Quantcast
El tiempo en: Andalucía
Sábado 26/11/2022  

El alcalde podría urbanizar gratis los polvorines si se limita a no hacer nada

De Bernardo ya dijo que estaba dispuesto a aceptar la entrada de la EPSA pero sigue empecinado en mantener la reserva.

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • La Junta está dispuesta a urbanizar los polvorines a través de la EPSA si no hay reserva de suelo
  • Tiene que dejar pasar el plazo sin prorrogar la reserva de suelo que vence en octubre
  • Es la tercera vez que López Gil ofrece una salida al bloqueo de las negociaciones
El PSOE de San Fernando va a pedir en el Pleno municipal a través de una moción que el Ayuntamiento no renueve o no prorrogue la reserva de suelo de los terrenos de Polvorines de Fadricas una vez que caduque el expediente actual, e inicie, una vez adquirido el anterior compromiso, conversaciones con el Ministerio de Defensa y con la Junta de Andalucía que permita a la Admistración autonómica ser el ente urbanizador de estos suelos.

El expediente en cuestión vuelve a caducar en octubre y por tanto la reserva de suelo quedará sin efecto. Al entender el PSOE que no existe posibilidad de mayores prórrogas de la misma y, en el caso de que nuevamente se formulara, sería fácilmente impugnable jurídicamente, considera que es la salida natural para que las tres Administraciones (Ayuntamiento, Ministerio de Defensa y Junta de Andalucía) se sienten de una vez a diseñar su futuro.

La propuesta del PSOE no es un brindis a sol, por cuanto parte del resultado de una reunión mantenida el pasado día 15 de este mes, a la que asistieron el secretario de Estado de la Defensa, Constantino Méndez; el consejero de Vivienda y Ordenación del Territorio de la Junta, Juan Espada; la directora de Infraestructura del Ministerio de Defensa, Mónica Melle; el director de la Empresa Pública de Suelo de Andalucía (EPSA), Jorge Cara; el delegado del Gobierno en Cádiz de la Junta de Andalucía, Gabriel Almagro; así como la diputada del Grupo Socialista, María del Carmen Sánchez; la senadora María Jesús Castro y el portavoz del Grupo Sodalissta en el Ayuntamiento de San Fernando, Fernando López Gil.

El suelo de Defensa
En esta reunión, López Gil planteó la posibilidad de que la Junta de Andalucía fuera el ente urbanizador del suelo del Ministerio de Defensa de forma que se pusiera en cargas lo antes posible a través de un sistema de cooperación, asumiendo la Junta de Andalucía los costes de urbanización de ese espacio.

Esta opción fue aceptada por las partes implicadas pero para que pueda materializarse, es necesario que se elimine la actual reserva de suelo que recae sobre la zona y objeto de todos los desencuentros.

Se trata además de una opción que el alcalde ha declarado que está dispuesto a asumir en lo que se refiere a los terrenos del Ministerio de Defensa, por lo que de las conversaciones que se entablaran podría salir el ámbito de actuación de las distintas Administraciones, en esos terrenos en cuestión o en todos, a través de su inclusión en el Plan General de Ordenación Urbana y de un plan sectorizado que podría dejar fuera de cualquier movimiento expropiatorio a los pequeños propietarios de la zona de Casería.

Sigue en sus trece
El problema está en que el alcalde, Manuel de Bernardo, además de mantener la puerta abierta a la entrada de la Junta de Andalucía a través de la EPSA, sigue en sus trece en lo que se refiere a no retirar la reserva de suelo que exige el ministerio para reanudar las conversaciones, además de que ha dejado claro que hay que sentar en esa mesa a los grandes y pequeños reversionistas.

La propuesta que pone sobre la mesa el PSOE le abriría una puerta al alcalde a mantener su posición, ya que de hecho, no se retiraría la reserva de suelo que Manuel de Bernardo siempre ha calificado como mantener “la sartén por el mango”, mientras que desde el PSOE se ha entenido que ha mantenido la sarten por debajo y le está quemando la mano.

De hecho, desde el mes de marzo de 2007, cuando el alcalde dice que tuvo conocimiento de que la Junta estaba en negociaciones con Defensa para poner en marcha un proyecto en esos terrenos y decretó la reserva de suelo, no se ha avanzado nada y por contra, se ha generado la alarma social entre los pequeños propietarios de La Casería afectados por el proyecto municipal.

Es precisamente esa situación de inacción la que desde el PSOE se entiende que dificulta cualquier prórroga de la reserva de suelo, además de que el portavzo socialista está convencido de que el Ayuntamiento, en el caso de que pensara seguir adelante con sus planes, chocaría con que no tiene dinero para expropiar los terrenos del Ministerio de Defensa ni podría soportar el complicado proceso jurídico y administrativo que conllevaría la decisión. Mucho menos en la situación económica en que se encuentra.

Modelo negociable
Otra cosa distinta es qué es lo que se puede hacer allí, lo haga quien lo haga en todo o en parte y cómo se pondrían de acuerdo las tres Administraciones. El portavoz del PSOE, que presentó la moción que irá el próximo Pleno, espera que lo que haga la Junta a través de la EPSA sea una actuación “ejemplarizante” y “a pérdidas”, antes que un proyecto puramente especulativo como el que el Ayuntamiento intentó hacer con la promotora Urbis y con los reversionistas.

Se trataría de conjugar el uso residencial del suelo, que es fundamental, con el uso productivo, lo más similar posible -es un deseo de López Gil, no una constancia de lo que se quiere hacer- al proyecto que el PSOE presentó a las elecciones de 2007. En ese proyecto se daba una especial importancia al empleo juvenil y a las actividades juveniles, en una misma zona de actividad laboral, comercial y de ocio.

Tres veces ya
El Grupo Municipal Socialista ya propició una primera reunión en el pasado mes de abril con el secretario de Estado de Defensa, Constantino Méndez y el entonces director general de Infraestructuras, Jaime Denis de los que obtuvieron la aceptación de reunirse con la Junta y con los tres grupos municipales del Ayuntamiento.

Tras esta primera reunión, los socialistas mantuvieron una segunda en la Consejería de Vivienda y Ordenación del Territorio para evaluar la disposición de la consejería a seguir participando en el desarrollo de los suelos, obteniendo de nuevo una respuesta afirmativa a participar en un proyecto “ejemplarizante”, obviamente en consenso con el Ayuntamiento, sin que esta forma de trabajo suponga ningún problema, dado que ya se ha hecho y se está haciendo con otros proyectos.

La oferta del PSOE al Bipartito fue contestada con una rotunda negativa. Ahora, a esperar respuesta a este tercer intento.

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN