Actualizado: 18:47 CET
Lunes, 20/01/2020

Andalucía

Abengoa tensa la venta de su planta de Cádiz a Cepsa: impaga sueldos

La fábrica de biodiésel de San Roque, con 50 empleados, está en liquidación y la petrolera ofrece 10 millones pero siempre que Abengoa la traspase sin cargas

  • planta de san roque
  • La dirección comunica que no hay dinero para la extra de Navidad ni para el salario de diciembre hasta que no se cierre el traspaso

Tras más de un año parada por falta de dinero para pagar la materia prima, el futuro de la planta de biofuel de Abengoa en San Roque (Cádiz) sigue en el aire. La instalación, en fase de liquidación tras ir a concurso de acreedores, cuenta con una oferta en firme por parte de Cepsa (se ubica junto a la refinería de la petrolera) por unos 10 millones de euros. Pero el sorprendente anuncio de Abengoa a la plantilla hace unos días de que no hay fondos para pagar la extra de navidad prevista para hoy jueves, ni tampoco para la nómina de diciembre que se paga a final de mes, hace peligrar esa compraventa.

La compañía sevillana vincula el pago de esos salarios a los 50 empleados de la factoría a que la venta se ejecute formalmente. Sin embargo, Cepsa condiciona su oferta a que la instalación se traspase libre de cargas, y asumiría a los 50 empleados.

Es decir, la decisión de Abengoa está dificultando en el último momento el traspaso efectivo de la instalación. La venta de la misma se lleva negociando al menos desde febrero pasado, tal y como avanzó en ese momento andaluciainformacione.es

La instalación está asentada sobre terrenos de la propia Cepsa y los 42 millones que costó construirla y ponerla en marcha en 2009 fueron cofinanciados por la firma española y la petrolera. La de San Roque es una de las cuatro plantas de biofuel de Abengoa en España: Salamanca (parada también desde 2015), Cartagena y La Coruña. En la planta murciana se produjo hace unos días un conato de paro por el impago de los bonus de producción de 2015. Abengoa, ante la amenaza de que la planta de Cartagena se parara (suministra bioetanol a la refinería de Repsol en esa ciudad), pagó esos bonus.

Por eso, desde fuentes cercanas a la planta de San Roque, se duda de la veracidad del anuncio de Abengoa sobre la inexistencia de fondos para pagar las nóminas tras el ejemplo de Cartagena. Las fuentes recuerdan además que a inicios de mes la dirección de la factoría envió a los empleados un mensaje de tranquilidad en el sentido de que la venta estaba casi cerrada y los empleos estaban garantizados. Sólo diez días después llegó el anuncio de que impagará las nóminas hasta que no se venda.

ERE aplazado

En paralelo, se ha conocido que el expediente de regulación de empleo, tanto extintivo como temporal, de Abeinsa EPC (Abengoa) ha sido aplazado al elevar a la delegación de Empleo una consulta sobre un defecto de forma que afectaría a los trabajadores de esta filial fuera de España, según señalaron ayer fuentes sindicales.

Esto ha llevado a los trabajadores de esta filial a desconvocar los paros previstos, aunque sí continúan convocados por parte de los empleados de Abeinsa Engineering, según han indicado las mismas fuentes.

El ERE extintivo presentado por la Abeinsa EPC afectaría a diez trabajadores, mientras que el expediente temporal afectaría a 45 empleados durante 18 meses. La plantilla total es de 150 personas.

Ericsson firma la compra de Abentel

Junto a todo ello, Ericsson y Abengoa firmarán el próximo lunes el acuerdo de transferencia del negocio de Abentel -filial de telecomunicaciones de Abengoa-, después de que ambas compañías acordaran la transferencias de sus activos, proyectos y empleados en julio pasado.

Al acto está previsto que acudan el consejero delegado de Abeinsa y presidente de Abentel, Alfonso Conzález Domínguez; el director general de Abentel, Antonio Benjumea, y el consejero delegado de Ericsson España, José Antonio López, junto a altos directivos de ambas compañías.

Con este acuerdo está previsto que alrededor de 500 profesionales especializados en despliegue de redes de fibra y servicios de Abengoa se unan a Ericsson, aportando “competencias relevantes para continuar con la expansión en el creciente campo de los servicios relacionados con fibra”. Del mismo modo, esta operación permitirá a Abengoa aligerar progresivamente la deuda con sus acreedores y proveedores, así como las garantías asociadas a Abentel.

Ericsson afirma que la suma de las competencias, herramientas y procesos de ambas compañías le permitirá crear un centro global de servicios de fibra en Sevilla. Además, el grupo sueco asumirá algunos de los más importantes proyectos de despliegue de fibra óptica en España.

COMENTARIOS

Publicidad Ai
Publicidad Ai
Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
No te pierdas los titulares más importantes del día
chevron_right
El sillón de Del Pozo enfanga al Parlamento en una bronca