Actualizado: 01:23 CET
Miercoles, 13/11/2019

Andalucía

Los mandatos se limitan pese a lo poco que se eternizan

La Junta pone en marcha la ley que impedirá a presidentes y consejeros estar más de ocho años, un periodo que en España sólo superó un puñado de políticos

  • Juanma Moreno, el día de su toma de posesión como presidente el pasado 18 de enero.
  • PP y Cs admiten una inspiración con nombres y apellidos para la iniciativa: Manuel Chaves
  • El Consejo Consultivo tumbó en 2017 una propuesta del PP en esta misma línea

PP y Cs aprueban este martes en Consejo de Gobierno su primera medida legislativa, un proyecto de ley con el que limitar el mandato de presidente, vicepresidente y consejeros a un máximo de ocho años. Más allá del debate político e incluso jurídico, lo curioso es que una norma de este tipo pocas veces se habría podido aplicar no ya en Andalucía, sino en toda España, y es que los políticos que han superado este periodo son en realidad una excepción.

El propio presidente andaluz, Juanma Moreno, ponía recientemente nombres y apellidos al que ha sido inspiración para esta medida: el socialista Manuel Chaves. “Ya hubo una experiencia con Chaves, que estuvo casi 20 años gobernando Andalucía, y de esa experiencia no hemos sacado conclusiones positivas después de que terminara en los tribunales”. La reflexión es un poco forzada, pero acaba conduciendo a la impresión de que la nueva ley nace como una medida antiChaves.

Otros mandatarios que se asentaron en el cargo fueron, por ejemplo, Juan Carlos Rodríguez Ibarra en Extremadura (casi 25 años), Jordi Pujol en Cataluña (23), José Bono en Castilla-La Mancha (21), Ramón Luis Valcárcel en Murcia (19), Alberto Ruiz Gallardón en Madrid (18)... En el Gobierno central, el único ha sido Felipe González, con 13 años.

La norma que ponen en marcha PP y Cs es, en la práctica, una reforma de la Ley del Gobierno de Andalucía. Técnicamente, lo que se valida es una propuesta de acuerdo por el que se insta a la Consejería de Presidencia a “iniciar las actuaciones necesarias para la modificación” de esta ley, aprobada en 2006.

Esta misma vía ya la intentó el PP en la pasada legislatura, de hecho se aprobó en diciembre de 2016 una iniciativa en este sentido en el Parlamento, sin ningún voto en contra, por cierto. La medida murió cuando la Vicepresidencia trasladó una consulta al Consejo Consultivo, que dictaminó que la proposición no era “jurídicamente viable” y que incurría “en inconstitucionalidad indirecta por vulneración del Estatuto de Autonomía”, en el que debería incluirse para evitar problemas posteriores.

De hecho, desde el PSOE le recordaban este lunes la cuestión al Gobierno andaluz, al tiempo que se le reclamaba seriedad, diálogo y consenso. Desde PP y Cs se ha reiterado que es una iniciativa de regeneración para que nadie se eternice en el cargo.


Ya se aplica

Antes que en Andalucía, normas parecidas ya se aprobaron en Castilla-La Mancha (2003), Extremadura (2014), Murcia (2014) y Castilla y León (2016). Y lo cierto es que a la hora de la verdad no han tenido que aplicarse nunca, porque los resultados electorales o las decisiones de partido (cambiando al candidato) las han hecho innecesarias. En la actualidad, sólo el gallego Alberto Núñez Feijóo (PP), ha superado este límite con sus diez años en el cargo, una cifra que ya nunca alcanzará Juanma Moreno.

COMENTARIOS

Publicidad Ai
Publicidad Ai
Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai
chevron_left
Susana Díaz avisa: "las encuestas las carga el diablo"
chevron_right
Un policía local "pilla" a un 'mirlo blanco' robando en un restaurante