Quantcast
El tiempo en: Andalucía
Miércoles 22/09/2021

Andalucía

Abengoa: más bonus y más despidos para empezar el curso

Tras cerrar la venta de una central eléctrica en México, planea otros 500 despidos mientras reserva un millón para la salida de su exdirector financiero

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai
Publicidad AiPublicidad Ai
  • Sede de Abengoa en Palmas Altas
  • Aplaza a septiembre, por primera vez en su historia, la presentación de resultados del primer semestre

Abengoa mantiene inalterable pese a la crisis atravesada, y la debilidad de su negocio actual, el patrón implantado durante los dos últimos años: millonarios bonus a altos directivos que dejan la empresa, o aterrizan en ella, mientras ejecuta miles de despidos. El último caso, tras los de los dos jefes de la división de ingeniería Alfonso González y Brandon Kaufman a los que se pagó un millón a cada uno tras dejar la empresa y quedarse como asesores a inicios de año, es el del exdirector financiero, el sevillano Jesús García-Quílez.

El directivo tiene pactada, según distintas fuentes internas, su salida en noviembre próximo. Se cumplirá entonces un año de la llegada de un nuevo director financiero, Víctor Pastor que procedía de FCC, lo que dejó a García-Quílez en un limbo. Criticado duramente por la banca acreedora tras presentar la empresa preconcurso en noviembre de 2015, ya que las entidades se quejaron de la presentación por su parte de información incompleta sobre las cuentas de la empresa, ahora sale del grupo con alrededor de 1 millón de euros en el bolsillo: la mitad por bonus de no competencia (lo que le impedirá fichar inmediatamente por una empresa concurrencia de Abengoa) y el resto por la parte del denominado bonus de reestructuración aún no cobrada.

Este bonus, ligado al éxito del proceso de reestructuración financiera que se cerró en marzo pasado, se cobra en varios tramos en 2017 y en él están incluidos también otros altos directivos, como el director general Joaquín Fernández, o el de Recursos Humanos, Álvaro Polo.

Sin cuentas… por ahora

En paralelo, y vender la semana pasada la central eléctrica Norte III en México, la empresa prepara una nueva tanda de recortes de personal adicional a los ERE y Erte aprobados en julio en varias sociedades. Las mismas fuentes cifran en 500 los nuevos despidos para adecuar la estructura a la realidad de su negocio actual.

Un negocio del que nunca como hasta ahora se había tardado tanto en saber cómo evoluciona: Abengoa está retrasando la presentación de sus resultados del primer semestre. Siempre lo había hecho en agosto, aunque la Bolsa da tres meses de plazo que Abengoa nunca había apurado y que vencen el 30 de septiembre.

COMENTARIOS