Quantcast
El tiempo en: Andalucía
Lunes 19/04/2021

?El objetivo del filial es finalizar la formación de los futbolistas?

?La idea es formar un equipo joven, con gente de la provincia, que viene apretando fuerte?

Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai
Publicidad AiPublicidad Ai
  • Ángel Oliva (i), revisa las instalaciones de El Rosal junto a Luis Escarti.
  • ?La disciplina y la seriedad son muy importantes; siempre se debe dar imagen de equipo?
El Cádiz B tendrá esta temporada un entrenador de lujo. Ángel Oliva, ex jugador y ex entrenador del equipo amarillo, vuelve a la que fuera su casa. El zaragozano comenzó su amplia experiencia en los banquillos como segundo entrenador. Junto a Carlos Orúe dirigió al Rayo Vallecano y al Ciudad de Murcia, pero pronto se convirtió en un técnico de garantías como para llevar en solitario las riendas de varios equipos.

Hizo maravillas a cargo del Arcos en Tercera, llevando al equipo arcense a disputar las eliminatorias de ascenso a Segunda B en dos ocasiones. Posteriormente se hizo cargo del Ronda, equipo también de Tercera, al que entrenó la temporada pasada. Ahora regresa a casa para aportar su sabiduría y experiencia en la formación de los canteranos del Cádiz.

—¿Cómo afronta su nueva etapa como entrenador del Cádiz B?
—Muy ilusionado y con ganas de hacer las cosas lo mejor posible para que el equipo pueda aportar en el futuro futbolistas a la primera plantilla.

—¿Entraba en sus planes volver esta temporada al club?
—La verdad es que fue algo bastante inesperado. No tenía ni idea y no me lo había planteado. Quique González me llamó y luego nos reunimos con Julio Peguero para tratar cómo se organizaría la cantera.
—Por su pasado como entrenador del Grupo X de Tercera, conocerá a la mayoría de la plantilla...
—Sí, me he enfrentado en cinco ocasiones al Cádiz B durante estas últimas temporadas y la base del equipo continúa, como Bienve, Parada...
—¿Con qué argumentos pretende confeccionar la plantilla?
—La idea es formar un equipo joven, con gente de la provincia, ya que los equipos de abajo vienen apretando fuerte. De todas formas, si tenemos la opción de traer algún futbolista de fuera que nos resulte interesante no cerraremos las puertas. Por otro lado, hay jugadores que, por edad, no pueden continuar en el filial, pero tampoco están para como para dar el salto al primer equipo, así que una cesión a otro club podría ser una opción muy interesante para que sigan mejorando.
—¿Qué objetivos se marca para la próxima temporada?
—El objetivo de un filial es dar paso a la gente, finalizar la formación de los futbolistas. Pienso que, como entrenador de cantera, la labor fundamental es trabajar para conseguir que los jugadores sean mejores deportistas y no noten el salto de una categoría a otra.
—Defínase como entrenador, ¿cuáles son sus características?
—Siempre se dice que los futbolistas reflejan en el campo como es cada uno en su vida particular. En el caso de los entrenadores también es cierto. Me gustan la disciplina y la seriedad. Dentro de determinados parámetros debe haber libertad, pero los jugadores nunca pueden olvidar que representan a un club allá por donde van, así que siempre hay que dar imagen de equipo.
—Las instalaciones no tienen nada que ver con su última etapa en el club amarillo...
—Todo ha cambiado muchísimo en las instalaciones. El último año en que estuve en el Cádiz, todo seguía casi como cuando lo conocí. Ahora las instalaciones son de alto nivel, merece la pena trabajar ahí. Además, todo son facilidades para obtener un mayor rendimiento de los jugadores.
—¿Sería un triunfo para usted que alguno de sus futbolistas pasara al primer equipo del club?
—Me haría ilusión, claro, porque esa es la misión de un entrenador de cantera: formar jugadores para que, si el primer equipo del club los necesita, no acusen el cambio de categoría

COMENTARIOS