Actualizado: 19:49 CET
Miercoles, 16/10/2019

Andalucía

Pacma presenta escritos ante el riesgo para la vida de perros policía

Ha dirigido documentos al Ayuntamiento de la Línea, al Seprona y al Gobierno exigiendo el traslado urgente de los animales, que sufren un posible maltrato

  • Comisaría de La Línea

Tras la publicación de VIVA, hace un par de semanas, del estado de insalubridad y habitabilidad de los animales que conforman la Unidad Canina de la Comisaría de La Línea, el Partido Animalista Pacma ha presentado varios escritos en distintos organismos en los que recoge la "lamentable" situación en la que se encuentran los perros que conforman la Unidad Canina del Cuerpo Nacional de Policía de la Comisaría de La Línea de la Concepción.

En concreto, Pacma ha dirigido escritos solicitando una intervención urgente al Ayuntamiento de La Línea, al Seprona y a la Delegación del Gobierno.
Según han trasladado desde el Sindicato Unificado de Policía a Pacma, las instalaciones que ocupa una decena de perros en la Comisaría de La Línea “presentan unas graves deficiencias”, según el coordinador de Pacma en Cádiz, Eduardo Aranyo.

“La unidad canina está situada en un sótano, llevan más de un año sufriendo inundaciones y  filtraciones por humedad. Las condiciones en las que están los animales son intolerables y constituyen un delito tipificado en la Ley de Protección de los Animales de Andalucía (Ley 11/2003 de 24 de noviembre).  Por este motivo, hemos decidido instar a las autoridades competentes y exigimos el inmediato traslado a otras instalaciones porque éstas son totalmente inadecuadas”, insiste Aranyo.
Desde Pacma no se puede entender que una Administración y un Cuerpo de Seguridad que debe velar por el cumplimiento de las normas y las leyes, sea quien incumple en este caso y comete un presunto delito de maltrato animal.

“Hasta tal punto que muchos de los agentes de la Unidad Canina optan por llevarse a los perros a sus domicilios particulares por el peligro que corren los animales, que en casos de inundaciones se han visto con el agua hasta sus barrigas. La salud de estos perros se verá deteriorada por las condiciones de habitabilidad que tienen que soportar, con una humedad extrema”.

A todo ello se suma, según un informe realizado por el SUP, el riesgo de caída de cascotes del techo, que en algunas zonas tiene tan solo 1,60 m de altura, la filtración de aguas fecales con las lluvias, tuberías obsoletas y en mal estado, una puerta oxidada, y hasta los bebederos y las bañeras de los perros absolutamente llenas de óxido.

COMENTARIOS

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
Dulces sueños con un pijama que mejora síntomas del cólico lactante
chevron_right
La Junta propone suspender el régimen de visitas de los maltratadores