Actualizado: 22:59 CET
Sábado, 22/09/2018

Sevilla

Fritada y 6.000 kilos de patata nueva frente a la patata francesa

Asaja y Asociafruit han repartido hoy en Sevilla casi 6.000 kilos de patatas para promover del producto cultivado en Andalucía frente a la patata francesa

La Asociación Agraria de Jóvenes Agricultores (Asaja) de Sevilla y la Asociación de Empresas Productoras y Exportadoras de Andalucía, Asociafruit, han repartido hoy casi 6.000 kilos de patatas en Sevilla para promover del producto cultivado en Andalucía frente a la patata francesa de conservación.

Más de un centenar de personas, apoyadas por la Diputación provincial de Sevilla y la Consejería de Agricultura, han participado en el reparto del producto y en una fritada, con las que pretenden poner en valor las bondades de la patata nueva frente a la competencia francesa.

 

Espacio reservado al reproductor de vídeo

Una de los beneficios que han resaltado de la patata nueva española es que por estar recién cosechada su almidón aun no se ha convertido en azúcar, como sucede con la patata francesa "vieja",que al pasar por el aceite se ennegrece, se reblandece y empeora su aspecto y sabor, según ha subrayado a Efe el presidente del sector de la patata de Asociafruit, Marcos Román.

El director de Asaja, Ricardo Serra, ha señalado a Efe que el mensaje para el consumidor es "que cuando vea 'patata de conservación lavada', sepa que está comprando una patata que lleva ocho meses en la caja y cuando vea patata nueva de origen del Guadalquivir sepa que está comprando una patata que hace unos días estuvo en el campo."

Además de la distribución del producto, el presentador de Canal Sur Pepe da-Rosa realizó una fritada comparativa entre la patata francesa de conservación y la patata nueva española para mostrar la diferencia entre ambas una vez fritas.

Asaja también ha subrayado en una nota de prensa que la patata nueva no pasa por ningún proceso de conservación y se produce en cantidades suficientes para abastecer al mercado nacional y europeo.

En 2004 Andalucía tenía 23.500 hectáreas cultivadas de este producto, mientras que hoy se llega a 8.000, una trayectoria de pérdida que ha supuesto una disminución de 33.000 puestos de trabajo fijo en los últimos 25 años a causa de la importación del 70 % de patata de conservación de otros países, en especial de Francia, según la nota.

La asociación ha informado en el comunicado de que las patatas importadas de "peor calidad" suponen un "engaño" al consumidor pues son anunciadas como patatas nuevas.

Sevilla, con 3.500 hectáreas, acapara el 44 % de la superficie total de patata nueva de Andalucía (8.000 hectáreas) y genera cerca de 70.000 jornales anuales en la provincia, según el comunicado.

Nuestros compañeros de Cuaderno Agrario abordaron este problema en este vídeo:

 

COMENTARIOS

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiAndaluc�a Informaci�n Andaluc�a Informaci�nPublicidad AiAndaluc�a Informaci�nAndaluc�a Informaci�nAndaluca InformacinAndaluc�a Informaci�nPublicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
Ya son ocho los linces fallecidos por atropello este año en Andalucía
chevron_right
Siete meses para enviar a la jueza los documentos de la Faffe