Actualizado: 00:56 CET
Jueves, 04/06/2020

Rota

Despedidos 12 empleados del aeropuerto de la Base Naval de Rota

A pesar de los esfuerzos del Comité de Empresa y de la intercesión del alcalde de Rota, el almirante de la Base y distintos partidos, LBAS reduce su plantilla

  • Aeropuerto de la Base Naval.

Malas noticias para la plantilla de trabajadores de la empresa Louis Berger Aircraft Services Inc. (LBAS), concesionaria de los servicios de pista en el aeropuerto de la Base Naval de Rota. Tras meses de gestiones a la desesperada, y de intentos porque se recondujesen con la empresa las negociaciones del convenio colectivo frente a la intención de realizar una importante reducción de plantilla, LBAS ha iniciado lo que han calificado en un comunicado como "ajuste de plantilla" con el despido de doce trabajadores.

Las razones de la empresa para este "ajuste" se basan en la necesidad de adaptarse al "nuevo contrato de servicios firmado con la U.S. Navy en agosto de 2016". Hay que recordar que la empresa planteó inicialmente el despido de 45 trabajadores, o en su defecto de 15, aplicando además importantes recortes de sueldo y bonificaciones al resto de los trabajadores para equilibrar la balanza y cumplir así con sus objetivos económicos. 

Asamblea general de trabajadores

Desde el Comité de empresa puntualizan que por el momento han sido once los empleados a los que se les ha entregado la carta de despido, ya que el número doce se encuentra actualmente de vacaciones y la empresa no ha podido aún notificarle oficialmente su cese. Ante esta situación, el Comité de empresa de LBAS ha convocado el próximo viernes 3 de febrero una asamblea general de trabajadores en el Castillo de Luna, siendo a las 9:30 horas la primera convocatoria y  a las 17:00 horas la segunda convocatoria, para facilitar a todos los empleados asistir a la misma sin que afecte a sus turnos de trabajo. Lo que así han adelantado a Andalucía Información es que estos despidos se van a demandar judicialmente, y que se van a movilizar "lo que haga falta" para denunciar las medidas tomadas por LBAS.

Desde el principio de las conversaciones con el Comité de empresa, LBAS ha justificado la necesidad de realizar estos ajustes basándose en un "estudio independiente de eficiencia operativa" realizado por la empresa Deloitte, según el cual LBAS "puede cumplir los requisitos del contrato de operaciones de terminal aérea de la Base Naval de manera segura y eficiente con una reducción de plantilla de 45 trabajadores. La empresa ha tomado esta medida con el fin de asegurar la ejecución del programa con la Navy en los términos económicos que establece el nuevo contrato", insisten desde la empresa en el comunicado remitido a este medio.

Contratación de norteamericanos


Informes a los que desde el Comité de empresa nunca se les ha dado credibilidad, y menos ahora que, según denuncia la plantilla, la empresa ha ejecutado estos despidos pese a haber contratado recientemente a cuatro trabajadores norteamericanos, de los cuyos contratos han pedido cuentas a la empresa. A este respecto, desde LBAS puntualizan que la contratación de tres oficiales de servicio, no cuatro como indican desde el Comité, responde a la necesidad de "cumplir con los requerimientos del contrato suscrito con US Navy", destacando además que dichos puestos "requieren de un alto grado de responsabilidad y disponibilidad absoluta (24/7)". Además, indican que dichos puestos "inicialmente fueron ofrecidos a personal español cualificado, quienes no podían o no estaban dispuestos a cubrir estos puestos de trabajo", añadiendo además que"ninguno de los empleados afectados por los recientes despidos estaban cualificados para el puesto de oficial de servicio".

De nada han servido por tanto los movimientos realizados por el Comité de empresa, que ha mantenido reuniones con el alcalde de Rota, Javier Ruiz Arana, el Almirante de la Base Naval de Rota, Santiago Ramón González Gómez, y distintos partidos políticos como Izquierda Unida, Podemos o Ciudadanos buscando apoyo e intercesión ante la empresa para reconducir el conflicto. Su caso se ha trasladado no solo a la Comisión de Defensa del Congreso de los Diputados, sino incluso hasta el Parlamento Europeo. Pero de momento la empresa sigue adelante con su intención de reducir la plantilla para ajustarse al nuevo contrato con la Navy.

COMENTARIOS

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
Los bonistas de Abengoa también piden 5 años de cárcel para Benjumea
chevron_right
Una aplicación para detectar la esclerosis antes de su aparición