Quantcast
El tiempo en: Andalucía
Sábado 25/06/2022  

Hueste

La encuesta del “sorpasso”

Lo que sí empieza a ser preocupante es que ocho de cada diez españoles considere mala o muy mala la situación política

Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai

El pasado lunes las encuestas volvieron a anunciar el “sorpasso”. El último barómetro del CIS vuelve a situar a Unidos Podemos por delante del PSOE, y mientras la izquierda se divide, el PP aumenta su ventaja. Todo ello, en caso de que hoy se celebrasen elecciones generales, que no es el caso, porque ahora lo que toca es la aprobación del presupuesto y que el nuevo gobierno vaya cogiendo rodaje. Aunque pensándolo bien, los diez meses de interinidad habrán servido para planificar el nuevo curso político que empieza tarde. ¿O no?  

La nueva fotografía, temporal, de la política española vuelve a cambiar, según el barómetro del CIS de octubre, cuyas encuestas se realizaron entre el 1 y el 10 de octubre, es decir, justo desde el día del ya famoso comité federal del PSOE en el que dimitió Pedro Sánchez y los días posteriores. Esa semana la noticia predominante en política fue, sin duda, el “desgarro” de los socialistas, por lo que a nadie le resultan extraños los resultados que arroja este sondeo, porque está claro que, tarde o temprano, la situación vivida en Ferraz pasaría factura a los socialistas. Ahora bien, en ese periodo, el electorado no había digerido del todo la abstención en la investidura de Rajoy, que llegó a “cucharaditas”, poco a poco. Luego esta imagen del momento político actual podría cambiar para la formación de la rosa y el puño.

En cualquier caso, las encuestas son una fotografía de un momento concreto, y hasta unas futuras elecciones generales, quedan muchos momentos concretos, cuatro años, o uno, si Rajoy decide apretar el botón y convocar porque no se apoyen sus medidas, o sus ministros no logren acuerdos. El presupuesto para 2017 será la primera prueba de fuego. Por lo que el PSOE tiene por delante unos meses para recuperar la confianza de su electorado, que según los datos del último CIS opta por no mudarse, de momento.

Lo que sí empieza a ser preocupante es que ocho de cada diez españoles considere mala o muy mala la situación política, ahora que empieza la nueva normalidad. ¿Es que no confían en ella? Eso sí que empieza a ser una foto fija. Y la clase política debe reflexionar sobre ello.

TE RECOMENDAMOS