo que la situación era grave, la situación de vulnerabilidad de la familia”, ha manifestado.

Asimismo, Machuca ha destacado que “se estaba produciendo una situación bastante esperpéntica mientras se estaba produciendo el desalojo”, explicando que “mientras nosotros estábamos en la puerta, intentando evitar que entrara nadie, salían dos chicas turistas que nos han mirado con cara de perplejidad, han pasado por delante nuestra, de la comisión judicial y de la policía y se han ido a hacer turismo”.


“La denuncia ha sido por impago, porque la propiedad no le cogía el dinero y ellos no actuaron todo lo bien que se debe al decir que si la propiedad no le cogía el dinero, pues que ya se solucionaría”, ha mencionado el presidente, advirtiendo que “en esos casos lo que siempre decimos a los inquilinos es que depositen el dinero en el Juzgado”, para que quede constancia de que hay intención de pagar. “En cualquier caso, ya había pasado también el periodo de contrato y la propiedad no estaba por renovar”, ha agregado.

 El Ayuntamiento ha ofrecido a la familia “un alojamiento temporal, de una semana como mucho, después de la semana no tienen ni idea de lo que van a hacer”, ha comunicado, haciendo hincapié en que “aunque el Ayuntamiento, en este caso no tenga directamente nada que ver con el desahucio, también entendemos que no se preocupa lo suficiente de este tipo de casos, ni de asesorar, ni de mediar que creemos que es un papel que puede jugar”.

Por otra parte, el sindicato ha intentado ponerse en contacto con la subdelegada del Gobierno, María Gámez, pero “solo han podido hablar con alguien de su gabinete y una vez que ya se había producido el desahucio”. “El PSOE está diciendo que el tema de los desahucios y el alquiler les preocupa mucho”, ha dicho, criticando que “hay que hacer algún tipo de gesto y poner algún tipo de medida encima de la mesa que solucione el problema, pero lo que nos encontramos es justamente todo lo contrario”.

Por último, Machuca ha concluido alegando que “el resto de los seis pisos que hay en ese inmueble son ya viviendas turísticas, eso es un problema, y el segundo problema son los grandes fondos de inversiones y las Socimis, que están comprando en Málaga muchísimo y los mantienen cerrados para controlar el mercado, que es lo que hace que suban tanto los precios”, ha explicado. “Llegan casos de alquiler todos los días prácticamente”, ha alertado, sentenciando que “es una cuestión muy trasversal, porque en el caso de hoy sí que estamos hablando de una familia con muy pocos recursos, pero otros compañeros, incluido yo mismo, tenemos nóminas, tenemos contratos y tampoco podemos hacer frente a la renta de alquiler que nos están empezando a exigir”.

COMENTARIOS

Publicidad AiPublicidad Ai
Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
TS rechaza débito conyugal y condena a un hombre que violó a su mujer
chevron_right
Andalucía lideró el turismo nacional en abril, con subida del 10,8%