Actualizado: 22:44 CET
Viernes, 22/06/2018

Andalucía

Sólo el 1% de los beneficiarios del Bono Social lo ha renovado

Casi medio millón de beneficiarios andaluces podría quedarse sin las bonificaciones si no pide la renovación antes del 9 de abril, como fija el nuevo decreto

  • Una factura de suministro eléctrico.
  • El nuevo decreto introduce el criterio de renta y amplía las ayudas hasta el 100% de la factura de los consumidores en riesgo de exclusión social
  • La renovación del Bono Social no es automática, sino que el beneficiario tiene que solicitarla ante su comercializadora

Los beneficiarios del Bono Social tienen hasta el 9 de abril para solicitar su renovación conforme a los nuevos criterios fijados por el Ministerio de Energía, que modifica los requisitos que se recogen en el Real Decreto 897/2017, de 6 de octubre, que define la figura del consumidor vulnerable.

Sólo alrededor del 1% del casi medio millón de beneficiarios del Bono Social que existen en Andalucía ha solicitado su renovación conforme a los nuevos requisitos, que introducen el criterio de renta, según indicaron a este periódico fuentes de la compañía eléctrica Endesa.

El Bono Social se aplica a las familias acogidas a la tarifa regulada, la denominada PVPC (Precio Venta Pequeño Consumidor), antes llamada Tarifa de Último Recurso (TUR). Si hasta octubre del pasado año se podían beneficiar de la bonificación los consumidores que tuvieran contratada una potencia por debajo de 3 kilowatios, las familias cuyos miembros estuvieran todos desempleados, los perceptores de las pensiones mínimas o las familias numerosas, fueran cuales fueran sus ingresos, el nuevo decreto incorpora el criterio de renta para los nuevos beneficiarios del Bono Social.

También contempla el nuevo decreto una ampliación de las ayudas, de tal forma que si hasta la entrada en vigor del mismo los beneficiarios del Bono Social veían reducida su factura del suministro eléctrico un 25%, el nuevo decreto establece que los bonificaciones podrán oscilar del 25% de los consumidores vulnerables, al 100%, en el caso de los consumidores en riesgo de exclusión social. En estos casos se harían cargo de la factura los servicios sociales municipales correspondientes (que habrían de abonar, al menos, el 50% de la factura) y la propia comercializadora.

La compañía Endesa, que comercializa en Andalucía en torno al 88% del mercado doméstico de energía eléctrica, está realizando un llamamiento a los beneficiarios del Bono Social para que soliciten el reconocimiento de su derecho antes del 9 de abril, fecha límite fijada por el Gobierno para la renovación.

Ésta, de hecho, no es automática. El 9 de abril, los beneficiarios del bono social que no hayan solicitado a su comercializadora la renovación del mismo se quedarán sin él y habrán de hacer frente a las facturas sin la bonificación que contempla el decreto.

Fuentes de la compañía Endesa explicaron a este periódico que los beneficiarios del Bono Social han de dirigirse a la comercializadora (Endesa, en este caso, o la que les preste el servicio) para solicitar la renovación. El Bono Social, una vez que se concede al usuario, tiene una vigencia de dos años, que en el caso de las familias numerosas se prolonga por el tiempo de vigencia del título de familia numerosa.

Asimismo, la condición de consumidor en riesgo de exclusión social se determinará factura a factura, y serán los servicios sociales los que determinen si cumplen las condiciones para considerarlos como tales.

COMENTARIOS

Andaluc�a Informaci�nPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiAndaluca InformacinPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai