Publicidad Ai
Publicidad Ai

Defensa también rechaza el PERI para los terrenos de la Fábrica San Carlos

Manuel de Bernardo es recibido por la nueva directora general de Infraestructuras en una visita de cortesía.

Publicidad Ai Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • Al igual que en el PGOU, también se cuestiona el uso de la carretera del CIM -
  • El Ayuntamiento ya ha recibido el escrito en los mismos términos adelantados por este periódico
  • El alcalde está dispuesto a que participe la Junta en Fadricas pero "en los terrenos de Defensa"
El Ministerio de Defensa ha rechazado una vez más el Plan Especial de Reforma Interior (PERI) para los terrenos de Fábrica San Carlos, basándose en que incumple la seguridad de la población militar en dos apartados fundamentales.

El primero de ellos porque la altura de las dos torres de 17 plantas que se han pintado en el último documento sigue incumpliendo las distancias de seguridad con el helipuerto -aspecto ya adelantado por este periódico- y porque tampoco se cumple la distancia de cien metros con el campo de tiro cercano a los terrenos de la antigua fábrica de armas.

A esos dos condicionantes se une un tercero, que enlaza con el informe vinculante en contra del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) conocido la semana pasada. Se trata de la carretera del antiguo Centro de Instrucción de Marinería (CIM) que el Ayuntamiento también pide utilizar a través del documento sectorial para los terrenos de FSC.

El Ministerio de Defensa se niega en redondo -ya por dos veces- a que esa carretera se pinte en los papeles municipales como desahogo de un núcleo poblacional que se ha querido establecer sin contar con el Ministerio de Defensa, aunque fuera para una causa social loable como defiende el alcalde en Madrid.

Ese es posiblemente el escollo más difícil con que se encuentran los planes municipales para el Sector I-Casería Norte y terrenos de la fábrica de armas, habida cuenta de que los militares entienden que el excesivo trasiego de civiles dificulta la actividad cotidiana de una población pensada para unos fines muy distintos.

Encuentro en Madrid
La respuesta sobre los terrenos de FSC se dio a conocer por los responsables municipales en la rueda de prensa en la que el alcalde, Manuel de Bernardo, y el delegado de Planeamiento, Pascual Junqura -éste apostillando los temas técnicos-, daba a conocer el resultado del encuentro mantenido en Madrid con representantes del Ministerio de Defensa.

Ese encuentro, que el alcalde valoró, como es habitual cuando se producen encuentros y se dan a conocer a la prensa, tuvo lugar con la nueva directora general de Infraestructura del Ministerio de Defensa, Mónica Melle (que lleva en el cargo desde el 13 de mayo), que estuvo acompañada por Jaime Alejandre, director gerente de la Gerencia de Infraestructuras y Equipamientos de la Defensa (GIED).

Los temas fueron el PGOU, sobre el que el alcalde aseguró que “ambas partes” acordaron dar un “impulso definitivo” al documento, y anunció que durante estos días se está remitiendo a Defensa desde la Gerencia de Urbanismo del Ayuntamiento diversa documentación con el objetivo de aclarar las dudas planteadas, y sobre los terrenos de la antigua Fábrica San Carlos.

En este segundo punto, el alcalde planteó la conveniencia de constituir un grupo de trabajo específico sobre este tema que permita avanzar en el PERI. Siempre según el alcalde, la propuesta fue “bien acogida” por la directora general que “se comprometió a estudiarla”.

Polvorines de Fadricas
Como no podía ser de otra manera, se habló de los terrenos de los antiguos polvorines de Fadricas, sobre lo que el alcalde dijo en la rueda de prensa que para llevar a “buen puerto” ese objetivo de “gran interés y alcance social”, la voluntad del Ayuntamiento es llevar a cabo un desarrollo “ordenado” de la mano de los pequeños propietarios, la familia Vela de la Flor y el Ministerio de Defensa.

Asimismo, insistió en que “no estamos cerrados, al contrario”, a la participación de la Junta de Andalucía a través de la Empresa Pública de Suelo de Andalucía (EPSA), junto con la Empresa del Suelo Isleña SA (Esisa), “en los terrenos del Ministerio de Defensa”.

Esto es y atendiendo a la última frase, que la participación de otras administraciones se haría salvaguardando los intereses de los grandes propietarios de los terrenos, donde en el antiguo convenio que caducó se construirían las viviendas de renta libre, mientras que a las Administraciones le quedaban los suelos más cercanos al litoral y por ende, más afectados por Costas.

Ni que decir tiene que a preguntas de este periódico, De Bernardo mantiene que la reserva de suelo de los Polvorines, que es lo que impide que Defensa se siente a negociar (la reunión de esta semana era de cortesía y toma de contacto con la nueva directora general), “no impide que se pueda llegar a acuerdos”. O sea, que el alcalde sigue prefiriendo, usando sus propias palabras, mantener la “sartén por el mango”.

ETN Janer
También se habló de los terrenos de la antigua Escuela de Tiro Naval Janer y se planteó la conveniencia de agilizar todo lo posible el protocolo entre el Consorcio Zona Franca y el Ministerio de Defensa para que los proyectos previstos en estos terrenos para la generación de actividad económica puedan ser una realidad cuanto antes, dentro del total acuerdo existente ente Zona Franca, Defensa y Ayuntamiento.

Sobre ese proyecto, que incluye la construcción de una subestación eléctrica que vendrá a solucionar los problemas de la zona de Camposoto, el delegado de Planeamiento avanzó que “ya se están pidiendo presupuestos”, lo que indica que marcha bien.

Envía tu noticia a: participa@andaluciainformacion.es

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN