Actualizado: 23:17 CET
Domingo, 18/11/2018

Jerez

Cáritas tampoco se libra de los robos en el centro

“Si necesitaban algo, ¿no habría sido mejor solicitarlo?”, señalan desde la ONG tras el asalto a la tienda Cuatro Corazones en Madre de Dios

  • Robaron ropa infantil.

Ni siquiera Cáritas se libra de los robos que azotan al centro de Jerez. En la madrugada de ayer, la tienda Cuatro Corazones, situada en Madre de Dios, que abrió sus puertas el pasado mes de octubre, fue asaltada por dos individuos que forzaron la cerradura e irrumpieron en su interior para hacerse principalmente con un botín repleto de ropa de niño.

Los hechos se produjeron cerca de las dos de la madrugada,  pero al saltar la alarma los delincuentes salieron huyendo tirando a su paso parte de los artículos, aunque consiguieron llevarse prendas infantiles. Más que por el valor de la ropa sustraída, en la ONG de la Iglesia Católica lamentan los destrozos causados y que este establecimiento, abierto con unos fines sociales, también esté en la diana de los ladrones.

“Es una tienda cuyo fin es dar utilidad y crear empleo a los más débiles. Si necesitaban algo ¿no habría sido mejor solicitarlo?”, señalaba ayer en un post Cáritas Diocesana para denunciar el robo y mostrar cómo había quedado el interior de la tienda. Un local en el que hay cámaras de seguridad que pudieron captar a los responsable del robo, mientras que la Policía Nacional ha abierto una investigación para dar con ellos.

La tienda Cuatro Corazones de Cáritas cumplirá su primer año de existencia el próximo mes de octubre. En ella se pueden adquirir productos de agricultura ecológica, ropa reutilizada, así como muebles y objetos de decoración restaurados. Todo a un precio económico para favorecer la inclusión social de sus empleados. 

COMENTARIOS

Publicidad AiAndaluc�a Informaci�nAndaluc�a Informaci�n Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
iDental abrió en Sevilla pese al informe desfavorable de Salud
chevron_right
Los romanos tenían una gran industria ballenera en El Estrecho