Actualizado: 18:41 CET
Sábado, 21/07/2018
Publicidad Ai
Publicidad Ai

Jerez

“Con la asociación queremos que a nadie le pase como a nosotros”

Nace la asociación cultural ‘El Kata de Jerez’ para prestar atención a las víctimas de incendios con Jesús Catalán, superviviente de la tragedia de La Marquesa

  • Jesús y Cristina Catalán en una entrevista a Viva Jerez este verano.
  • Hace una semana Jesús Catalán junto a otros miembros del colectivo acudió a Entreparques para apoyar a los familiares de la fallecida; “Fue doloroso”,

 La fatídica madrugada del 29 de diciembre de 2017 a  los hermanos Jesús y Cristina Catalán la vida les cambió de golpe y porrazo. Perdieron a sus padres y a la novia de Jesús, con quien tenía planes de futuro, en un trágico incendio en su domicilio familiar de La Marquesa. Cristina estuvo en la UCI casi un mes, y permanece aún afónica por la lesión de sus cuerdas vocales y con episodios de pérdida de memoria. Las secuelas de su hermano son menos perceptibles a simple vista, pero la procesión va por dentro. “No es perder a tres personas es sobrevivir al incendio; las imágenes las sigo teniendo, el grito de tu padre, de tu novia, eso es muy fuerte….no es un duelo, es un trauma”, explica a Viva Jerez. Pese a todo, los dos intentan rehacer su vida y por eso el día que se cumplía el primer año de aquella terrible noche Jesús lo pasó trabajando, tal y como había previsto. “Quería asegurarme de que esos días iba a tener ocupación y me busqué trabajo en Juvelandia, por la noche estuvimos con la familia de Alicante, era el cumpleaños de una hermana de mi madre y acabamos todos llorando”, señala.

Lo que no se imaginaba es que solo cinco días después iba a vivir en persona la desesperación y la impotencia que 12 meses antes se vivió a las puertas de su casa. El grave incendio registrado en una vivienda del edificio de Entreparques se convertía en el primer incendio con víctimas mortales desde el de su familia. No se esperaban estas consecuencias tan dramáticas. Una vez allí se agolpó con el resto de la gente e incluso fue testigo de cómo el hermano de la fallecida y su hija hablaba con ella por teléfono antes de perder el conocimiento. “Nos decían que su tía estaba allí y que no podía bajar, pero nadie se pensó que iba a pasar eso. “Fue doloroso; estuvimos observando, imagino que esto es lo que había en mi casa esa noche. Lo que hicimos fue buscar a los más fuertes de las familias -tanto del cuarto piso donde se declaró el incendio como del ático donde falleció su propietaria por inhalación de humo-y darles los contactos de la asociación para lo que necesitaran. Hay que dejarlos un tiempo, para que asimilen, pero cuando avance el mes los vamos a llamar”.

Su predisposición a afrontar sus miedos responde en cierta parte a un sentido de la responsabilidad y solidaridad, pues desde hace poco más de tres meses es la cabeza visible de la asociación cultural ‘El Kata de Jerez’ (por su tienda de La Granja que regentaba con su novia y donde sigue sin capaz de entrar a vender). Se ha comprado una casa en esos mismos bloques y han sido sus vecinos, amigos y clientes los que han puesto en marcha este colectivo para prestar atención, asesorar y asistir a las personas que están pasando por su  situación. “Con la asociación queremos que a nadie les pase como a nosotros, porque al principio todos están encima tuya, pero al mes se van y solo estás tú con tus problemas”, apunta. Cadena de favores Por ello, el colectivo, que ya tiene más de 30 socios, cuenta con asesoramiento del Colegio de Abogados y su idea es promover además charlas y trabajar también el tema de la prevención, lo cual ven clave para sobrevivir a estas tragedias, pues tienen claro que “saber reaccionar” y no bloquearse les puede salvar la vida. También apuestan por la convivencia vecinal y por eso en esta organización promueven una cadena de favores de manera interna para aportar su granito de arena. De todas formas, pese a sus esfuerzos, este joven jerezano tiene claro que hay que seguir “apretando las tuercas” para que las instituciones y los ayuntamientos fomenten la prevención. “Con dos días de luto no se  salvan vidas”, lamenta. 

COMENTARIOS

Andaluc�a Informaci�nAndaluc�a Informaci�n Andaluca Informacin Andaluc�a Informaci�nPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiAndaluc�a Informaci�nPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai