Actualizado: 17:44 CET
Martes, 12/11/2019

Andalucía

“La reforma fiscal andaluza es para las grandes fortunas”

El presidente de los técnicos de Hacienda (Gestha), Carlos Cruzado, alerta del efecto en las políticas sociales de bajar impuestos tal y como hace la Junta

  • Carlos Cruzado, presidente nacional de los técnicos de Hacienda (Gestha), en una visita a Sevilla.
  • “Estas medidas no suelen tener efecto atrayendo a los grandes patrimonios”
  • “Estas bajadas van en contra de lo que piden los organismos internacionales”
  • “Los datos no dicen que Andalucía fuese un infierno fiscal hasta ahora”

Pasados los primeros cien días con PP y Cs en el Gobierno de la Junta, el principal logro que se exhibe es el de una reforma fiscal que casi elimina el impuesto de Sucesiones y que rebaja el IRPF. Pero estas bajadas de impuestos desoyen lo que recomiendan los organismos internacionales y benefician poco a la clase media, “es para las grandes fortunas”, además de que están por ver sus efectos en las políticas sociales.

Éste es el análisis que realiza el presidente de los Técnicos del Ministerio de Hacienda (Gestha), Carlos Cruzado, que en el caso concreto de Sucesiones reitera que “va a beneficiar a los grandes patrimonios de Andalucía porque las transmisiones que quedan exentas son las que están por encima de un millón de euros”. “El impuesto de Sucesiones se ha demonizado tanto en los últimos años que hemos visto hasta manifestaciones de personas que seguramente en la vida van a pagarlo y, sin embargo, aplauden” porque, a su juicio, “se han utilizado muchos argumentos que no se corresponden con la realidad”.

En esta línea incluye la reiterada afirmación de que “había muchas denuncias por la imposibilidad de pagar el impuesto pero no es cierto, los notarios continuamente te advierten de que el problema con el incremento de las renuncias ha venido por las cargas que muchas veces llevan los inmuebles que se están heredando, que son inasumibles”. A esto añade que “se confunde mucho el impuesto de Sucesiones con el de incremento de valor de los terrenos de naturaleza urbana, lo que es la plusvalía municipal, que muchas veces es importante”.

“El impuesto de Sucesiones no está en tela de juicio en la mayoría de los países más desarrollados”, antes al contrario: “tanto el Fondo Monetario Internacional como la OCDE y la propia UE recomiendan incrementar la recaudación” por este tributo. ¿Y tiene un efecto llamada para atraer a grandes fortunas para que se instalen y coticen en Andalucía? “Las cifras no dicen eso, de hecho en la Comunidad de Madrid, que fue la pionera, no se puede decir que tenga un efecto importante si analizamos los cambios de residencia de los grandes patrimonios”.

Subir a los que más tienen

Tampoco cree que Carlos Cruzado que la rebaja del tramo autonómico del IRPF (de 0,5 puntos para las rentas más bajas y de 3 para las más altas) reme en una dirección correcta. “Esto supone una pérdida de progresividad, que paguen más los que más tienen”, cuando el Fondo Monetario Internacional pide justo lo contrario, “que donde haya margen se suban los tramos para los que tienen más capacidad de renta”. En este sentido, el propio FMI indica que “el incremento de la desigualdad es un problema no sólo social y político sino también económico”.


Lo que tiene claro el presidente de los técnicos de Hacienda es que, “si suprimimos impuestos, la recaudación va a caer. Fiar todo el incremento de recaudación al crecimiento económico no es lo que nos da los datos”. “La realidad”, apostilla, “es que tenemos que cumplir con Europa y, salvo que se acometa una rebaja en gasto social, así va a ser difícil mantener el Estado de Bienestar”.

"Andalucía no era un infierno fiscal"

Cuando, hace poco más de un mes, la Junta aprobó una rebaja de impuestos que para Vox sigue siendo insuficiente, se hizo una doble afirmación: Andalucía dejaba de ser un infierno fiscal y, además, la medida iba a suponer un revulsivo económico. “Lo de que Andalucía era un infierno fiscal no se corresponde con los datos”, puntualiza Carlos Cruzado. “Si comparamos los datos de las escalas autonómicas de, por ejemplo, el impuesto sobre la renta es verdad que Andalucía estaba por encima de algunas otras comunidades, pero de ahí a un infierno...”.

En cuanto a lo del mayor dinamismo de la economía, recuerda que “cuando se habla de que bajar impuestos supone mayor actividad y por tanto mayor recaudación estamos recordando unas tesis de economistas neoliberales” que, cuando se aplican, “no se confirman”. El gran referente fue la Administración de Ronald Reagan en EEUU, “y aquello llevó a una crisis fiscal sin precedentes, hubo que dar marcha atrás y volvieron a crecer los tipos impositivos”.

“El momento no parece el más apropiado para acometer estas rebajas”, apunta Cruzado. A su juicio, “al final tenemos que subir los impuestos si queremos recaudar, lo que hay que hacer es intentar que aquellos que están pagando por debajo de su capacidad contributiva sean los que paguen en mayor medida”.

A ello no ayuda un sistema tributario de finales de los año 70 y cuya reforma tendría que ser una de las cuestiones a resolver por el nuevo Ejecutivo. En ese contexto global es en el que habría que ver qué tributos reducir o aumentar y arreglar situaciones como la del impuesto de Sociedades, “habría que analizar por qué las grandes empresas son las que al final están pagando tipos efectivos menores que las pequeñas empresas”.

“Los españoles tenemos la sensación de que estamos en un nivel de presión fiscal alto, pero estamos pagando menos impuestos que la media de la UE”, aclara. La prueba está en que hay “un desajuste, un déficit de recaudación de entre cinco y seis puntos del PIB que supone entre 60.000 y 70.000 millones de euros que estamos recaudando de menos que la media de la UE”. Así que, reitera, mucho ojo porque “no se puede decir que se van a bajar los impuestos con carácter general”.

El de Patrimonio puede ser el siguiente

Y si la Junta ha empezado con Sucesiones y el tramo autonómico del IRPF, también ha repetido varias veces que le meterá mano a nuevos impuestos en cuanto pueda. En esa línea, ¿cuál podría ser el siguiente? Si tenemos en cuenta que Andalucía se mira en el espejo de la comunidad de Madrid, la respuesta estaría clara: el de Patrimonio. “Esto en Madrid ha supuesto que se dejen de ingresar más de 800 millones de euros y beneficia a poco más de 14.000 ciudadanos, de nuevo a las fortunas más altas”, apostilla.

COMENTARIOS

Publicidad Ai
Publicidad AiPublicidad Ai
Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai
chevron_left
"Los andaluces volverán a poner las cosas en su sitio" tras el 26-M
chevron_right
Izquierda y derecha apelan al voto del miedo para movilizar