Actualizado: 01:57 CET
Jueves, 26/04/2018

Andalucía

El sanchismo da vía libre a Díaz y no le plantará batalla en casa

El nuevo poder de Ferraz no quiere guerra interna ahora y la retrasará a octubre. Sólo un militante a título personal podría disputarle el poder a la presidenta

  • Juan Cornejo, este lunes
  • Cualquier supuesto oponente a la presidenta debe comunicarlo antes de las 12:00 de este martes
  • El PSOE-A acata todo pero vigilará en qué se traduce eso de “nación de naciones”

Por uno u otro motivo el PSOE se ha empeñado desde hace ya casi dos años en sobrevivir en una especie de zozobra permanente. Superada la tormenta de las primarias en mayo y el agrio Congreso Federal del pasado fin de semana, el socialismo andaluz se zambulló ayer en su enésima competición interna. Con el partido reorganizado (o lo que sea) a nivel nacional ahora toca renovar el poder orgánico territorial o, lo que es lo mismo, intentar reforzar el liderazgo de Susana Díaz en el feudo en el que sigue ostentado un mando en plaza indiscutible. El proceso arrancó este lunes y se prolongará en el calendario hasta la antesala de agosto, el fin de semana del 29 y el 30 de julio. Si será un camino allanado u otro amago de tormenta se resolverá hoy, aunque todo hace indicar que habrá paz y se impondrá la senda de la concordia. Forzada y casi artificial, pero sin cuchillos de momento. Y eso ya es algo.

La duda que queda por despejar se resolverá a las 12:00 de este martes. Esa es la hora tope fijada por el partido para que quien quiera disputarle a Díaz la Secretaría General del PSOE-A presente la documentación y asuma el reto.  Los ojos enfocarán hasta que el reloj marque esa hora hacia el sanchismo, espoleado por el 37% de apoyo que cosechó en las primarias. Pero salvo sorpresa mayúscula no habrá órdago. Al nuevo líder investido el domingo en Ifema no le faltan ganas de seguir resolviendo cuentas pendientes con Susana Díaz, pero el pacto de no agresión entre Ferraz y San Vicente desactivó el plan hace semanas.

Los partidarios de Sánchez defendían al menos hasta última hora de este lunes que no disputarán el poder a la presidenta de la Junta porque se imponen tiempos de forzada colaboración mutua. Díaz se puso desde el primer momento al servicio de la dirección nacional a regañadientes, con la boca pequeña, pero ha cumplido. Pasó por el Congreso Federal asintiendo, masticando su derrota y sin levantar la voz. El “esto es lo que hay” que le pusieron por delante no fue ni rechistado. Ahora al sanchismo le toca devolver el gesto y garantizarle un Congreso Regional sin sobresaltos.

Eso es al menos lo que ambas partes dan por sentado. Otra cosa es que algún militante a título personal y con el beneplácito de alguna plataforma crítica dé el salto y haya sorpresa antes de que suene la campana. No sería animado al menos en público por el sanchismo oficial, que ni tiene intención de que fluya más sangre a corto plazo ni ha tenido tiempo de encontrar un cabeza de cartel con garantías de éxito. Tampoco hay intención de someterse a un nuevo examen. Si hubiese opción válida y al final no se alcanzase el 37% de apoyo de las primarias el fracaso sería rotundo. Mejor esperar a los congresos provinciales de octubre. Si Díaz, que elevará a oficial este martes su precandidatura, no encuentra rival quizás no tenga ni que recoger los 4.850 avales. Ni quizás haya primarias el 16 de julio. La resolución, al mediodía.

El debate “plurinacional”

La nueva batalla no oculta los rescoldos que quedan vivos del Congreso Federal. Por ejemplo por qué la delegación andaluza se ausentó cuando aún debatía el Plenario. El secretario de Organización del PSOE-A, negó este lunes molesto las acusaciones desde algunos flancos de su partido de que habían preferido irse a una fiesta particular. Alegó que ya existía “un amplio consenso” sobre las decisiones que se tomaría y no era necesario permanecer. Lo que sí vigilará el PSOE-A es el proyecto de Estado plurinacional de Pedro Sánchez. Se asume “desde el minuto uno” la nueva estrategia de Ferraz, pero se esperará “a que se desarrolle” para asimilar qué es.

Celis deja Puertos y salta a Ferraz

Era cuestión de plazos. Alfonso Rodríguez Gómez de Celis formalizó este lunes su renuncia a seguir ostentando la dirección de la Agencia Pública de Puertos de Andalucía para concentrarse en su recién estrenado cargo de secretario de Relaciones Institucionales del PSOE en la Ejecutiva de Pedro Sánchez. Enfrentado abiertamente a Susana Díaz, cambiará así el organigrama de la Junta por la madrileña sede de Ferraz.

COMENTARIOS

Andalucía InformaciónAndaluca InformacinPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai