Actualizado: 14:23 CET
Domingo, 16/12/2018

Quien a buen árbol se arrima...

Restituir al ser humano

Publicado: 13/11/2018 ·
23:43
Actualizado: 13/11/2018 · 23:43

Mañana es el Día Mundial de la Filosofía. Aparecerán folios fotocopiados con reflexiones filosóficas fijados en las esquinas, como ya va siendo habitual...

Mañana es el Día Mundial de la Filosofía. Aparecerán folios fotocopiados con reflexiones filosóficas fijados en las esquinas, como ya va siendo habitual durante este día en nuestra ciudad. Es reciente la fecha en la cual el Parlamento aprobó que la filosofía volviera a ser una materia curricular de la Enseñanza Secundaria, y creo que hace falta mucha pedagogía para mostrar la utilidad, la necesidad diría yo, de la filosofía en los planes de estudio y en la vida cotidiana. En nuestra sociedad, el ser humano vive, vivimos, un momento de “opresión indolora”, que nos está anulando poco a poco. Por un lado nos encontramos bajo la presión, intensa y constante, del impulso por consumir, de adquirir cientos de objetos diferentes, de realizar un sinfín de acciones diversas, que no surgen la mayoría de las veces de un estado real de necesidad, sino que son estimuladas desde fuera. Es como un automatismo que dispone de nosotros. Y por otro lado, cada vez hay más dispositivos de inteligencia artificial que deciden por nosotros: algoritmos que se cuelan en nuestro ocio, en nuestra comunicación con los demás; algoritmos que deciden qué parte de la realidad conoceremos a través de una selección personalizada de noticias. El vehículo sin conductor está a la vuelta de la esquina; el robot que asiste al cirujano, el que asiste al piloto, el que ayuda en los trabajos pesados. Todos son realidades. Y no es malo que tengamos una gran oferta de objetos y actividades para consumir, ni que la mayor precisión y fortaleza de una máquina apoye la acción humana. Lo negativo es que el exceso y presión de la oferta anule nuestra capacidad de discriminar qué es lo que realmente queremos, y seamos arrastrados (¿manipulados?) por modas y tendencias interesadas. Y que la ayuda de las máquinas nos relegue a un rincón. Parece como si, entre la presión de ambos, consumismo y tecnología, nuestras cualidades más humanas, quedasen comprimidas. La filosofía ayuda a restituir al ser humano. Todo lo que hacemos es propio de nuestra naturaleza, desde lo más abyecto hasta lo más sublime, pero precisamente nuestra esencia más singular descansa en la posibilidad de discernir y decidir lo más correcto. Y no ayuda sumergir nuestra conciencia en automatismos, el del consumismo ciego y el del algoritmo imperceptible. Necesitamos la libertad de la elección consciente, la posibilidad de errar, y poder corregir. Necesitamos filosofar.

COMENTARIOS

Autor en Andalucia Información

Manuel Ruiz

Manuel Ruiz es biólogo y ocupa el cargo de presidente de la Asociación Ecologista GEA de Jaén

Quien a buen árbol se arrima...

Cuaderno sobre la importancia de ser responsables medioambientalmente y otras cuestiones culturales y patrimoniales de Jaén

VISITAR BLOG
Publicado: 13/11/2018 ·
23:43
Actualizado: 13/11/2018 · 23:43
chevron_left
Fuerte apuesta de Adelante Andalucía si lograse presidir la Junta
chevron_right
Premio al Reto en Cardiología, una mirada a la inteligencia artificial