Quantcast
El tiempo en: Andalucía
Miércoles 21/04/2021

Padres de alumnos de El Marquesado exigen el aula de Infantil

Han decidido no llevar a sus hijos a clase el lunes en señal de protesta

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai
Publicidad Ai
  • Habían dado su conformidad a la instalación de un aula prefabricada
  • Los afectados llevan tres cursos escolares reclamando un centro de Infantil nuevo

El colectivo de padres y madres de alumnos de Infantil de la barriada periférica El Marquesado protagonizarán el próximo lunes una concentración a las puertas del centro y no dejarán que sus hijos entren en las aulas para exigir a la Junta de Andalucía que cumpla con su compromiso de construir un centro de Infantil en lugar de instalar un aula prefabricada como estaba previsto.
Se da la circunstancia que los padres de los alumnos afectados dieron en un primer momento su consentimiento a la instalación del aula prefabricada pero la imposibilidad de la Junta de tener lista el aula para el mes de enero ha hecho rectificar a los padres y exigir ahora el centro de Infantil prometido.
El origen de la polémica se remonta a septiembre de 2005, cuando la Delegación Provincial de Educación acuerda el cierre del aula de Infantil de La Chacona por falta de alumnos y decide que los tres alumnos que estaban allí matriculados se incorporen al aula de Infantil de El Marquesado, que ya contaba con 24 alumnos, por lo que el número final de escolares se situaba en 27,por encima de la ratio establecida por la propia Consejería de Educación.
Además, el aula estaba ubicada en un terreno anexo a la cancha deportiva de la asociación de vecinos de la barriada, que los alumnos utilizaban en los periodos de recreo, a pesar de que ese área deportiva presentaba deficiencias en el vallado y las porterías no estaban sujetas, con el consiguiente peligro de accidente.

TRES AÑOS DE HISTORIA
Cuando llega el inicio del curso 2005-2006, los padres de los alumnos de Infantil  se plantan el primer día de clase y deciden llevar a sus hijos a clase pero no dejar que entren y protagonizan una protesta en la puerta del centro denunciando el “hacinamiento” al que la Junta va a someter a sus hijos. Además, el aula sólo tenía un servicio, que debía ser compartido por los niños, las niñas y las profesoras.
Por otra parte, los padres deciden ir a protestar a la puerta de la delegación de Educación en Cádiz y pedir una reunión con el delegado Manuel Brenes.
Fruto de esa reunión surge el compromiso de la Junta de construir un nuevo centro de Infantil dotado de dos aulas, servicios separados y despacho para las profesoras. Para ello, el Ayuntamiento debía ceder suelo municipal donde ubicar este nuevo centro escolar. Así que, Brenes acuerda con los padres llevar a cabo una ampliación del centro actual mientras se solucionaban los trámites del suelo y la propia construcción del centro.

AMPLIACIÓN DEL AULA
La ampliación se hizo, pero los suelos no llegaban porque no había suelo municipal en la barriada adecuado para acoger el centro escolar. Y terminó el curso 2005-2006 y empezó el curso escolar 2006-2007 con la “suerte” de que ese año baja el número de alumnos matriculados en Infantil en El Marquesado por debajo de la ratio de Educación, por lo que desde la Junta se plantean la posibilidad de no construir el centro prometido.
El curso 2007-2008 vuelve a traer alumnos al Marquesado y se vuelve a poner en marcha el proyecto del nuevo centro. Pero ahora el escollo es el suelo, ya que el Ayuntamiento tarda bastante en conseguirlo mediante la compra a un particular. Tras el inicio del presente curso escolar la Junta, que  ya cuenta con el suelo municipal, intenta ubicar el centro en ese espacio y se da cuenta que no cabe por lo que se plantea la posibilidad de ubicar a los escolares de forma temporal en un aula prefabricada. Iniciativa que cuenta con el beneplácito de los padres.
Pero la instalación del aula prefabricada tampoco viene exenta de problemas, todos relacionados con el suelo y las conexiones de luz, agua y alcantarillado, que es la situación en la que se está ahora y así la Junta dice que no podrá estar lista para enero tal y como se había comprometido, por lo que los padres de los alumnos cansados de las vueltas que les están dando ahora exigen a la Junta que cumpla su compromiso original.

COMENTARIOS