Actualizado: 19:18 CET
Martes, 25/09/2018

San Fernando

Vuelve la calma a Navantia San Fernando y paran las movilizaciones

Los trabajadores dan un voto de confianza al Gobierno aunque permanecerán alertas y el ministro de Exteriores, Josep Borrell, confirma el acuerdo.

Cargando el reproductor....

La plantilla de Navatia en San Fernando ha decidido suspender las movilizaciones y dar un voto de confianza al Gobierno después de conocer que el envío de las bombas guiadas a Arabia Saudí se va a realizar y que el contrato de las corbetas se mantiene en los mismos plazos.

A las 9.30 horas ha tendio lugar una rueda de prensa en la puerta del astillero en la que se ha informado de las novedades, aunque los responsables sindicales han afirmado que se mantendrán alertas. 

El presidente del comité de empresa de Navantia San Fernando, Jesús Peralta, ha anunciado este jueves que los trabajadores de este astillero de la Bahía de Cádiz suspenden las movilizaciones para pedir la garantía del cumplimiento del contrato de las corbetas "ante las recientes buenas noticias" que llegan desde Arabia Saudí.

En declaraciones a los periodistas, Peralta ha explicado que "a raíz de la culminación de las movilizaciones que ejecutamos este pasado lunes teníamos el hilo de esperanza de que las cosas se podían reconducir según nos indicaban nuestros compañeros que tenemos en Riad".

"A partir de ahí se han hecho negociaciones diplomáticas que han ido por buen camino y a día de hoy tenemos la constancia de que el programa se va a retomar, se va a reconducir la situación y en estos momentos hay en Riad una reunión por parte del Ministerio de Defensa saudí y Navantia para concretar los detalles", ha detallado el dirigente sindical.

En este sentido, Peralta ha indicado que tras esas noticias, en la mañana de este jueves se celebró un pleno del comité de prensa "donde decidimos abrir un paréntesis en el calendario de movilizaciones ya que la situación mejoraba sobremanera, y a partir de ahí convocamos una asamblea de trabajadores donde se ha trasladado que la situación mejoraba y que por unanimidad prácticamente se ha votado parar las movilizaciones ya que el contrato sigue su camino".

El presidente del comité de empresa ha apuntado que si la cancelación de la entrega de las bombas provocó que el reino saudí cancelara el contrato de las corbetas, "la resolución de estas desavenencias ha provocado la puesta en marcha del contrato de las corbetas", por lo que "estamos alegres, con ilusión y esperanza, porque detrás de ese contrato hay cerca de 9.000 empleos".

Con todo, Peralta ha subrayado que las movilizaciones "no se han cancelado" sino que "quedan en un 'impasse' de pausa, por lo que tenemos claro que si vuelve haber una agresión al contrato de las corbetas como la que se hizo este pasado jueves con las declaraciones de la ministra de Defensa, Margarita Robles, volveremos a responder con la mayor fuerza como hicimos este pasado viernes o este lunes pasado".

Venta de las bombas

Por su parte, el ministro de Asuntos Exteriores, Josep Borrell, ha confirmado hoy que España mantendrá el contrato de venta de 400 bombas de precisión láser a Arabia Saudí porque "no ha encontrado ninguna razón" para incumplirlo.

Borrell ha confirmado el mantenimiento del contrato en una entrevista en Onda Cero en la que ha explicado que esa decisión se ha adoptado tras una semana de trabajo intenso por parte de varios ministerios, entre ellos el suyo, sin que se haya detectado irregularidad alguna para cancelarlo.

El Ministerio de Defensa había avanzado que se cancelaría y que se devolverían los 9,2 millones de euros abonados por este material dejando así sin efecto el contrato firmado entre España y Arabia Saudí en enero de 2015.

Sin embargo, el Gobierno precisó después que ese contrato de venta de armas estaba en estudio, que no se había adoptado una decisión en firme y que su cancelación era una mera declaración de intenciones por parte de Defensa.

La cancelación de la venta de las bombas podía haber puesto en peligro a su vez el contrato de Arabia Saudí para la compra de cinco corbetas a la empresa Navantia, una posibilidad ante la que en las últimas semanas se han sucedido las protestas de los trabajadores de los astilleros de esta empresa en San Fernando.

Al plantearle si cree que la ministra de Defensa, Margarita Robles, ha sido desautorizada con esta decisión, Borrell se ha limitado a señalar que lo último que iba a hacer era polemizar en público con una compañera de Gabinete.

Sí ha insistido en que no se han encontrado motivos para rescindir el contrato firmado por el Gobierno de Mariano Rajoy, y ante el argumento de que Arabia Saudí podría utilizar las bombas contra la población civil de Yemen, ha explicado que ese armamento es de precisión y, por tanto, no provoca efectos colaterales.

"Con este tipo de armas no puede haber esos bombardeos producidos con armas menos sofisticadas un poco lanzadas al azar y que provocan esa clase de tragedias que todos hemos condenado", ha añadido.

En ese contexto, ha recordado que su Ministerio anunció en agosto que a partir de ahora se van a revisar los criterios por los que se autoriza la exportación de armas.

"Este contrato está firmado hace tres años, ha pasado tres veces por la comisión interministerial que autoriza la venta de armas y no hemos encontrado ninguna razón para no cumplirlo", ha reiterado.

Borrell ha justificado en una "lógica inquietud" ante algunos escenarios bélicos, no sólo en Yemen, el que el Ministerio de Defensa haya revisado también todos los contratos pendientes de venta de armas.

"Creyó detectar en ese (el firmado con Arabia Saudí) alguna circunstancia que le llamaría la atención, como el hecho de que no era una venta de armas por parte de una empresa que las fabrica, sino que era parte del 'stock' de munición del propio Ejército", ha añadido.

Ante la pregunta de si Arabia Saudí había trasladado al Gobierno que si ese contrato no se mantenía rescindiría el de la compra de cinco corbetas, el ministro ha señalado que ese país "considera las relaciones en materia de armamento como un todo" pero no se explicita con esa "crudeza".

Satisfacción en la Junta

El vicepresidente de la Junta de Andalucía y consejero de la Presidencia, Administración Local y Memoria Democrática, Manuel Jiménez Barrios, ha destacado este jueves las "noticias esperanzadoras" acerca del contrato entre España y Arabía Saudí para la construcción, por parte de Navantia en la Bahía de Cádiz, de cinco corbetas, y ha valorado las gestiones que "ha pilotado muy adecuadamente" la vicepresidenta del Gobierno central, Carmen Calvo, para "solucionar la situación planteada".

Así lo ha manifestado el vicepresidente de la Junta en respuesta a una pregunta del PP-A en el Pleno del Parlamento andaluz, en el transcurso de la sesión de control al Gobierno andaluz y coincidiendo con una asamblea de trabajadores de Navantia en San Fernando (Cádiz), así como minutos después de que el ministro de Asuntos Exteriores, UE y Cooperación, Josep Borrell, haya confirmado que el Gobierno enviará a Arabia Saudí las 400 bombas láser del Ejército vendidas en virtud de un contrato en 2015 cuya posible revocación podría condicionar el contrato para la construcción de las citadas corbetas.

Después de que la diputada del PP-A Ana Mestre le haya preguntado "qué ha hecho el Gobierno andaluz para poder continuar" el referido contrato de las corbetas, Jiménez Barrios ha recordado que en la mañana de este jueves "se está celebrando una asamblea de trabajadores y hay noticias esperanzadoras", a la vez que ha abogado por "ser prudentes para no alimentar una alarma que ya afortunadamente está encauzada".

También ha llamado a "confiar en las gestiones del Gobierno" central, y ha destacado que la vicepresidenta Carmen Calvo "ha pilotado muy adecuadamente las gestiones encauzadas a solucionar la situación planteada".

La parlamentaria del PP-A ha replicado cuestionando que la Junta "pida prudencia a la bancada del PP cuando el Gobierno de España, que entró por la gatera a dirigir los intereses de los españoles, es el que ha generado la mayor incertidumbre en la provincia de Cádiz, en Andalucía y en España con continuas rectificaciones", porque su presidente, Pedro Sánchez, es "un doctor en desestabilizar a este país y en rectificar".

Mestre ha aseverado que "los andaluces y los españoles estamos siendo presos de las hipotecas" del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y ha manifestado que "la presión y defensa por parte de los trabajadores de Navantia por sus propios puestos de trabajo" ha venido "porque no ha visto en el Gobierno andaluz de Susana Díaz el respaldo necesario y suficiente".

PP-A subraya la "presión de los trabajadores"

Además, ha indicado que el PP se ha centrado en este caso en "defender lo que estaba bien hecho", y que su partido fue capaz "de culminar ese contrato tan importante para la Bahía de Cádiz y para Andalucía", y que si los socialistas "no se han cargado el contrato es gracias a la presión de los trabajadores".

"Es la presión social y mediática la que hace una vez más rectificar al Gobierno de Sánchez", ha enfatizado Mestre, quien, en esa línea, ha criticado que el PSOE en la provincia de Cádiz ha hecho "mutis por el foro", y los socialistas "no han hecho a conciencia nada para mantener los puestos de trabajo" del colectivo afectado.

El vicepresidente de la Junta ha replicado a la diputada 'popular' señalando que, en "un asunto tan importante", él no ha querido "dar ningún palo al PP", porque de lo que se trata es de "resolver un conflicto que se ha creado".

En esa línea, ha defendido que el Gobierno andaluz "siempre ha llamado a la prudencia, a la negociación y a la calma, siendo consciente de que estábamos ante una situación muy compleja de resolver".

Según Jiménez Barrios, lo que debía hacer un "gobierno responsable" era "hacer era la presión necesaria" como "hemos hecho", según ha apostillado el vicepresidente de la Junta, que ha agregado que desde la Administración andaluza "hemos trabajado de la mano del Gobierno de España", y que ha comentado que "los miembros del comité de empresa y los trabajadores lo que esperan de los políticos no es que enzarcen".

Tras recordar que este contrato de las corbetas "empezó en 2015" y "estuvo en vilo en infinidad de ocasiones", hasta el punto de que "no se plasmaba nunca" y "lo llegó a firmar el nuevo Gobierno", el vicepresidente de la Junta ha concluido incidiendo en que el Ejecutivo andaluz va a "estar cerca de los trabajadores porque los comprendemos, pero también ayudamos al Gobierno de España en la búsqueda de soluciones", y "lo que le interesa a los trabajadores es la solución definitiva" a esta cuestión" y "que haya trabajo en la Bahía de Cádiz".

COMENTARIOS

Andaluc�a Informaci�nPublicidad AiAndaluca InformacinPublicidad AiAndaluc�a Informaci�nAndaluc�a Informaci�nAndaluc�a Informaci�nPublicidad Ai Andaluc�a Informaci�nPublicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
La Policía entra en 23 clínicas de iDental de 21 provincias
chevron_right
La compraventa de viviendas en Andalucía aumenta un 20,4% en julio