Quantcast
El tiempo en: Andalucía
Viernes 25/06/2021

El Consistorio hace efectivos los 111.000 euros a GDF para pagar las nóminas

Llegan a un acuerdo para buscar la solución financiera hasta finales de 2009

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai
  • Los empleados del servicio tendrán que decidir el lunes si el planteamiento les satisface o siguen con los paros.
  • Estudian abonar 122.000 euros mensuales en vez de 90.000
  • La empresa bajara la posibilidad para pagar los 31.000 euros de 2008 a los empleados
La concejal de Medio Ambiente, Beatriz Fuentes, informa de que en el día de ayer se hizo efectivo el pago de 111.000 euros a la empresa concesionaria de autobuses urbanos GDF, para que afronte el pago pendiente con los trabajadores, cumpliendo así el Consistorio, incluso antes de la fecha pactada, el día 31 de julio.

Además, plantea que el área Económica se ha comprometido a estudiar la posibilidad del pago de 122.000 euros mensuales durante julio y agosto a la empresa concesionaria para que afronte el pago de las nóminas de los trabajadores, en vez de los 90.000 fijados, ya que según la empresa resultaría suficiente para pagar las nóminas de los trabajadores.

De otro lado, la edil popular asegura que GDF está estudiando la posibilidad de pagar a sus trabajadores los atrasos del pasado ejercicio económico, que ascienden a 31.000 euros. Igualmente explica que entre Ayuntamiento y empresa tampoco descartan una fórmula conjunta para dar una solución financiera al resto del cuatrimestre, es decir, para los pagos entre septiembre y diciembre de 2009. En consecuencia de este gran esfuerzo, el área de Medio Ambiente baraja reducir algunos servicios de autobuses para poder afrontar las subidas salariales prometidas.


Por su parte, la portavoz de Izquierda Unida, Pepa Conde, exige al Ayuntamiento que “tome las medidas legales oportunas”, contando con el apoyo del grupo municipal, “que garanticen el servicio de autobús urbano y que los empleados cobren”, no sólo lo que les adeuda GDF de la nómina de junio y la paga extraordinaria de verano, sino también los retrasos de 2008, los 120 mensuales con carácter retroactivo que se pactaron en mayo y los salarios futuros, que son las condiciones para abandonar los paros, según apuntan desde Comisiones Obreras.

IU hace varias propuestas al equipo de Gobierno. Así, Conde considera que “se puede ceder la concesión del servicio a otra empresa mientras que no se puede volver a ofrecer en concurso público”, que se podrá llevar a cabo en 2011, a pesar de que considera que “la recaudación que tiene esta empresa es buena, sobre todo en verano, y cuenta con buena liquidez, pero siempre han estado acostumbrados a trabajar de esta manera, hasta que los trabajadores se han puesto en pie de guerra, porque el Ayuntamiento no ha sabido buscar soluciones”.
Por otro lado, admite que “si el concejal de Economía, David Páez, nos enseñó una carta de la empresa en Pleno en la que les exigía el pago de 60.000 euros", cuando el equipo de Gobierno les aportó hace unas semanas 90.000, “que se vayan a los juzgados y denuncien dicha situación, sobre todo para garantizar las nóminas de los trabajadores”.

El comité de empresa deja claro que “no hemos cambiado nuestras reivindicaciones económicas como dice la concejal de Medio Ambiente, Beatriz Fuentes, sólo solicitamos una fecha de pago y ciertas garantías de que vamos a seguir cobrando nuestras nóminas, pero el Ayuntamiento no puede decir que abonará los 111.000 euros a la empresa antes del 31 de julio porque nosotros no podemos esperar más”, sobre todo cuando “algunos hemos cobrado sólo el 60% de nuestras nóminas y tenemos que dar de comer a nuestras familias”.

Izquierda Unida quiere solicitar a la opinión pública que no se criminalice a los trabajadores, porque es la empresa la que no tiene voluntad de cumplir con ellos. Por ello, insisten los trabajadores, si no hay una propuesta que nos garantice que vamos a cobrar, no podemos desconvocar los paros”, que cabe recordar, están previstos para el lunes a partir de las 11.00 y hasta las 13.00 horas y de 18.00 a 20.00 horas.

Con todo, será el comité el que tenga que estudiar la propuesta y decidir el próximo lunes.
Así, expresan el rechazo “a la manipulación que la empresa viene ejerciendo a los trabajadores, chantajeándonos con no pagarnos nuestros salarios, para que nosotros presionemos al Ayuntamiento, lamentando que por fuerza mayor, al final la empresa se salga con la suya”, ya que juega con el sustento de sus familias, y por lo tanto se ven abocados a acudir a medidas drásticas de reivindicación.

Aseguran que en mayo se desconvocó la huelga porque se alcanzó un acuerdo “en el que se nos habló de que íbamos a cobrar 120 euros mensuales con carácter retroactivo y que íbamos a tener dos días de descanso y no se está respetando nada. Sólo se contempla algo de la bolsa de eventuales, pero la respuesta no es la queríamos”.

COMENTARIOS