Actualizado: 13:03 CET
Domingo, 24/06/2018

Jerez

...y Pelayo dijo no a la candidatura del PP en Jerez

Apenas cuatro meses después de la entrevista en la que dijo que le “encantaría” ser candidata y que se veía “con ganas” de repetir, opta por ceder el testigo

  • María José García-Pelayo

Punto número uno. Desde que resultó elegida como diputada nacional, María José García-Pelayo lleva respondiendo a la misma pregunta -“¿será la candidata del PP a las municipales?”-, como si diéramos por hecho que la presentación de su candidatura estuviera en duda, pero no por el partido, sino por ella misma. 

Punto número dos. El PP necesitaba a María José García-Pelayo como candidata a las municipales de 2019 por un mero ejercicio resultadista. En los últimos 25 años de historia del partido en la ciudad ha demostrado ser la mejor candidata, la única que ha logrado la victoria en dos elecciones consecutivas y la única que ha llegado a alcaldesa de la ciudad. Un currículum que, a día de hoy, le sigue garantizando al partido un puñado de votos fundamentales para el reparto de escaños en la Diputación y que podría arriesgarse a perder con el cambio de candidato. 

Punto número tres. Durante el último año, García-Pelayo ha repetido una y otra vez que la decisión de ser la candidata la debía tomar el partido, y no ella, postergando por su parte una afirmación en toda regla que, en cualquier caso, dejaba adivinar a través de su “compromiso con Jerez”.

Punto número cuatro. El pasado mes de octubre, la presidenta local del PP ofrecía una entrevista en Ondaluz TV  en la que, a priori, parecía despejar definitivamente todas las dudas. Dijo que le “encantaría” repetir como candidata, aunque “la decisión final está en manos del partido. La decisión no la voy a tomar yo. Si me preguntan ahora si quiero volver a ser candidata, respondería que sí, que me encantaría, pero la decisión la tomamos entre todos, en equipo”. Además, afirmó que seguiría en la política local “mientras los jerezanos quieran que siga”, y que se veía “con ganas” para asumir el reto porque Jerez le “gusta”. “Sigo en Jerez, siento a Jerez, y si me dieran a elegir, me quedaría con Jerez antes que con Madrid”.

Punto número cinco. María José García-Pelayo hacía oficial este viernes su deseo de no liderar la candidatura del PP a las elecciones municipales. ¿Queda en entredicho todo lo manifestado en la citada entrevista de hace cuatro meses? ¿Ha pasado algo que la haya inducido a cambiar de opinión? En realidad, puede que la decisión ya la tuviese tomada entonces; incluso si leemos entre líneas habrá poco que echarle en cara, más allá de no haber sido clara desde un principio, algo para lo que, por otro lado, está completamente legitimada, puesto que son decisiones meramente internas de un partido. Y, efectivamente, la decisión final ha estado “en manos del partido” y la ha “tomado” el partido al aceptar su renuncia -un partido, tampoco conviene olvidar, que ella misma preside-.

Punto número seis. La decisión de Pelayo deja un campo abonado a la especulación, a la práctica de la política ficción, sobre todo en lo relacionado con su futuro político y con el del propio partido en Jerez. También con el presente, con el de esa encuesta interna en la que parece apoyarse como si no quedara otro asidero razonable, y que es toda una invitación a acrecentar las especulaciones, que, sobre todo en política, ya se sabe que están a la orden del día: a nadie escapa que el PP aguardaba un escenario similar al vivido durante la última etapa de gobierno de Pilar Sánchez -el punto de partida invitaba al optimismo, al derrumbe de las opciones del PSOE-, pero el paso del tiempo ha ido abriendo otras perspectivas que no han apuntado en esa misma dirección.

Punto número siete. Cualquiera que haya vivido de cerca la actualidad del PP en Jerez durante los últimos ocho años ha tenido el convencimiento de que Antonio Saldaña era el relevo natural de García-Pelayo para liderar el partido y la candidatura en un futuro cercano. Lo que no estaba tan claro es que el relevo fuera a producirse tan pronto y con tan escaso tiempo como para reconducir el papel del propio Saldaña en el ámbito de la política municipal, donde hasta ahora siempre le ha tocado desempeñar el papel menos amable del partido en favor de Pelayo.

Punto número ocho. La presidenta del PP de Jerez ha decidido dar un paso al lado reivindicando la necesidad de una renovación que, en cualquier caso, muy pocos del partido deben pensar que pasa, en primer lugar, por ella misma. Como presidenta, no obstante, seguirá ahí, y Saldaña ya ha dicho en público que piensa contar con ella en la candidatura -“todos queremos que esté en la candidatura, porque nadie entenderá que prescindamos de ella en el próximo equipo de Gobierno de Jerez”-, aunque que ese deseo se transforme en realidad solo el paso del tiempo lo determinará, independientemente de que García-Pelayo asuma un imprescindible protagonismo durante toda la campaña acompañando al nuevo candidato.

La renuncia de Pelayo

García Pelayo confirmaba este viernes que ya había trasladado hace unas semanas a la dirección del partido la necesidad de “hacer una revisión y una reflexión sobre el presente y el futuro del PP de Jerez y sobre la ciudad”, así como consideraba que había llegado el “mejor momento para abordar una renovación por suma, porque aquí no sobra nadie, para incorporar a nuevas personas y hacer nuevos equipos”. Esa renovación, efectivamente, pasaba por su propia renuncia a liderar la candidatura a las municipales.

Ella misma, de acuerdo con Antonio Sanz, acordó proponer como candidato a Antonio Saldaña, al tiempo que anunció que seguirá como concejal hasta final del presente mandato municipal, momento en el que cumplirá 25 años como miembro de la Corporación local de Jerez y 15 como líder del gobierno y de la oposición, y lo compatibilizará con el cargo de diputada.

“Era el momento de hacer una reflexión, pero no eludo mis responsabilidades. Seguiré viviendo en Jerez y estando con la gente de Jerez. Lo llevo en la sangre y siempre trabajaré por esta ciudad”, asegura.

“Espero que me comprendan, pero cuando he tomado esta decisión es porque es bueno para Jerez y espero que nos sigan votando con la misma ilusión y confianza que hasta ahora”, recalcó ante la militancia para subrayar asimismo que se trataba de una decisión personal y que la tomaba en un momento en el que las encuestas siguen apuntando a la victoria del PP en las municipales. A ver lo que dicen a partir de ahora.

Apenas 15 días para designar a los demás candidatos

El presidente provincial del PP, Antonio Sanz, presidió ayer el comité de dirección del partido, donde anunció que “para mediados de marzo está previsto que el partido tenga elegido a todos los candidatos populares de los municipios gaditanos para las elecciones municipales de 2019”. En este sentido, despejada la incógnita de María José García-Pelayo, toca hacer lo propio con la candidatura de Cádiz, y saber si estará o no liderada por Teófila Martínez. Sanz se limitó ayer, de momento, a apuntar que “a día de hoy ya se han presentado 19 candidatos y se han elegido a la mayoría de ellos, que se presentarán en un acto regional el próximo 10 de marzo”, a la par que calificó este proceso como “muy trabajado y con unos candidatos muy preparados para comenzar la carrera electoral y alcanzar el objetivo marcado de conseguir muchas alcaldías y la Diputación Provincial, y aspirar a tener, al menos, resultados similares a 2011”. Además, destacó que el PP de Cádiz “está demostrando que es el partido que los gaditanos necesitan para su bienestar y para progresar”, y que “es el único partido útil para la provincia”, porque “realiza una política en positivo y siempre buscando el consenso con las demás administraciones por el bien de los ciudadanos y, fruto de ello, es el esfuerzo que está realizando el Gobierno del PP en España con inversiones casi diarias”.

COMENTARIOS

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiAndaluca InformacinPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiAndaluc�a Informaci�n