Actualizado: 20:05 CET
Jueves, 19/09/2019

Banco Sabadell trasladará su sede social a Alicante

Ante la posibilidad de que en los próximos días el Parlament de Cataluña haga una declaración unilateral de independencia, Caixabank estudia también una salida

Cargando el reproductor....

El consejo de administración de Banco Sabadell ha acordado, en una sesión extraordinaria que todavía continúa, trasladar su sede social a Alicante ante la posibilidad de que en los próximos días el Parlament de Cataluña haga una declaración unilateral de independencia.

El cambio de domicilio social se comunicará próximamente mediante un hecho relevante en la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), el regulador bursátil, en cuanto la reunión de su máximo órgano de gobierno termine, según han informado hoy a Efe fuentes financieras.

Este cambio de domicilio social garantizará que la entidad siga estando bajo el paraguas regulatorio del Banco Central Europeo (BCE) en caso de secesión, garantizando así los intereses de accionistas, clientes y empleados dentro de cualquier escenario.

Este traslado supondrá también que el pago de impuestos de la sociedad se lleve a cabo en la ciudad que albergue la nueva sede del banco, en este caso Alicante.

Banco Sabadell, que celebra la junta en su edificio corporativo de Sant Cugat del Vallès (Barcelona), podrá trasladar su sede sin necesidad de someter el acuerdo a la junta de accionistas, ya que así lo contemplan sus estatutos, que requieren únicamente la decisión del consejo para hacer efectivo el cambio.

Según las fuentes consultadas, los servicios centrales del banco que preside Josep Oliu seguirán en Cataluña, donde el grupo cuenta con centros operativos en Barcelona y Sant Cugat del Vallès. También tiene oficinas corporativas en Madrid y en Alicante, ciudad en la que cuenta con su centro de datos o "back up".


Precisamente, el Sabadell ha escogido Alicante porque es allí donde cuenta con uno de sus principales centros operativos fuera de Cataluña y donde se ubicaba la sede de la antigua CAM, que el grupo adquirió en subasta en 2011.

El banco, que se ha internacionalizado bajo la presidencia de Oliu, cuenta con más de 11 millones de clientes en España, Reino Unido, Estados Unidos y México. Cataluña representa un 15 % del total del balance de la entidad.

El Banco Sabadell ha sufrido especialmente en bolsa estos días, y desde el referéndum ilegal del pasado domingo ha perdido más del 10 % de su valor, aunque en el año acumula todavía una revalorización superior al 22 %, siendo una de las entidades con mejor evolución.

Tras conocerse que trasladará su sede fuera de Cataluña, sus acciones han comenzado a subir con fuera y a mediodía escalaban cerca del 4 %.

Banco Sabadell logró un beneficio de 450,6 millones de euros en el primer semestre del año, lo que supone un 5,9 % más que en el mismo período de 2016, un incremento que alcanza el 10 % si se tiene en cuenta la variación a tipo constante.

Caixabank prepara su salida

CaixaBank prevé convocar este vierne un consejo de administración extraordinario para debatir el traslado de su sede social fuera de Cataluña, según han confirmado hoy a Efe fuentes financieras.

Este cambio sería posible gracias a una modificación legal que prepara el Gobierno y que le permitiría realizar este trámite sin que la entidad someta esta decisión a aprobación de la junta de accionistas.

En este sentido, el Gobierno aprobará previsiblemente mañana un decreto ley que permitirá a las empresas acordar el cambio de sede social sin someter esa decisión a la junta de accionistas, lo que aceleraría la salida de Cataluña a las compañías que así lo dispongan, según han confirmado hoy a Efe fuentes empresariales.

Entre las ubicaciones que se barajan para que el banco que preside Jordi Gual ubique su sede social y pague allí el impuesto de sociedades, entre otros gravámenes, ha cobrado fuerza en las últimas horas la opción de Baleares, según apuntan varias informaciones periodísticas.

El Banco Sabadell puede trasladar su sede sin necesidad de someter el acuerdo a la junta de accionistas, ya que así lo contemplan sus estatutos, que requieren únicamente la decisión del consejo para hacer efectivo el cambio.

Sin embargo, los estatutos de CaixaBank prevén que una decisión de este tipo requiera también la aprobación de la junta de accionistas, por lo que el decreto-ley que podría anunciar mañana el Gobierno abriría la puerta a este cambio de sede social.

Un portavoz oficial de CaixaBank ha afirmado hoy que la entidad adoptará las "decisiones necesarias, en el momento oportuno, siempre con el objetivo de hacer prevalecer los intereses de los clientes, accionistas y empleados".

Con un cambio de sede social el banco catalán garantizaría que, ante cualquier eventualidad política, seguirá bajo el auspicio del Banco Central Europeo (BCE), garantizando así los intereses de clientes, empleados y accionistas.

Esta semana, en una nota interna remitida a sus empleados, el banco explicaba que "es importante comunicar proactivamente" a sus clientes su compromiso en la defensa de sus intereses, que "guiará las decisiones futuras que, en caso de ser necesario, hayan de tomarse".

COMENTARIOS

Publicidad AiPublicidad Ai
Publicidad Ai
Publicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
Villanueva celebra su XVII Feria del Jamón Ibérico de Bellota
chevron_right
El Gobierno admite que dio ayudas laborales 'a dedo' de 2001 a 2011