El tiempo en: Andalucía
11/04/2021

Cuatro detenidos por simulación de delitos

Fuentes policiales informaron de que buscaban justificar pérdidas y extravíos

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • Los detenidos pasaron a disposición judicial.
  • También hay nueve imputados
  • Interpusieron falsas denuncias por robos de diversos bienes entre julio y agosto
La Policía Nacional informó ayer de la detención de cuatro personas y la imputación de otras nueve como presuntas autoras de un total de 13 simulaciones de delito, ya que supuestamente interpusieron denuncias sobre falsos robos de diversos bienes a lo largo de los meses de julio y agosto.

En un comunicado, la Comisaría Provincial de Cádiz señaló que la mayoría de estas denuncias fueron interpuestas por robos en viviendas o en el interior de vehículos que “nunca fueron perpetrados” y que buscaban justificar la pérdida o extravío de artículos electrónicos.

En este sentido, destacó que algunas de estas denuncias, pese a ser falsas, llegaron a ser formuladas como robos con intimidación o asaltos para “camuflar la pérdida de diversas sumas de dinero que, realmente, habían perdido las víctimas de los inexistentes hechos delictivos”.

Según se dijo, los cuatro casos de simulación “más grave” fueron detenidos e ingresaron en los calabozos policiales, tras establecerse la falsedad de sus denuncias. En casi todos los casos, los imputados denunciaron haber sido víctimas de delitos graves, generalmente un atraco en la vía pública.

Sin embargo, cuando los investigadores de la Brigada de Policía Judicial de la Comisaría gaditana comenzaron a realizar pesquisas para dar con los supuestos delincuentes, descubrían gran inconsistencia y serias contradicciones en las declaraciones de las falsas víctimas, cuyos engaños acabaron por ser descubiertos.

En otro gran porcentaje de los casos, los denunciantes afirmaban haber sido victimas de tirones para cubrir gastos injustificados de cantidades que, en varios casos, habían sido perdidas en juegos de azar o dilapidadas en dispendios de variada índole, como “invitaciones pródigas o prostitución”.

La Policía detectó que algunas de las falsas denuncias, interpuestas como robos en el interior de vivienda o estragos causados por vandalismo, no tenían otra motivación que la de ahorrarse los gastos de reparación en cerraduras, las cuales habían resultados averiadas por el lógico desgaste de bombines y piezas.

Según la Comisaría, gran parte de los denunciantes estaban cubiertos por pólizas de seguros del hogar o de tipo polivalente que reintegraban, al menos en parte, los daños por robo. También eran propietarios de material de telefónica móvil o de ordenadores informáticos que ofrecían, junto a la adquisición del artículo, una póliza de seguros para casos de sustracción del bien.

mala praxis
Durante las investigaciones, la Policía detectó que, en ocasiones, se dieron casos de mala praxis profesional por “personas que aconsejaron a sus clientes a formular la denuncia falsa”.

A veces, dijeron, esos consejeros fueron “personal de empresas aseguradoras, que han informado mal al asegurado, que luego sufre las consecuencias de este pésimo asesoramiento, las cuales pueden ser desastrosas”, apostillaron.

COMENTARIOS