Actualizado: 02:10 CET
Miercoles, 19/09/2018

Las necesidades de Valdelagrana se acentúan los meses de verano

  • Problemas del paseo marítimo

La asociación de vecinos de Valdelagrana, una vez finalizado el mes de julio, quiere hacer constar de forma pública que las necesidades, problemas y arreglos pendientes que asumen desde hace años se acentúan con la llegada de la época veraniega, y por ende, por la multiplicación de residentes, aunque sea de forma puntual y por varios meses. 

Así, desde la entidad vecinal destacan que "agorado el mes de julio, los acontecimientos vividos hasta ahora y el día a día del verano en esta barriada permiten hacer un balance de situación, con algunos claros y muchos oscuros". Por ello indican que "la preocupación de esta asociación de vecinos ha sido siempre seguir esos problemas, diagnosticarlos y batallar en cualquier foro posible por su solución. En este trabajo, siempre ha sido receptivo y receptor de los problemas que los vecinos nos han comunicado y siguen comunicando". De ahí que siempre han intentando trasladar a los distintos concejales responsables para su pronta solución. 

Por ello, el pasado invierno solicitaron una reunión de trabajo con el equipo de Gobierno, "con el fin de exponer y analizar con una antelación más que suficiente los problemas más relevantes de la temporada veraniega, adelantándonos con ello a la premura y la improvisación con que se había venido actuando en años anteriores". Sobre todo porque ciertos problemas se repiten a lo largo de los últimos años. El resultado fue la celebración de dos encuentros con distintos responsables municipales, técnicos e incluso con la presidencia del alcalde, David de la Encina. De las mismas salió el compromiso de poner en marcha un calendario de actuaciones para ir subsanando ciertas necesidades y anticiparse a otras. 

Pero en cambio, los vecinos y turistas no han notado mejoras en la urbanización, considerando que "nuestra demostrada preocupación, nuestros  esfuerzos en la denuncia y búsqueda de soluciones, nuestro reiteradamente demostrado compromiso de colaboración, nos legitima para demandar" una respuesta, y sobre todo, actuaciones en este sentido.

Con respecto a las demandas de Valdelagrana, en materia de tráfico y seguridad vial, las medidas que se acordaron implementar fueron repasar los puntos negros de la circulación, instalar señales de tráfico infirmativas del corte de circulación del paseo marítimo, otras señales de información de la dirección y situación de las bolsas de aparcamiento, señalización de zonas reservadas para el estacionamiento de autobuses, regulación del aparcamiento y control de aparcacoches ilegales, debido a la presión que ejercen en turistas y visitantes. 

De todas, explican que "solo podemos reconocer que se ha actuado en la avenida Santa María del Mar, en la reestructuración de los pasos de peatones (aunque dejando deficiencias no solucionadas), y en la avenida de La Salinera, repintando y señalizando las zonas de aparcamiento y los pasos de peatones". En cambio, "el resto de los compromisos han quedado en el limbo y el resultado vuelve a ser que el tráfico y el aparcamiento en Valdelagrana es tan caótico como en veranos anteriores, sobre todo los fines de semana". 

En cuanto a la limpieza viaria y recogida de basuras, desde el Ayuntamiento "se reconoció la situación problemática de la recogida de basuras, que en verano llega  ser grave. Informados de la tramitación de un nuevo pliego/contrato de limpieza, quedó postergado abordar el problema hasta su firma". Pero en cambio, tiempo después "se procedió al cambio y reposición de contenedores, pero no se hizo lo mismo con el compromiso de reponer también papeleras". Sin embargo, dicen desde la entidad vecinal que "aún sabiendo por los medios de comunicación de la firma de un nuevo convenio de limpieza, la situación vuelve a ser caótica porque la recogida, los horarios y turnos están desbordados y las basuras se acumulan y son una constante en el paisaje urbano de Valdelagrana, el personal de limpieza manual se observa y constata como insuficiente, y los medios mecánicos, ineficaces". 

Con respecto a las plagas de mosquitos y otros animales, "también fue analizado y derivado a la aplicación de unos calendarios de fumigación ya establecidos por el área de Medio Ambiente. Es de reconocer que los mosquitos han tenido y tienen hasta ahora menor presencia que otros veranos, en parte debido a las excepcionales condiciones de las temperaturas de julio". Pero "no es el caso de las cucarachas, que han vuelto a invadir la barriada, campan a sus anchas por calles y avenidas, y ha obligado a muchos vecinos a tener que recurrir a la fumigación de sus hogares familiares", apuntan. 

Para la asociación de vecinos, el tema de la playa y el paseo marítimo es "caso aparte", ya que, a pesar de ser "emblema y estandarte turístico de esta ciudad y uno de los elementos en el  que nuestros vecinos se reconocen con mas orgullo", no obtiene los cuidados necesarios. Así, "informados de la negociación de un nuevo pliego/contrato para el mantenimiento de la playa, el verano llegó con la muy celebrada consecución de la bandera azul de calidad", pero a día de hoy "el balance que observamos dista mucho de las supuestas bondades que reconoce el mencionado emblema". 

En positivo destacan que "el Ayuntamiento ha cumplido con el compromiso en su momento adquirido de celebrar dos eventos festivos/culturales para la dinamización de la playa: la noche de San Juan y la noche de la Luna Llena, que han arrojado un  marcado balance de público y opinión". Igualmente han constatado que" el cuidado y la limpieza de la arena de la playa, se realiza de forma efectiva". 

Pero surgen los problemas "que habiendo sido admitidos, no se han subsanado y dejan a nuestra playa y a sus usuarios huérfanos de los servicios que corresponden a una bandera azul, distinción y título que más allá del simple impacto mediático y propagandístico, convenientemente explotado por las autoridades municipales, es un compromiso que se adquiere con los ciudadanos y usuarios y que obliga a los responsables municipales a organizar, cuidar y gestionar los servicios que se exigen y corresponden con la calificación mencionada".

Las deficiencias de las playas, que se preguntan si son propias de una bandera azul, son "el retraso inexplicable de la dotación de socorristas de playa, que no han estado en funcionamiento hasta muy avanzado el mes de julio; inexistencia del servicio de megafonía que en una playa en la que se concentran muchos miles de personas, con un porcentaje muy elevado de mayores y niños, implica correr unos riesgos incompatibles con la pretendida calidad de nuestra playa. Los medios de comunicación informan de su puesta en funcionamiento sin indicar fechas ni asumir responsabilidades por el retraso. Paradójicamente se anuncia como gran novedad, las informaciones en inglés en una playa que en un 99,99% recibe usuarios nacionales; vigilancia de la playa y patrullas a pie y/o motorizadas que garantizen la seguridad de los usuarios, entendido y admitido como una necesidad, existe ese servicio lo que ha redundado en la proliferación de problemas derivados de malos usos ciudadanos, como arrojar basuras, colillas, pipas….., presencia de actividades no permitidas en la playa, como uso de vehículos, venta ambulante, acotamiento de zonas con elementos de playa, monopolizando zonas como privadas, pernoctación de personas en la playa sobre todo, los fines de semana".

Añaden "un lamentable y grave derroche de agua en las zonas de duchas y lavapies, que ante la ausencia de algún elemento de control, se han convertido en zona de juegos infantiles que derivan en la construcción de pocetas para juegos. Se derrocha sin control, un agua que los portuenses pagamos religiosamente en una factura que incluye hasta cinco conceptos por consumo y que se reflejan en una factura que pasa por ser de las más caras de la provincia", indicando que "el desmadre llega hasta el extremo de que algún/a desalmado/a ha llegado a duchar a su perro, después de pasearlo y bañarlo en el mar y usando champú; cartelería informativa obsoleta e ineficaz: anticuados y viejos cartelitos de tamaño ridículo, pretendidamente informan de las prohibiciones que rigen en la playa, que ignoran un elevado porcentaje de usuarios; una más que deficiente limpieza del paseo, ya que tanto por el tipo de solería que tiene, como por el grave deterioro que presenta, hace que riegos y medios mecánicos (barredoras, sopladoras….) sean en la práctica ineficaces". 

El alumbrado del paseo marítimo es una queja recurrente cada verano, pues hay "numerosas farolas fuera de servicio, creando zonas de penumbra/inseguridad para los viandantes y usuarios que lo ocupan en masa; barandilla metálica con numerosas zonas y puntos presentando oxidación y falta de pintura; supuestas zonas verdes/parterres decorativas de los accesos al paseo, que están bandonadas y convertidas en estercoleros; las palmeras sin podar desde hace varios años; invasión/ocupación de espacios públicos (aceras, paseos…..) por publicidad salvaje de todo tipo: banderolas, paneles ofreciendo menús, ocupación de las servidumbres de paso en muchas terrazas… lo último ha sido la cartelería de toros y espectáculos en todos los postes, farolas y soportes posibles; problema grave sanitario/higiénico, pues desde hace 3 años, el único WC público del paseo permanece cerrado con un candado, denunciado mil veces (la última en las referidas reuniones) nadie, ni políticos ni técnicos han sabido dar una explicación plausible del problema, ni menos una posible solución". 

Y por último, señalan que "la playa de bandera azul presenta una repugnante contaminación de sus arenas, con miles de colillas y restos como cáscaras pipas y otros alimentos similares. Es sorprendente y paradójico contemplar cómo los responsables de la higiene de la playa pueden ignorar tal problema, y más cuando cada vez son más las ciudades costeras y veraniegas que declaran sus playas libres de humos (la última, Motril), siguiendo las recomendaciones de las autoridades europeas del tema". 

Piden por tanto "que respondiendo al compromiso que implica una bandera azul, los servicios y deficiencias reclamados se implementen y en su caso, desde las áreas competentes se den las lógicas y necesarias explicaciones a vecinos, visitantes, usuarios y ciudadanía en general". 

 

 

 

COMENTARIOS

Publicidad AiAndaluc�a Informaci�nPublicidad AiPublicidad AiAndaluc�a Informaci�nPublicidad AiPublicidad AiAndaluc�a Informaci�n Publicidad AiAndaluca InformacinAndaluc�a Informaci�nAndaluc�a Informaci�n