Actualizado: 00:19 CET
Martes, 25/09/2018

Andalucía

El divorcio de Cs y PSOE "aboca" a Andalucía al adelanto electoral

Las dos formaciones que pactaron la investidura en 2015 se lanzan reproches mutuos mientras el resto de partidos critica el "sainete"

  • La presidenta de la Junta, este miércoles en Almería.
  • Díaz acusa a Marín de "tirar por la borda" la estabilidad y Rivera da "48 horas" a Díaz para "rectificar"

La historia se repite. El idilio del PSOE y su socio, en este caso Cs, se rompe justo en el momento más propicio para poner fin a la legislatura y convocar elecciones. En política, un no nunca es un no. Da igual que la presidenta de la Junta, Susana Díaz, que es quien puede y tiene que disolver el Parlamento y convocar las elecciones, se haya pasado meses diciendo que va a agotar la legislatura. Se le echa la culpa al otro y donde dijo no, dice ya si eso.

El portavoz socialista en el Parlamento andaluz, Mario Jiménez, aseguraba este miércoles que la actitud de Ciudadanos "abocaba" a la comunidad a un "adelanto electoral". Susana Díaz había criticado momentos antes que el partido de Albert Rivera y Juan Marín "tirara por la borda tres años y medio" de buen rollito amenazando con romper el pacto de investidura firmado por  PSOE y Cs en 2015. Ambas formaciones saben que está roto. Pero juegan a que aún hay esperanzas.

Después de que el PSOE se negara a aprobar acuerdos recogidos en el pacto de investidura como la supresión de los aforamientos o la reforma de la Ley Electoral, Albert Rivera  le dio este miércoles a Susana Díaz un plazo de 48 horas para "rectificar". El viernes se cumple ese plazo. Y el viernes se reúne el Comité Ejecutivo Nacional de Cs en Málaga, que habrá de tomar alguna decisión sobre el pacto. Pero nada parece indicar que Susana Díaz tenga intención de "rectificar", como le pedía Rivera.

El detonante

En 2015, el argumento fue que IU, socio del PSOE en la pasada legislatura, estaba haciendo la guerra por su cuenta en sus parcelas de poder. Cs, a diferencia de IU entonces, no tiene poder ejecutivo. Por eso el PSOE le acusa de "romper la estabilidad", tras tres años de cordialidad, para explicar el fin del romance político.

El detonante, en este caso, han sido los Presupuestos de la Junta para el año próximo. Cs, que se los ha aprobado al PSOE en los tres anteriores ejercicios, exige ahora al Gobierno de Susana Díaz que cumpla con los acuerdos pendientes del pacto de investidura suscrito en 2015. La legislatura, con o sin adelanto electoral, se encamina inexorablemente a su final. Los socialistas creen que Cs hasta ahora no había tenido la urgencia que está demostrando en esta ocasión por sacar adelante proyectos para los que ya no queda tiempo. Y Cs insiste en que hasta ahora a la legislatura le quedaba recorrido por delante.

Los Presupuestos no se van a aprobar. Ni Juan Marín va a modificar su postura al respecto si el PSOE no tira para adelante con la supresión de los aforamientos, ni Susana Díaz va a dar su brazo a torcer. Tampoco el PSOE está dispuesto a buscar un camino alternativo para desbloquear las cuentas y sentarse a negociarlas con Podemos o IU, pese a que éstos se han ofrecido a intentar un acuerdo, y este miércoles volvieron a insistir.

En este sentido, la portavoz adjunta de Podemos en el Parlamento, Esperanza Gómez, criticó el "juego y la distracción" que se traen PSOE y Cs y reiteró la "voluntad de diálogo" de su partido para negociar los Presupuestos del próximo año.

IU tampoco se cree el "sainete" y la portavoz adjunta en el Parlamento, Inmaculada Nieto, vaticinó que las buenas relaciones entre el PSOE y Cs se retomarán después de las elecciones, se celebren cuando se celebren.

El tiempo de la comedia

También el presidente andaluz del PP, Juanma Moreno, se refirió al "teatro" que Díaz y Marín están protagonizando y que, según dijo, propiciará que la presidenta de la Junta adelante las elecciones autonómicas. Juanma Moreno, que fue el primer candidato para las próximas elecciones autonómicas elegido, recordó ayer que en junio vaticinó que septiembre traería "el tiempo de la comedia y el teatro, y no me equivoqué".

Para el presidente del PP-A, Juan Marín acaba de hacerle "un último gran favor al PSOE", al "ponerle la pista de aterrizaje" a Susana Díaz y darle motivos "para poder disolver el Parlamento y convocar elecciones cuando más le convenga", que es justo ahora, cuando aún quedan algunos meses para el final de la legislatura. "Nadie está pensando en el interés de Andalucía", sentenció ayer Juanma Moreno.

Y Susana Díaz, en campaña

Por su parte, la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, acudió este miércoles a Almería para visitar el centro de salud de Garrucha, en cuya ampliación la Junta ha invertido 500.000 euros, prometiendo la puesta en marcha de un plan de empleo de 235 millones de euros que beneficiará a 22.000 desempleados, un plan de choque para reducir las listas de espera de las personas dependientes y la recuperación de la carrera profesional del personal sanitario, suspendida desde 2012 con motivo de la crisis económica. Y todo de manera inminente.

COMENTARIOS

Publicidad AiAndaluc�a Informaci�nAndaluc�a Informaci�nAndaluc�a Informaci�nAndaluc�a Informaci�nAndaluca InformacinPublicidad AiAndaluc�a Informaci�n Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
El Betis levantará su nueva ciudad deportiva en Entrenúcleos
chevron_right
El PSOE evita debatir en el Parlamento sobre la Faffe