Actualizado: 16:26 CET
Lunes, 10/12/2018
Publicidad Ai
Publicidad Ai

Cádiz

La onomástica de la Santísima Virgen de Carmen en Cádiz

La salida procesional de este año estuvo marcada por la reciente fusión con la archicofradía del Niño Jesús de Praga

Cargando el reproductor....

La solemne procesión con la imagen de la Santísima Virgen de Carmen Coronada, puso ayer el punto final a casi dos semanas de intenso trasiego de fieles en el Convento que lleva su nombre, en pleno corazón de la Alameda gaditana. La archicofradía celebró en la noche del domingo la función principal de instituto como broche final a la novena de la virgen, que se inició el pasado día siete, coincidiendo con el viacrucis magno diocesano. La novena ha sido predicada por el Rvdo. P D. Pedro Rodríguez Molina. En la misma, se ha llevado a cabo cada día una recogida de alimentos que después se ha destinado al grupo de Cáritas de la Iglesia de la Palma.  

A las siete de la tarde de ayer, una nueva celebración eucarística precedía a la salida procesional, fijada para las ocho de la tarde y en la que se modificó el itinerario con respecto al de años anteriores de regreso a la iglesia del Carmen.  

El paso de palio, exornado para la ocasión con flores blancas, gladiolos y principalmente nardos, fue portado un año más por la cuadrilla de hermanos cargadores que dirige Manuel Ruiz Gené. Estrenó la candelería completa, concretamente las dos últimas tandas, 20 candeleros, realizados como los anteriores en el taller de Orfebrería Jesús Domínguez de Sevilla.

La salida procesional de este año estuvo marcada por la reciente fusión con la archicofradía del Niño Jesús de Praga. Una archicofradía que el pasado 9 de junio bendecía su nueva imagen titular, obra del imaginero gaditano, Luis González Rey. También este año, se ha llevado a cabo la campaña ‘Un palio de intenciones’, la cual se trata de un acto simbólico consistente en el que cada hermano/vecino del barrio compra un cirio de la candelería de la Virgen, e inscribe en él su nombre o una intención piadosa. La corona que la virgen lució, como no podía ser de otra manera, fue la de la coronación canónica de la que se cumplen once años el próximo 22 de julio. Tras la Virgen volvieron a sonar, un año más, los sones cadenciosos de la Banda de música de Ntra. Sra. de la Oliva, de la sevillana localidad de Salteras.  

La procesión transcurrió con total normalidad, sin incidencias reseñables y en un ambiente de buena temperatura en la calle y mucho publico arropando a la santísima virgen. A las 20:07 horas, salía el paso de palio al son de la salve marinera, seguidamente sonaba el himno nacional y en el primer tramo de la alameda, Coronación de la macarena del maestro Pedro Braña. El palio retornó de nuevo a su carmelitano templo sobre la media noche y, como es habitual, fue despedida con el canto de la salve y por multitud de gritos devocionales de “Viva la Virgen del Carmen”.

Por otra parte, ayer también se celebraba una procesión marinera con una imagen de la Virgen del Carmen, organizada por el Club Náutico Alcázar, con la ayuda de la asociación de pescadores deportivos “Viento de Levante” y las de “vecinos Bahía gaditana”, “Fuerte de San Lorenzo”, “Campo de la Aviación” y “Astilleros”. A las seis de la tarde, en la parroquia Nuestra Señora de Lourdes, de Puntales, se celebraba una Eucaristía y a continuación la virgen marchaba por dicho barrio hasta el Alcázar, donde era embarcada sobre las siete y media de la tarde. 

COMENTARIOS

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Andaluc�a Informaci�nPublicidad AiAndaluc�a Informaci�nPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
Teresa Rodríguez arrasa en las primarias de Podemos Andalucía
chevron_right
Andalucía registra 22 fallecidos en espacios acuáticos hasta julio