Actualizado: 18:20 CET
Sábado, 25/05/2019

Arcos

Un paseo por la Sierra

El gran pintor Alfonso Guerra Calle expone en el salón San Miguel la colección ‘La luz de los pueblos blancos’

Alfonso Guerra Calle.

1

Cuadro de Alfonso Guerra Calle.

2

Cuadro de Alfonso Guerra Calle.

3

Alfonso Guerra Calle.

4

Cuadro de Alfonso Guerra Calle.

5

Cuadro de Alfonso Guerra Calle.

6

Cuadro de Alfonso Guerra Calle.

7

La Semana Santa, más allá de la parafernalia en torno a las procesiones, nos deja el feliz reencuentro con amigos que, desde fuera, regresan a su ciudad. Es el caso del pintor Alfonso Guerra Calle, un artista de primer orden en el panorama cultural español que estos días, como detalle, ha tenido la idea de inaugurar su exposición ‘La luz de los pueblos blancos’ en Arcos. Y no solo porque ésta sea su ciudad, sino porque además es la cabecera de la Sierra de Cádiz. No obstante, al autor se le pasó por la cabeza exponerla por primera vez en Cádiz, Jerez o San Fernando, pero sintió la llamada de su ciudad y la obligación moral, por decirlo de algún modo, de hacerlo en Arcos.

Para quienes no lo sepan, este hombre afincado en Madrid, nacido en la Junta de los Ríos y cuya infancia transcurrió cuidando cochinos y realizando cuantas tareas del campo se le presentaran, es el autor de los magníficos frescos que luce el salón cultural San Miguel, adonde ha retornado por un motivo bien distinto.
El pintor nos cuenta que comenzó a trabajar la exposición hace más de tres años, para lo cual sus visitas a los pueblos blancos serranos han sido frecuentes, recorriendo sus paisajes más emblemáticos, tomando apuntes y fotos, y disfrutando de un entorno natural inigualable por su belleza; una belleza que ha atrapado en esta nueva colección que los arcenses pueden disfrutar hasta el próximo 12 de mayo.  Grazalema, El Santo del Cabrero, Ubrique, Villaluenga del Rosario, Zahara, El Gastor y su pantano azul... son algunos de los motivos.

El óleo es la principal técnica empleada en esta exposición, con cuadros trabajados con “poca materia y sobre todo cuidando la entonación y la luz”, nos cuenta Guerra Calle.

El artista quedó fascinado con el paisaje: “Vas por la carretera y aparece de pronto Zahara, El Gastor, la cal de los pueblos... El blanco tiene gran cantidad de matices, los reflejos...”. Asimismo, más allá del paisaje, también la labor en el campo, que tan arraigada tiene en su vida, ha inspirado la exposición, con mujeres lavando y hombres recogiendo la aceituna.  

En su proyecto vital, espera algún día dejar Madrid y su ritmo estresante, para refugiarse en su campo de la Junta de los Ríos, donde poco a poco va montando un estudio donde seguir trabajando la pintura ya de una forma, si cabe, más relajada. Pero ahora lo importante es visitar la muestra ‘La luz de los pueblos blancos’, que es una forma distinta de recorrer la geografía serrana sin salir de Arcos.

COMENTARIOS

Publicidad Ai
Publicidad AiPublicidad Ai
Publicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
Un plan para la “asistencia digna” y el "buen trato" a los mayores
chevron_right
Piden financiación suficiente para bioclimatización de los colegios