Actualizado: 02:10 CET
Miercoles, 19/06/2019

Granada

El rey visita la base de Armilla, donde se formó como piloto

En un recorrido en el que ha conocido las instalaciones y las actividades de formación del aeródromo

El rey Felipe VI ha visitado este jueves la base aérea de Armilla (Granada) y el Ala 78, donde en 1996 se formó como piloto de helicópteros, en un recorrido en el que ha conocido las instalaciones y las actividades de formación del aeródromo.

Acompañado por el jefe de Estado Mayor del Aire, el general del Aire Javier Salto Martínez-Avial, Felipe VI fue recibido en el hangar de helicópteros por la escuadrilla de honores antes de recibir información detallada sobre la historia, estructura y funcionamiento de la base aérea, que fue inaugurada en 1922 y es considerada, junto al aeródromo militar de Cuatro Vientos (Madrid), una de la más antiguas de España en uso.

Durante la visita, la primera que hace como rey a esta base aérea, ha conocido además de cerca la función y las actividades actuales de la escuela de helicóptero del Ala 78, donde en 1996, siendo ya capitán, se formó como piloto de este tipo de aeronaves.


El Ala 78, creada en 1980, tiene como misión principal proporcionar los conocimientos teóricos y prácticos para el pilotaje de helicópteros mediante cursos formativos y de mecánico de este tipo de aeronaves.

Se trata de un centro en el que se imparte tanto enseñanza militar de perfeccionamiento como enseñanza de formación, la primera de ellas dirigida no solo a alumnos de las Fuerzas Armadas, sino también de la Guardia Civil y de países extranjeros.

Además de ofrecer dos tipos de curso -piloto de helicóptero e instrumental de helicópteros-, el Ala 78 tiene también entre sus misiones las relacionadas con la búsqueda y salvamento y con el "reentrenamiento" de otras unidades, según las explicaciones facilitadas a los periodistas por Fernando Pérez, comandante jefe de la patrulla Aspa.

Dispone de ocho helicópteros "HE-24 Sikorsky S-76C", con los que se realizan los cursos instrumentales, y otros 14 'Colibrí', utilizados para la los cursos de pilotos.

El recorrido ha incluido una visita a la sala donde se imparten las clases teóricas de la escuela de mecánicos de helicópteros, que sirve también de sala de museo porque en ella se exponen numerosas piezas y elementos de helicópteros de distintas épocas.

Motores, hélices, un panel de instrumentos y más de un rotor de cola articulados son algunas de las piezas expuestas en la sala y que el rey ha conocido durante el recorrido.

Tras realizar un vuelo de instrucción en un simulador, Felipe VI ha visitado el hangar destinado al mantenimiento de helicópteros, que acoge una exposición estática del Servicio Aéreo de Rescate (SAR) en la que se exhiben, entre otros, un helicóptero "Sikorskys" y un "Colibrí" de la patrulla Aspa, cuyos pilotos son oficiales del Ejército del Aire que compaginan sus cometidos como miembros de esta patrulla con sus labores como instructores de vuelo.

Allí ha concluido la visita oficial del rey a la base aérea de Armilla, donde ha departido con mandos y alumnos del centro. 

COMENTARIOS

Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
Detenido en Sevilla un amigo del presunto yihadista
chevron_right
Evolución favorable del conductor del autobús accidentado en Málaga