Actualizado: 23:23 CET
Sábado, 15/12/2018

Arcos

El empate del Arcos vale para cortar la mala racha

Los arcenses arañan un punto del San Pablo ante un rival con graves problemas

El pacense Isi Jareño volvió a tirar del carro arcense realizando una de las mejores paradas de la jornada.

1

El jerezano del Arcos Manuel Caballero pide explicaciones al asistente tras serle anulado un gol.

2

ÉCIJA BPIÉ.    0
ARCOS CF      0

Écija: Fernando, Manu, Ocaña, Cote, Galiano, Marrufo, Migue García, Francisco Borja (Carlos, 88’), Juan Delgado, Isuardi (Saam, 66’) y Luisito (Joselu, 72’).

Arcos: Isi Jareño; Álvaro Ramírez, Nico Canavesio, Molina, José Antonio; Bugatto, Maqui, Caballero; Álvaro González (Javi Rodríguez, 71’), Giráldez y Borja.

Árbitro: Alfredo Vázquez Hidalgo (Huelva). Amonestó a Cote y Migue García por parte de los locales, y a Bugatto, Borja y Álvaro González por los visitantes.

Incidencias: 17ª jornada del grupo X de Tercera División. Estadio municipal ‘San Pablo’ de Écija. Unos 500 espectadores.


El Arcos rompió su racha negativa de tres derrotas seguidas al arañar un punto del San Pablo de Écija ante un equipo que no se le ha dado mal en los recientes enfrentamientos pero que ha perdido buena parte de su peligrosidad y buen juego, un rival venido a menos que ha permitido que los arcenses, muy necesitados de resultados que frenasen los marcadores adversos de las últimas jornadas para recuperar posiciones en la clasificación.

Fue un partido con poco misterio, aburrido y con escasas ocasiones, en el que ninguno de los dos contendientes mostró su verdadero potencial. En definitiva, un partido malo en el que no se vio nada interesante. La primera parte tuvo poco o nada que reseñar, con una ocasión por cada equipo pasada la media hora inicial del encuentro, pero con apenas peligro para las porterías. El Arcos comenzó teniendo la pelota durante un buen rato ante un Écija que esperaba replegado para salir con rapidez, pero sin oportunidades. Al Arcos le fue anulado un gol a los siete minutos de iniciarse el partido en una jugada protagonizada por Caballero, que aprovechó una cesión de Ocaña a su portero Fernando para recibir un pase de gol que le pilló en posición ilegal. Además, Bugatto recibió una amonestación en el minuto 32.

En la segunda parte se intercambiaron los papeles: el Écija pasó a tener el esférico más tiempo y el Arcos retrasó las líneas para defender más cerca de su área, pero sin que llegaran las situaciones favorables en ambas porterías. El Écija, casi por inercia por aquello de estar jugando en casa, empezó a hacerse dueño del balón  y a llegar algo más a los dominios arcenses, pero solo en acercamientos y con pocas posibilidades de marcar. Solo algún tiro flojo a las manos de Isi y pare usted de contar. Después, Borja tuvo una ocasión muy clara que sacó Fernando cuando se cantaba el tanto visitante, a lo que respondió el cuadro astigitano con varias situaciones de peligro, en especial con un latigazo de volea de Ocaña desde fuera del área respondiendo Isi con un paradón de antología desviando el balón a su derecha y evitando el golazo del jugador local, que en la acción previa había estrellado la pelota en un jugador burdeos avisando de sus intenciones. El Écija también pidió penalti en un centro desde la derecha que golpeó supuestamente en la mano de un jugador arcense y que el colegiado no señaló.

El Écija mostró una faz un tanto desdibujada en una temporada en la que está teniendo gran cantidad de problemas institucionales, una situación que se puede repetir en el conjunto gaditano si llega a cristalizar el anuncio de dimisión de su junta directiva señalado para el día 24. Vistas las cosas, el empate a cero no pudo ser más justo. El Arcos acaba con la racha de tres jornadas seguidas sin puntuar logrando un empate en los cuatro últimos partidos, en los que solo ha logrado un gol, a la espera del irregular CD Gerena.

“Hemos roto la inercia negativa” (Zona mixta, Pepe Bermúdez, entrenador del Arcos C.F.)

 “Después de la racha que traíamos de tres derrotas seguidas, dos de ellas muy crueles al llegar en los instantes finales del encuentro, estoy muy contento. Sabíamos que era un partido muy complicado. El Écija tiene muy buen equipo y también buenas individualidades.Hemos controlado bien a unos jugadores que saben lo que hacen. Quitando los córners y a Álvaro Ocaña,  hemos sujetado bien a su equipo. Veníamos muy tocados y con muchas bajas. Además, con Dani Fernández (‘Cuenca’) en el banquillo sin opciones de jugar porque está lesionado y con varios juveniles. Si hubiéramos ganado no hubiera hablado de todo esto, pero me voy muy contento por el trabajo y porque el grupo se merecía sumar. Hoy lo hemos conseguido ante un buen equipo y tenemos que seguir nuestra línea. Su línea defensiva es rocosa y hemos intentado que no jugasen por dentro y que ni Migue, Isuardi o Luisito tuvieran su día para que no recibieran fácil y no jugasen cómodos, exceptuando las acciones a balón parado y los lanzamientos desde fuera del área. Nos ha costado mucho realizar alguna contra al final, pero estábamos muy cansados por el desgaste del partido. Hemos roto la dinámica negativa de malos resultados”.

COMENTARIOS

chevron_left
Una defensa de los ERE pide que la acusación pague las costas
chevron_right
Andalucía, el mejor destino para aprovechar al máximo la Navidad