Actualizado: 16:50 CET
Jueves, 05/12/2019
Publicidad Ai
Publicidad Ai

Andalucía

Abengoa se centrará en agua e Inabensa y venderá energía y su I+D+i

El dinero aportado por bancos y fondos rescatadores da para pagar nóminas hasta verano y se sigue sin generar caja pues todos sus proyectos están en pérdidas

  • Sede de Abengoa Research, en venta
  • La caja de la empresa sólo da para pagar nóminas hasta verano, y se han pagado 100 millones a abogados y asesores de la reestructuración

Abengoa ya tiene claro, después de meses de trabajo conjunto con la empresa asesora externa Boston Consulting Group, qué va a ser la empresa y qué va a dejar de hacer sobre la base de las cinco áreas de negocio en que se ha reestructurado en los 18 meses de crisis -energía, agua, líneas eléctricas, operación y mantenimiento (O&M), e I+D. Según las distintas fuentes consultadas, la compañía que preside Gonzalo Urquijo se va a centrar únicamente en la actividad de líneas y equipos eléctricos (agrupada en la filial Inabensa) y en agua.

También ambiciona quedarse con los contratos de O&M de las plantas que construya a futuro, así como conservar los de las plantas de su filial Yield (una veintena de plantas solares, desaladoras, parques eólicos o líneas eléctricas).

Así pues, está en venta total o parcial la actividad de energía (que se agrupa ahora en la antigua filial Abener), y la I+D (los laboratorios, su equipamiento y patentes generadas ya están a la venta al mejor postor en una suerte de mercadillo de innovación). Abengoa está, durante este mes de abril, al tiempo que ejecuta la veintena de EREs y Ertes de la segunda tanda de despidos tras la vivida en 2016, traspasando a parte de sus trabajadores a cinco filiales que se corresponden con esas cinco áreas.

Esas cinco filiales no tienen deuda asociada ni cuentan con comités de empresa entre su incipiente plantilla. De hecho, parte de los delegados sindicales actuales han sido despedidos para evitar sindicalizar las nuevas filiales. Con estas condiciones, su venta a un tercero se hace más atractiva financiera y operativamente.

Clientes

Al mismo tiempo, Abengoa va a darse la vuelta como un calcetín en cuanto a su nuevo negocio, o al menos eso pretende. Y ello porque Boston Consulting Group y la empresa consideran que hasta el 80% de los ingresos anuales vendrán del mercado español. Hasta la entrada de la empresa en barrena a final de 2015 con el preconcurso, Abengoa facturaba en el exterior casi el 80% y destacaba este aspecto año tras año. Ahora será justo al revés.


El grupo quiere recuperar clientes históricos entre las grandes empresas españolas, es decir, pasará de ser una de las grandes a ser una subcontratista de las grandes. Abengoa, de hecho, ha sido visto como un competidor por las grandes energéticas españolas y no ha construido, por ejemplo, ni una sola central de ciclo combinado de las decenas que se levantaron en España la pasada década. Además, competía por este tipo de proyectos con ingenierías españolas en el exterior.

En paralelo a todo ello, la caja de la empresa sigue estando muy tensionada y sólo hay fondos para pagar las nóminas hasta verano. De ahí la venta de las plantas de bioetanol al fondo Trilantic y la puesta en venta del 41% de la filial Yield -por la que la empresa prevé obtener 800 millones, aunque fuentes del mercado descartan que llegue a esa cifra tan abultada-.

La caja también se ha vaciado tras abonarse más de 100 millones a abogados y asesores del rescate.

COMENTARIOS

Publicidad Ai
Publicidad Ai
Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
Publicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
Marín anima a PP-A a sumarse a un "acuerdo más amplio" con PSOE y Cs
chevron_right
Rodríguez señala que Díaz parece que "habla catalán en la intimidad"