Actualizado: 09:54 CET
Miercoles, 13/11/2019

Jaén

Suspensiones en el PP para acallar voces

El PP suspende de militancia a tres cargos de Orcera, Vilches y Porcuna por cuestionar en las redes sociales la legitimidad de la dirección provincial

  • Alejandro Morales, María Adán y Miguel Moreno

La dirección provincial del PP en Jaén ha intensificado en los últimos días su ofensiva hacia el sector crítico liderado por Miguel Moreno, a base de expedientes y suspensiones de militancia. Por un lado, el Comité de Derechos y Garantías del PP  en Andalucía ha suspendido de militancia por cuatro años e inhabilitado para desempeñar cargos en el PP a  Fernando Mellina Olivares, afiliado de Orcera, a quien aplican el reglamento de régimen disciplinario del partido porque consideran que su actitud es contraria a lo que estipulan los estatutos. Según la resolución avanzada ayer por Multimedia Jienense, Mellina, a través de redes sociales, aseguró que no reconocía al actual presidente provincial del PP en Jaén, Juan Diego Requena, y que su presidente era Miguel Requena, además de señalar que la dirección había actuado “como los caciques, como lo hacía Franco hace 40 años” y arremetió contra “los dedazos”  de la actual directiva provincial del partido, a quien restó legitimidad. La suspensión a Mellina, que ha recibido el apoyo de Miguel Moreno en las redes sociales, no es firme ya que  el afectado puede interponer recurso de alzada contra el Comité Nacional de Derechos y Garantías del PP.
Por similares motivos Joaquín Fernández, del PP en Vilches, ha sido suspendido durante seis años, al igual que Sandra Santiago, teniente de alcalde de Porcuna, que ha sido sancionada con 6 meses de suspensión de militancia. Santiago es la mano derecha de Miguel Moreno en la Alcaldía de Porcuna.
Es un nuevo episodio de la crisis interna que sufre el partido popular en la provincia; que llega después de que el equipo que encabeza Miguel Moreno denunciara la actitud de Javier Calvente (que fue presidente del comité organizador del pasado congreso provincial del PP) cuando intentó, según ha denunciado Miguel Moreno, impedir que hablase una militante del partido en Quesada, en el congreso de Rus, en concreto la portavoz popular en Quesada, María Adán, que habría sido la secretaria provincial del PP en caso de que Miguel Moreno se hubiera hecho con la presidencia en el polémico congreso de mayo.
Moreno tachó de “deleznable” el comportamiento de Javier Calvente, mientras que acusa a Miguel Contreras, coordinador general del PP de Jaén, de ser el “instigador y causante directo” de estas situaciones. “Él es uno de los mayores promotores de la discordia entre los propios compañeros del aparato. El señor Contreras, pretende diseñar los congresos, de manera que sea el aparato, el que ordene los actos a su antojo, por encima de la autonomía local”, censuró Moreno, que considera como “dictatorial” y “humillante” la postura que mantienen los actuales responsables del Partido Popular en la provincia.

COMENTARIOS

Publicidad Ai
Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
La Junta convocará 2.100 plazas en su Administración General
chevron_right
Borbolla: De los "cerdos" independentistas al "impresentable" Elorza