Actualizado: 00:37 CET
Viernes, 14/12/2018

Sevilla

Atracaba comercios y se quedaba observando la actuación policial

La Policía Nacional detiene a un atracador que asaltó con un arma de fuego tres comercios de Sevilla en una semana

  • Las prensas utilizadas por el atracador.
  • Para evitar ser identificado cubría su rostro con un pañuelo y una gorra, llevando siempre una camiseta de manga larga a pesar de las altas temperatur

Agentes de la Policía Nacional han detenido a un hombre en Sevilla, de 58 años de edad, por su participación en tres atracos en establecimientos comerciales cometidos en la capital andaluza. Actuaba con gran celeridad, encañonando con una pistola a los empleados, para que le entregaran el dinero de la recaudación diaria, previsto en las cajas registradoras. Para evitar ser identificado cubría su rostro con un pañuelo y una gorra, llevando siempre una camiseta de manga larga a pesar de las altas temperaturas. Tras su detención, los agentes registraron la habitación del hostal donde se alojaba, donde se han incautado de las prendas de ropa, la mochila y las zapatillas utilizadas en los asaltos. La Autoridad Judicial ha decretado su inmediato ingreso en prisión.

La investigación se inició tras la comisión del primero de los atracos a finales de agosto, sobre las 14 horas, en un establecimiento comercial de los alrededores de la Gran Plaza, donde actuó con rapidez y al mismo tiempo que amenazaba con el arma de fuego que llevaba en la mano, insultaba y obligaba a que abrieran la caja registradora.

Los investigadores recabaron todos los datos posibles y tras las declaraciones aportadas por las víctimas y testigos, consiguieron obtener las características físicas del autor, un hombre alto, que cubría su rostro con un pañuelo y una gorra y que a pesar de las altas temperaturas, vestía con una camisa de manga larga.

Tres atracos en el lapso de una semana

El segundo de los atracos tuvo lugar al día siguiente, en otro establecimiento comercial, ubicado también en la Gran Plaza y del que los agentes pudieron extraer tras oír las manifestaciones de las víctimas y testigos, que podía tratarse del mismo autor, ya que presentaban aspectos coincidentes, entre ellos el modus operandi, ya que entraba rápidamente en el establecimiento, mediante amenazas y exhibiendo el arma de fuego obtenía el botín. También coincidían las características físicas del autor, el arma utilizada, en ambos atracos el autor llevaba una camiseta de manga larga, a pesar de las altas temperaturas de la época estival, y ocultaba su rostro con una gorra y un pañuelo.

Seis días más tarde, perpetró el tercer atraco, eligiendo otro supermercado en la misma zona, en las inmediaciones de la gran Plaza.

Una vez conseguido su objetivo huía del lugar antes de que la policía fuera alertada. A esto hay que añadir que los supermercados elegidos no disponían de cámaras de video vigilancias, lo que dificultaba así su identificación.

El tercer atraco, seis días más tarde, también en las inmediaciones de la Gran Plaza y en otro supermercado, esta vez el autor huyó tras obtener el botín hacia la barriada de Los Pajaritos.

Se cambiaba de ropa y observaba la actuación policial como un ciudadano más

El atracador eligió para perpetrar los delitos, comercios sin cámaras de seguridad (excepto el último), por lo que los investigadores trabajaron en recuperar las imágenes que hubieran podido ser grabadas por las cámaras de las inmediaciones de los supermercados asaltados. Pudiéndose constatar que algunas de ellas, habían grabado al sospechoso en las cerca de los comercios asaltados, en las que se observaba cómo se había cambiado de ropa nada más salir de los supermercados, sustituyendo la camiseta de manga larga  por una de manga corta.

Posteriormente, se refugiaba en el hostal en el que pernoctaba, del que salía minutos más tarde, de nuevo con otra ropa distinta, e incluso las cámaras de seguridad recogieron como se recreaba mirando la actuación policial en el lugar de los hechos, como un ciudadano ajeno a todo lo que había sucedido, tras cometer el atraco.

Una vez identificado, los agentes establecieron un dispositivo de localización, culminando con su detención en las inmediaciones del hostal donde se alojaba, en el que se encontraron las prendas utilizadas en los atracos, tras registro en la habitación que ocupaba: la camisa de mangas largas, gorra con la que ocultaba sus rasgos faciales, mochila y las zapatillas.

El detenido que contaba con numerosos antecedentes policiales, entre ellos tráfico de drogas y homicidio, ya pasó a disposición de la Autoridad Judicial, quien decretó su inmediato ingreso en prisión, en el marco de una operación e investigación llevada a cabo por el grupo de Atracos de la Brigada Provincial de Policía Judicial de Sevilla, con la colaboración del Grupo de Atracos de la Brigada Provincial de Policía Judicial de Málaga.

COMENTARIOS

chevron_left
Buscan a un hombre en Coín desaparecido desde las inundaciones
chevron_right
Los partidos contarán con más de 3,7 millones en subvenciones