Actualizado: 19:39 CET
Miercoles, 20/02/2019

Andalucía

Moreno denuncia falta de liquidez por la herencia envenenada del PSOE

El presidente, que ha confesado que esperaba tener capacidad de gasto, ha garantizado que le van "a dar la vuelta", pero ahora mismo la situación "es limitante"

  • Juanma Moreno.

El presidente andaluz, Juanma Moreno, ha lamentado hoy las limitaciones en liquidez contable con las que se ha encontrado en el Gobierno andaluz a consecuencia de la "herencia envenenada" de los anteriores ejecutivos socialistas, ya que "está todo condicionado, limitado y sin capacidad de libre disposición".

Moreno ha dicho en una entrevista en Cope que cualquier cosa que quieran llevar a cabo fuera del presupuesto prorrogado "es muy difícil", algo que "es muy frustrante para un nuevo gobernante".

Los nuevos objetivos del Ejecutivo de PP y Cs "no van a ser alcanzables con estos presupuestos realizados por la Administración socialista, que nos dejan muy limitados", ha asegurado.

El presidente, que ha confesado que esperaba tener capacidad de gasto, ha garantizado que le van "a dar la vuelta", pero ahora mismo la situación "es limitante a la hora de hacer un nuevo proyecto".

"El PSOE tiene buenos, malos y regulares gestores; creo que en los últimos años no nos han tocado los mejores", ha indicado Moreno, quien sin embargo ha trasladado un mensaje "de confianza y de paciencia" porque cambiar las cosas "necesita su tiempo".

En sanidad, ha detallado que necesitarían unos 2.000 millones que ahora mismo no tienen para poner las listas de espera "donde corresponde", por lo que necesitarán "audacia" y escuchar a los profesionales del sector para reformar su gestión.

La Junta enajenará suelos para buscar recursos propios y poner ese dinero "a funcionar en los servicios públicos", ha agregado.

Respecto al futuro resultado de la auditoría en la Junta, Moreno ha ironizado con que su capacidad de asombro no está limitada y ha recordado el día que le dijeron que con una tarjeta asociada a una cuenta de dinero público "se iban a un prostíbulo".

Ha opinado que se había instalado "en el ADN" de una "oligarquía política" del PSOE la sensación de que jamás iban a perder el gobierno y de que hicieran lo que hicieran "no iba a pasar nada".

En materia fiscal, ha insistido en sus compromisos con el impuesto de Sucesiones, la bajada del IRPF o el impuesto de Transmisiones, pero ha explicado que "todo a la vez" no lo pueden hacer. Además, ha lanzado un mensaje a los inversores porque Andalucía está "abierta a la inversión como jamás lo ha estado".

En el ámbito personal, Moreno ha confesado que cuando se sentó por primera vez en su despacho de San Telmo tuvo la sensación "de soledad, de aislamiento", por lo que quiere "romper esa barrera".

También sintió "satisfacción y orgullo" porque un hijo de inmigrantes "de procedencia humilde" pueda presidir la Junta, aunque ha admitido que el trabajo le quita tiempo con su familia.

Moreno, que ha criticado la "soberbia" y la distancia política que cree que siempre ha mantenido Susana Díaz con él, no se plantea retos mas allá de la Presidencia de la Junta porque, una vez que termine esta etapa, quiere "vivir la vida" con su familia. 

COMENTARIOS

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
Ayuda a domicilio: "Tomamos más pastillas que los propios usuarios"
chevron_right
La gestión del PSOE deja bajo sospecha 5.000 millones de euros