Actualizado: 11:11 CET
Domingo, 17/11/2019

Andalucía

El PSOE ve su victoria como una moción de censura a Juanma Moreno

Los socialistas andaluces sacan pecho: han ganado en 93,3% de los municipios, en todas las capitales y en 28 de las 29 ciudades con más de 50.000 habitantes

  • Juan Cornejo señala un mapa teñido de rojo como símbolo de la victoria del PSOE.

El PSOE-A entiende que su incontestable triunfo del domingo en Andalucía esconde en realidad tres victorias. Por un lado, “ha barrido a la derecha” y ha ganado en el 93,3% de los municipios andaluces, incluyendo todas las capitales y 28 de las 29 ciudades con más de 50.000 (sólo se les ha escapado El Ejido, donde se ha impuesto Vox). Y, por otro lado, entiende que “el pueblo andaluz le ha hecho una moción de censura a Moreno Bonilla y al Gobierno andaluz en pleno”.

¿Y la tercera victoria? Pues consiste en convertir en triunfo la debacle de las autonómicas de diciembre, cuando el PSOE ganó las elecciones pero perdió el Gobierno de la Junta. ¿Y cómo se hace eso? Pues presentándose como la víctima necesaria, ya que “de no haberse producido este Gobierno de derechas apoyado por la extrema derecha posiblemente no se habría producido la movilización” que llevó a lo que ocurrió el pasado domingo.

Quien ha presentado este victorioso (por todos lados) parte de batalla ha sido el secretario de Organización del PSOE-A, Juan Cornejo, quien resumía en una frase el mapa electoral que sale de estos comicios generales: “En toda Andalucía el mapa es rojo”. Los socialistas andaluces han aportado a su victoria nacional uno de cada cinco votos.

El interés ahora del PSOE-A es leer estos resultados en clave autonómica, empezando porque cree que ahora en la Junta hay ahora un Gobierno PP-Cs muy tocado políticamente. “Nos gobierna un presidente que es la tercera fuerza en Andalucía”, un Juanma Moreno al que le ha recordado que en 2016, cuando el PP se impuso en las generales en territorio andaluz (23 diputados frente a 20), le dijo a la entonces presidenta, Susana Díaz, que “se había acabado su tiempo”.

Así que ahora en el Ejecutivo de la Junta el eslabón débil de la cadena es el PP. “Si yo fuera Moreno Bonilla y me acuesto siendo tercera fuerza en Andalucía y con sólo 11 escaños, con un socio que le ha pasado no sé si por la izquierda o por la derecha, la verdad es que es para mirárselo”, insistía Cornejo para incidir en la falta de fuerza del PP andaluz, pese a lo cual en el PSOE-A “no se ha planteado en ningún momento una moción de censura” para intentar aprovechar el momento.

COMENTARIOS

Publicidad Ai
Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
Publicidad Ai
chevron_left
"No" a un rascacielos en el puerto de Málaga sin consulta ciudadana
chevron_right
El 'bipartidismo' PSOE-PP cae al 51% en Andalucía con 400.000 votos