Actualizado: 02:42 CET
Jueves, 13/12/2018

Cádiz

José Blas dice que los gaditanos aspiran a "una paguita"

El alcalde, José María González, responde contundentemente al concejal popular indicándole que "deje de señalar a los de abajo, a la gente más vulnerable"

  • José Blas Fernández
  • Para Fernández "en esta tierra hasta el más tonto hace relojes"
  • Kichi apunta que el popular lleva en la sangre "la poca vergüenza política"

“Una paguita es como una aspiración vital en esta provincia". La frase es de José Blas Fernández, presidente del Consejo de graduados sociales de Andalucía y concejal popular, y aparece recogida en un reportaje de El Español sobre bajas laborales fraudulentas. "En esta tierra hasta el más tonto hace relojes. Y eso se extiende a todos los ámbitos de la vida. Por lo general, el gaditano es pícaro y buscavidas", añade. 

"Ustedes, la más rancia derecha, junto a sus socios del PSOE, hundieron a esta Bahía de Cádiz en un pozo de desempleo y precariedad, obligando a la migración y el exilio".

Fernández comenta en declaraciones al medio citado que "quizás, la frase que más haya escuchado en mi despacho es: ¿Y cómo ve mi caso para una paguita? Suelen ser personas de más de 50 años, sin trabajo, que buscan tener una buena calidad de vida cuando aún le queda un tiempo para jubilarse". Según el popular, en Cádiz se generó esta "cultura de la paga del Estado" después de la dictadura franquista. 

"Con la posterior integración en la UE, se limitó mucho lo público y se empezó a eliminar puestos de trabajo y empresas que iban de la mano del Estado. Para que no hubiese un trauma social -incide el presidente del Consejo de graduados sociales de Andalucía- se buscó la fórmula de jubilar a la gente de una manera encubierta. Se optó por concederles una invalidez permanente absoluta, que no cotiza ni da cuentas a Hacienda, a diferencia de la pensión de jubilación".

Para Fernández, "todo ello ha generado una cultura de la paga en la provincia". "El gaditano, y no hablo solo del de la capital, sino del de la sierra o de otras localidades costeras, lleva inoculado en la sangre ese, digamos, veneno. En mi despacho, yo he llegado a tramitar un invalidez absoluta por una cervicoartrosis. Hace ya muchos años, pero hoy sería imposible. Lo tendría cualquiera que trabajara delante de un ordenador muchas horas al día. Pese a todo, la gente de aquí busca otros métodos".

Para el concejal del PP, José Blas Fernández, “la aspiración vital” de las gaditanas y gaditanos es “una paguita”. Esa es la imagen que exporta el PP de Cádiz en la prensa nacional. Eso es lo que piensa la derecha de la gente más vulnerable 😡https://t.co/f8sNLsC5RJ pic.twitter.com/OD8eU41L5V

— José María González (@JM_Kichi) 17 de septiembre de 2018

Por su parte, el alcalde de Cádiz, José María González, no ha tardado en responder a las declaraciones del concejal popular en sus redes sociales. "Esa es la imagen que exporta el PP de Cádiz, del candidato Juan José Ortiz, a la prensa nacional. Eso es lo que piensa la derecha de nuestra ciudad de la gente más vulnerable, a la que no tiene el menor escrúpulo en señalar y hundir", expone. "José Blas Fernández, que no se conforma con esa barbaridad, dice además que 'el gaditano lleva inoculado en la sangre ese veneno' de la paguita".

"Usted lo que lleva en la sangre, José Blas Fernández, es la poca vergüenza política. Usted y su partido, que le ampara y le respalda cuando apunta a quienes sufren más dificultades, como ya hizo con los jubilados o las familias que por su culpa no pueden acogerse al Bono Social Gaditano y les niega el derecho a la luz y la energía", señala González. Y se dirige al popular para decirle "a usted, y a su candidato, que la aspiración vital de mis vecinas y vecinos es un trabajo digno. Sin embargo, la última reforma laboral que impuso su partido convirtió las condiciones de muchos empleos en un régimen de semiesclavitud".

"Le diré, - continúa- cuantas veces haga falta, que el sueño de mi gente es la de trabajar cerquita de casa. Pero ustedes, la más rancia derecha, junto a sus socios del PSOE, hundieron a esta Bahía de Cádiz en un pozo de desempleo y precariedad, obligando a la migración y el exilio. Y le diré también que quien más daño hizo y más despilfarró el dinero público fue el Partido Popular. En Madrid, con infinitos casos de corrupción. Y en Cádiz, donde vimos el nombre de Teófila Martínez en los papeles de Bárcenas, la firma de Ignacio Romaní junto a gastos en móviles, gambas y Campari y una deuda en las arcas municipales que llevan su gestión y su firma".

Concluye el alcalde espetándole que "deje de señalar a los de abajo, a la gente más vulnerable. Deje ese clasismo con el que su partido se ensaña con las personas que sufren más dificultades. Ustedes arrebatasteis el futuro a esta tierra y, encima, ahora, se ríe de ella". 

COMENTARIOS

chevron_left
La Junta sitúa a Ayuntamientos como claves para políticas de Memoria
chevron_right
Juicio ERE: intervención "debió autorizar" la concesión de ayudas