Actualizado: 16:48 CET
Miercoles, 19/12/2018

Andalucía

El PP pide la dimisión de Carnero y Blanco por el escándalo de Faffe

Los acusa de mentir en sede parlamentaria y "a sabiendas" en relación con los gastos de la tarjeta con que se pagaron 15.000 euros en un prostíbulo

  • La vicesecretaria general del PP-A Ana Mestre.
  • Denuncia en que 5 meses se pagaron con la tarjeta de la Faffe 3.863 euros en restaurantes y hoteles
  • La tarjeta que se usó en el prostíbulo se estrenó un domingo pagando 122 euros en un mesón en Cádiz
  • Una hora antes de la juerga en club de alterne se pagaron con la tarjeta 613 euros

El que fuera director gerente de la Faffe, Fernando Villén, pagó el mismo día de la fiesta en el club de alterne en la que gastó 14.737 euros por diferentes servicios y con la misma tarjeta 613,80 euros. Este cargo se realizó a las 19.08 horas y a las 20.57 horas se realizó el primero de 15 cargos en el club Don Angelo’s.

Ana Mestre: "La presidenta está perdiendo la oportunidad de demostrar que es implacable contra la corrupción, como ella misma suele afirmar"

La vicesecretaria general del PP-A Ana Mestre denunció este domingo que en sólo cinco meses, desde noviembre de 2009 a marzo de 2010, con dicha tarjeta, una Mastercard de Unicaja, se abonaron 3.863,19 euros en hoteles y restaurantes. Y destacó que la misma, que se emitió el 26 de octubre de 2010, se uso por vez primera un domingo, el 8 de noviembre, para pagar 122,30 euros en un mesón en Cádiz.

"Queremos saber dónde empezó la juerga el día que se gastaron casi 15.000 euros en un club de alterne", dijo Mestre, que recordó que aquel día el entonces presidente de la Junta, José Antonio Griñán, remodeló su Gobierno para dejar fuera a Antonio Fernández, hasta entonces responsable último de la Faffe, pues la Fundación dependía de su Consejería.

El PP-A ha pedido la dimisión del consejero de Empleo, Javier Carnero, como ya hiciera IU la semana pasada, por mentir en sede parlamentaria respecto al uso de las tarjetas de la Faffe, y la del portavoz del Gobierno, Juan Carlos Blanco, también por "mentir a sabiendas", dijo Mestre.

La dirigente del PP-A recordó que el consejero había dicho que la tarjeta había tenido un gasto mensual medio de 44 euros, y que en tres años, desde 2008 a 2010, se usó sólo para pagar 1.563 euros. Según dijo Carnero, en 2008 se pagaron con la tarjeta 358 euros.

"Todo era mentira", señaló la dirigente del PP. "La tarjeta de la que conocemos los movimientos se abrió en 2009. ¿Con qué tarjeta se hicieron esos gastos en 2008?", se preguntó.

Mestre criticó la "sarta de mentiras" con que el Gobierno andaluz ha ido afrontando el escándalo de las tarjetas de crédito de la Faffe. Fue mentira la información que dieron el consejero de Empleo y el portavoz del Gobierno en mayo, tras las primeras denuncias del PP sobre el gasto en el club de alterne, respecto a los gastos realizados con la tarjeta. Tampoco era cierto que en aquella fecha la Junta hubiera enviado al juzgado la documentación que venía pidiendo desde noviembre sobre la contabilidad de la Faffe, incluidos los movimientos de la tarjeta.

Y el 12 de junio pasado, cuando el consejero Javier Carnero informó de que, por fin, el juzgado tenía toda la información sobre las tarjetas de la Faffe, el consejero de Empleo ocultó que con la tarjeta asignada al director gerente de la Fundación se habían realizado treinta cargos que sumaban 14.737 euros en un club de alterne de Sevilla.

Abocada a otra crisis de gobierno

"Cada minuto que pasa, la señora Díaz está más acorralada por los datos que vamos conociendo", dijo este domingo la vicesecretaria del PP andaluz Ana Mestre. "La presidenta está perdiendo la oportunidad de demostrar que es implacable contra la corrupción, como ella misma suele afirmar".

Y es cierto. Susana Díaz acumula motivos para adelantar las elecciones. El margen que le otorgan las encuestas se puede ver reducido en el caso de tener que enfrentarse a una nueva crisis de Gobierno si se ve obligada, por la presión, a sustituir al consejero de Empleo, máxime estando esta Consejería en entredicho por los casos de corrupción que están en este momentos bajo investigación judicial.

Las críticas por la gestión de la Faffe y por el uso indebido de las tarjetas de la Fundación ya no son cosa sólo del PP, sino de toda la oposición y hasta de los agentes sociales.

La comisión de investigación parlamentaria solicitada por el PP la semana pasada sobre las tarjetas de la Faffe, a la que todos los grupos de la oposición se mostraron dispuestos a apoyar, no se convocaría, probablemente, si la presidenta disuelve la Cámara y convoca elecciones.

COMENTARIOS

chevron_left
Cae una red de trata de nigerianas en Málaga que usaba magia negra
chevron_right
Fallece un joven almeriense atropellado en Gerona