Actualizado: 16:22 CET
Miercoles, 23/05/2018

Andalucía

El agosto del diputado: dietas sin trabajar y subida de sueldo

PP, PSOE y Cs se niegan a perder los privilegios de hasta 2.500 euros pese a ser un mes inhábil y aprueban también un incremento salarial del 1%

  • El Parlamento, cerrado en agosto
  • No hay obligación alguna de justificar en qué se gastan los complementos
  • Podemos ve tumbada su enésima propuesta para eliminar las dietas en agosto y diciembre

El Parlamento andaluz dejará caer el telón de su actividad a finales de mes y se despedirá hasta septiembre, pero los inquilinos de sus 109 sillones cobrarán también en agosto, mes inhábil, entre 800 y 2.500 euros sólo en concepto de dietas. Los diputados de los cinco grupos políticos seguirán viendo así reflejadas en sus nóminas esos complementos que autoriza a percibir el Reglamento de la Cámara sin necesidad de justificación alguna y al margen de los 3.050 euros de sueldo neto. La segunda cantidad, que se incrementa también en función de los cargos adicionales que desempeña cada parlamentario, aparece perfectamente desglosada en el Portal de la Transparencia de la institución. Sobre las dietas, sin embargo, cae un manto de oscurantismo: sólo se conoce que cubren en teoría gastos de manutención, transporte y hospedaje de los diputados, pero sin obligaciónde demostrar a qué se destinan en realidad.

Podemos presentó a finales de junio su enésima petición para intentar acabar con lo que en varias ocasiones ha tachado de “escandaloso privilegio”. La iniciativa fue tumbada de nuevo este miércoles al vetar la Mesa del Parlamento que esa reforma del Reglamento de la Cámara para anular el cobro de dietas en agosto o diciembre, también mes inhábil, se debatiese en el Pleno de la próxima semana. La mayoría formada por PSOE, PP y Ciudadanos lo frustró.

Sus señorías, por tanto, volverán a embolsarse esos complementos pese a no tener que dejarse ver ese mes por el Hospital de las Cinco Llagas. La coordinadora y portavoz de Podemos en Andalucía, Teresa Rodríguez, lamentó tras la votación la “sinrazón” de seguir alimentando esas ventajas. Su formación destinan desde que arrancó la legislatura parte de las dietas a causas sociales o colectivos en situación de vulnerabilidad. La nómina de un diputado en agosto puede rozar los 6.000 euros e incluso superarlos si se acumulan funciones adicionales o trienios.

Pero la no supresión de dietas no era la única alegría que estaban dispuestos a concederse los diputados andaluces este miércoles. La misma alianza de fuerzas entre PSOE, PP y Cs dio también luz verde a una subida salarial del 1%. El incremento iba incrustado en el que debía aprobarse para el resto de trabajadores del Parlamento en aplicación de lo dispuesto en los Presupuestos Generales del Estado.

Una votación con trampa

Podemos se negó a participar en la votación alegando su representante en la Mesa, Juan Ignacio Moreno Yagüe, que el resto de partidos (todos salvo IU, que tiene voz pero no voto en ese órgano) trataba de camuflar la mejora salarial de los parlamentarios en el incremento generalizado para los funcionarios. La formación morada pidió incluso una votación separada para respaldar el alza en las nóminas de éstos pero rechazar la del pelotón de políticos. No se autorizó y Podemos optó por ausentarse al quedar en una difícil disyuntiva: votar no a todo (habría negado entonces la subida a los funcionarios) o dar un sí general para beneficiar a éstos pero a costa de digerir la subida a los diputados a la que se oponía.

La protesta de Podemos fue sonora. Teresa Rodríguez acusó a las tres formaciones de hacer trampas y “esconder de mala fe” la mejora salarial de los parlamentarios en el acuerdo general de retribuciones. En un comunicado posterior lamentó que decisiones como la de ayer “alejan cada día más a los representantes políticos de sus representados, los mismos que pasan fatiga todos los días para costear a unos cargos públicos que en nada representan a la ciudadanía”.

"El clásico del verano"

Ni PSOE ni PP ni Cs se dieron por aludidos por las críticas de Podemos. Mario Jiménez, portavoz socialista, recordó que el sistema de retribuciones se pactó al inicio de la legislatura. “Es el clásico del verano de Podemos”, ironizó en relación a la iniciativa de limitar las dietas. Carmen Crespo (PP) alegó que los diputados pueden trabajar también en agosto y Sergio Romero (Cs) sentenció que “nadie nos regale nada”.

COMENTARIOS

Andaluca InformacinPublicidad AiPublicidad AiAndaluc�a Informaci�nPublicidad AiPublicidad Ai
Publicidad AiPublicidad Ai