Actualizado: 18:16 CET
Lunes, 18/03/2019

Andalucía

Vox se adueña del debate

La amenaza de Santiago Abascal de bloquear los Presupuestos andaluces moviliza a todas las formaciones

  • Loles López, secretaria general del PP andaluz, en la rueda de prensa ofrecida este lunes.
  • El PP reclama “altura de miras” y que se anteponga el “interés general”
  • Cs insta al partido de ultraderecha a elegir entre ser “constructivo o destructivo”
  • El PSOE resalta que se constata la “dramática debilidad” del actual Gobierno de coalición

Vox no ha tenido que hacer lo que se dice un esfuerzo colosal para adueñarse del tablero político andaluz, algo que va a ser una de las señas de identidad de esta XI legislatura recién estrenada. Entre unos que quieren avivar esta debate y otros que están obligados a entrar, por mucho que lo que les gustaría sería pasar de puntillas, lo cierto es que la formación ultraconservadora se ha instalado en el centro del escenario y no parece que vaya a ser fácil quitarla de ahí. Y eso que sólo tiene 12 diputados...

La amenaza del presidente de Vox, Santiago Abascal, de bloquear los Presupuestos de la Junta si no se deroga la Ley de Memoria Histórica ha provocado un efecto dominó que ha arrastrado a todos: PP y Cs, por un lado, diciéndole que en ese plan se puede cargar el tan pregonado cambio, y PSOE y Podemos, por otro, alimentando un fuego que han comprobado que le quema (y mucho) al Gobierno andaluz.

Por alusiones, había que saber la opinión del PP, hacia el que Vox ha girado su artillería dialéctica al acusarle de incumplir el pacto que firmaron para hacer presidente a Juanma Moreno. Le tocó dar la cara a la secretaria general de los populares andaluces, Loles López, que pedía a su socio de investidura “altura de miras” para anteponer el interés general de la ciudadanía a la estrategia partidista, ya que considera que los andaluces “votaron por el cambio”. López ponía por encima de todo que “el PP-A cumple” sus compromisos. Eso sí, ha recordado que el acuerdo firmado recogía una Ley de Concordia y no la derogación de la actual ley, tal y como efectivamente se recoge en el documento suscrito en enero.

Habla el presidente

Por su parte, el presidente de la Junta y del PP andaluz, Juanma Moreno, señalaba que su gobierno "no va a cerrar por campaña electoral, ni va a priorizar la campaña, ni se va a dejar arrastrar", dado que "hay que cumplir con el objetivo fundamental" para los andaluces. En una rueda de prensa en Córdoba, Moreno subrayaba que van a estar "centrados en la vida de los andaluces", de manera que "no hay ninguna prioridad por encima de la gestión diaria de las soluciones a los andaluces", ha enfatizado, para remarcar que "eso significa que no vamos a parar".

No obstante, admitía que se le escapa a su responsabilidad la campaña electoral, que "traerá previsiblemente reivindicaciones mayores por parte de algunos grupos políticos, un mayor nivel de exigencia por algunas formaciones y probablemente también un mayor grado de confrontación", algo que calificaba como "inevitable".

“Gran oportunidad”

Hasta Ciudadanos, reacio siempre a entrar en todo lo que tenga que ver con Vox, le instaba este lunes a aclarar “si quiere ser constructivo o si quiere ser destructivo” ante “la gran oportunidad que tenemos de demostrarle a los andaluces que se puede y se debe gobernar de otra manera diferente a como lo ha hecho el PSOE durante 37 años”.

Las palabras las ponía el portavoz naranja en el Parlamento andaluz, Sergio Romero, que, eso sí, no perdía la ocasión de poner tierra de por medio entre su formación y la ultraconservadora: lo que diga Abascal no tiene nada que ver con Cs, porque el acuerdo de gobierno es “exclusivamente” entre Cs y PP, así que “allá las manifestaciones que haga cada uno”.

El que se frota las manos ante este escenario es el PSOE andaluz, para el que está más que clara la “dramática debilidad” de PP y Cs en la Junta. De hecho, ha augurado este lunes que el Gobierno “durará lo que quiera Abascal”, porque está claro que los de Vox no van a dejar de preguntar por lo suyo cada vez que tengan ocasión.

El peso de la amenaza

“En la práctica hay dos gobiernos [de PP y Ciudadanos], cada uno va por un lado, se miran de reojo y su supervivencia depende directamente de Vox, que es quien marca el ritmo”, sostenía la portavoz de la Ejecutiva del PSOE andaluz, Ángeles Férriz. De paso, recordaba que sin los votos de Vox no se podrían aprobar los presupuestos, de ahí el peso de sus “amenazas”.

Quien no se anduvo por las ramas ni con sutilezas fue el responsable de la Secretaría Política y de Comunicación de Podemos Andalucía, Pablo Pérez Ganfornina, para quien Santiago Abascal es un “facha” y un “sinvergüenza” por querer derogar la Ley de Memoria Histórica.

COMENTARIOS

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
La Junta dará la medalla de Andalucía al equipo de rescate de Julen
chevron_right
Herido grave en accidente laboral tras caer de una escalera en Córdoba

¿Cansando de leer noticias?

Andalucía Información pone a disposición de sus lectores un servicio gratuito de lectura dictada. Entra en cualquier noticia y pincha sobre el botón rojo que hay debajo de la foto.