Quantcast
El tiempo en: Andalucía
Jueves 27/01/2022  

Andalucía

Rodríguez aboga por un Podemos descentralizado y con voz andaluza

La candidata de 'Por una marea andaluza' recuerda a sus oponentes que no poder acceder al censo es consecuencia del modelo de partido que apoyaron en Vistalegre

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
Cargando el reproductor....

Teresa Rodríguez intentará ser reelegida la próxima semana al frente de Podemos Andalucía con una oferta de partido "descentralizado" y lejos del "modelo de organización pactado en Vistalegre", aquel cónclave fundacional celebrado en Madrid en octubre de 2014 en el que Iglesias propuso "asaltar los cielos". En esa cita, recordó este lunes en Ondaluz TV la candidata de 'Por una marea andaluza', la alternativa de trasladar la toma de decisiones desde el aparato nacional hasta las estructuras autonómicas o locales por la que ella abogaba cayó en saco roto y quedó relegada a voz minoritaria, de ahí que ahora defienda un sistema opuesto al que triunfo hace dos años que corrija parte de los errores que arrastra la formación en su funcionamiento interno. 

Rodríguez aboga por "escuchar y aprovechar el trabajo de las bases" en la toma de decisiones, lo que traduce en "provincializar y comarcalizar" la voz de los militantes. "En Vistalegre se decidió organizar Andalucía como si fuera La Rioja, con una dirección nacional y otra regional, pero Andalucía es mucho más compleja, hay una fuerza comarcal, por ejemplo, muy potente. Cuantas más voces mejor", detalló en la entrevista concedida al programa 'Acento Andaluz'. 

Para llevar a buen puerto ese proceso de descentralización la actual secretaria general apuesta incluso por dar un giro al cargo y rebautizarlo con el nombre de "coordinadora general". Lo logrará si se impone entre el 7 y el 9 de noviembre a sus compañeras Carmen Lizárraga y Begoña Gutiérrez, las dos voces críticas con la gestión de Rodríguez que no han logrado consensuar una alternativa común. A ambas les reprochó este lunes que en su día acataran el modelo centralista aprobado en Vistalegre y les reta a que confiesen "si siempre han tenido la visión descentralizadora" de la que ahora presumen. Era su réplica a la protesta de los últimos días de la candidatura alternativa 'Ahora Andalucía' por no poder acceder a los censos de los simpatizantes inscritos en Podemos Andalucía. Rodríguez confesó que pese a ostentar la dirección andaluza tampoco dispone de esa información, que se ve obligada a reclamarla a Madrid y que ese obstáculo es fruto de las estructuras aprobadas en su día con el visto bueno, entre otros, de sus ahora contrincantes. Por elevación también señaló como culpable a Sergio Pascual, errejonista defenestrado en su día por Pablo Iglesias como secretario de Organización y ahora peso pesado de la corriente 'Andalucía plaza a plaza' de Begoña Gutiérrez.

Además del cambio de denominación del cargo, Rodríguez aboga por transformar a Podemos en "una fuerza con la responsabilidad histórica para frenar el avance de la triple alianza", la etiqueta que atribuye a PP, PSOE y Ciudadanos tras la investidura de Mariano Rajoy el pasado sábado. Su modelo de partido primará la voz localista y provincial, impedirá la acumulación de cargos en una misma persona "diluyendo los liderazgos" y limitará mandatos. En esa apuesta se niega a ahondar en la disyuntiva entre errejonistas y pablistas porque cree "que responde al tic centralista de mirar a Andalucía con las gafas de Madrid", además de aflorar "una visión machista" porque antepone esas dos figuras y sus supuestas batallas ideológicas al papel real de las tres mujeres que se disputan el liderazgo en Andalucía.

Rodríguez no pasó ayer por alto los puentes dinamitados que aíslan a Podemos del PSOE en Andalucía. Reconoció que no es "partidaria de participar en gobiernos" con los socialistas, y menos aún con el andaluz porque representa "el socialismo con menos sensiblidad social, el más conservador de España". Pese a ello estaría dispuesta a pactar "en casos puntuales" con el Gobierno de Susana Díaz "si supone mejoras en protección social o empleo", aunque asume que hoy esa vía es más que complicada.

TE RECOMENDAMOS