Actualizado: 21:32 CET
Miercoles, 25/04/2018

Me queda la palabra

De Derechas... Of Course

O sea que la mitad de la hispanidad original se alinea clarísimamente del lado de la derecha, defensora de la moral (nacional-catolicista)...

Cuando hay paciencia al final se recogen los frutos: España vuelve a ser un país como Dios manda. Las últimas encuestas han demostrado que el pueblo español ha recuperado la sensatez; ya se acabó el viejo mito de que este era un país izquierdoso. Mire usted cualquiera de las encuestas que los medios, muy ufanos ellos, exhiben ante las españolitas y los españolitos, fieles prosélitos de las empresas del cuarto poder, para comprobar que el orden y la tradición imperan en el espíritu nacional patrio. Bien sea el viejo PP o el nuevo C´s quien encabece el vaticinio, no hace falta presumir de inteligencia para vislumbrar que la suma de ambos bordea el 50%. O sea que la mitad de la hispanidad original se alinea clarísimamente del lado de la derecha, defensora de la moral (nacional-catolicista) y del feudalismo liberalista en lo referente a lo económico. Igual deberíamos ensalzar sus virtudes y rendirnos ante la evidencia ofreciéndoles nuestra enhorabuena, que se lo han currado. No podríamos olvidar en este punto de homenajes y reconocimientos la meritoria labor de la prensa, escrita, digital, radiofónica o televisiva, sujeto activo en esta cruzada (Se supone que alguien habrá visto la película “Los Archivos del Pentágono” y habrá observado que dos de los periódicos más señeros del imperio, como son el Washington Post y el New York Times en nada se parecen a los nuestros). Nada, que los americanos no aprenden ¡Mira que ponerle al poder en semejantes aprietos! Para prensa… la nuestra. Y como conclusión, mientras el PP, el partido podrido, el que tiene el honor de ser el primer partido europeo imputado en delitos tan graves como tratar de entorpecer a la justicia con el borrado de los ordenadores, que acumula tantos casos de corrupción que falta espacio para citarlos todos, que han sido responsabilizados ante la justicia por algunos de sus más fieles en el escandaloso caso Gürtel, que mediatiza a la justicia para que la fiscalía se niegue a actuar contra ellos, esconde sus corrupciones, que no necesitan, ya que por mucho que se aireen a nadie parece preocupar, a las pruebas nos remitimos, la situación de deterioro social, laboral y económico del pueblo español (del 90% como poco), que asiste a la función aplaudiendo al final de cada acto cuando lo promueve la “clá”. País de charanga y pandereta, que sabiamente dijo el maestro Antonio Machado. Y mañana a comernos las miserias con resignación, a tragarnos las lágrimas que nadie nos vea y a salir a la calle con estúpida sonrisa de anuncio televisivo. Solos en su problemática y en su sufrimiento maldicen aprovechando para renegar de cualquiera que sueñe con organizarse y buscar respuestas de todos y para todos. El día a día nos trae ejemplos de cómo poco a poco somos capaces de reducirnos los sueldos y recortarnos los derechos: No hay nada más “conveniente” que un obrero de derechas. Spain is different, que dijo alguien que no parecía tener tantas luces.

COMENTARIOS

Publicidad AiPublicidad AiAndalucía Información Publicidad AiPublicidad AiAndaluca Informacin